melado


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con melado: melados, mellado

melado, a

1. adj. De color amarillo rojizo, como el de la miel la joven actriz tenía los cabellos melados. flavo
2. s. m. COCINA Torta hecha de miel y cañusmones.

melado, -da

 
adj. De color de miel.
m. Torta pequeña de miel y cañamones.
f. Tostada untada con miel.
Pedazos de mermelada seca.
m. (Amér.) Jarabe que se obtiene en la fabricación del azúcar de caña.
Traducciones

melado

syrup

melado

A. ADJ [color] → honey-coloured o (EEUU) -colored
B. SMtreacle, syrup (LAm) [de caña] → cane syrup
Ejemplos ?
Si bien, antiguamente, el interior de la tinaja se curaba con "pez rubia" (un tipo de brea), desde principios del siglo XX se vidriaron el interior de la tinaja, los labios y el cuello con un barniz compuesto por alcohol de hoja de Linares (sulfuro de plomo) y tierra, que le daban a la pieza una apariencia de melado resistente, luminoso y dorado.
En el cuarto de calderas, el jugo era vertido en 5 o 6 calderas, que recibín el calor de grandes hornos --de 3 a 4 m de altura-- denominados hornallas, con lo que el jugo de la caña se calentaba y concentraba. En la última de estas calderas, llamada tacho, se le daba el punto al melado.
Algunas de ellas son: Falta de hierro, pulgón del rosal (Macrosiphum rosae), que producen un abundante melado que es aprovechado por las hormigas, ácaro de dos puntos (o araña roja), mosca blanca, gusanos blancos (en el suelo), cochinilla, abeja cortadora de hojas, Tortrix del rosal, mosca del rosal (Arge rosae), cetonia, mosquito verde (Empoasca lybica), tijeretas, trips, caracoles y babosas, minador de hojas, saltamontes, nematodos.
3 Huevos 50 gramos de manteca 50 gramos de mantequilla 2 cucharadas de levadura 1 1/2 taza de melado de papelón 1 kilo de harina 1 taza de queso blanco rallado 1 cucharada de canela en polvo 1 cucharada de nuez moscada 4 cucharadas de leche en polvo 1 1/2 taza de agua El agua se entibia y se le agrega una cucharadita de azúcar, se le añade la levadura y se deja reposar 10 minutos.
La cerámica hallada, se corresponde con tipos que pueden datarse en época almohade y nazarí: ataifores vidriados, en melado o verde; cazuelas con vedrío melado; jarritas de loza en verde y manganeso; alcadafes vidriados; etc.
En la cocina criolla de Venezuela se usa la lechosa verde para hacer dulce de lechosa secando las tajadas primero y luego cocinándolas en un melado de papelón.
Aperitivos y principios: Arepas boyacences, bizcochos de almendra, cotudos, empanadas de higo, pan de yuca, canches de San Ignacio, cebolla chiroza, almojábanas de Paipa, chupe de papa criolla, envueltos de mazorca, longaniza, papas chorreadas, tamal boyacense, cuajada con melado (melao) Sopas: Cuchuco de maíz, cuchuco de trigo con espinazo de copartidario (eufemismo para no mencionar al cerdo), changua, sopa de criadillas de cordero, sopa de pan en cazuela, caldo de costilla, sancocho, sopa de pasta, mondongo, masamorra, mute, entre otras sopas.
Aparte se bate la mantequilla, huevos, leche, queso, canela y nuez moscada. Se le agrega el melado y la preparación de levadura; se bate todo y se le agrega la harina poco a poco, batiendo bien.
Las aguas del río Melado son usadas para el riego de gran parte de la provincia de Linares desde Colbún hasta Longaví, por medio del Canal Melado construido en la primera mitad del siglo XX, constituyendo hoy una verdadera obra de arte de la ingeniería, pasando aguas de una cuenca hidrográfica a otra por medio del túnel de 4 kilómetros hasta el río Ancoa.
En la construcción se utilizó con maestría diversos materiales, entre los que destaca el ladrillo de tono melado en fábrica vista de las fachadas.
Por su izquierda lo flanquea el cordón Melado, con cumbres sobre los 2.500 metros y que lo separa de las cuencas de los ríos Longaví, Achibueno y Ancoa, tributarios del río Loncomilla, que, a su vez es el mayor tributario del Maule.
Surgió entonces la necesidad de un medio de transporte eficaz que uniera las aisladas cuencas palentina y leonesa con las emergentes acerías vascas. El verdadero despertar de la hulla leonesa (1894-1913). Jesús Sánchez Melado, Universidad de Valladolid. pág 3..