Ejemplos ?
El Funicular de Chilecito, hoy llamado "Cablecarril Mina La Mejicana" Hornos de fundición de minerales, desde principios del siglo XVIII hasta la puesta en funcionamiento del horno de fundición de Santa Florentina, en 1907.
Capayán, Tilimuqui y Santa Florentina: trapiches Cablecarril Chilecito-La Mejicana Recorrido del cable carril por 34,328 km, desde Chilecito a la Mina La Mejicana, ubicada en la Sierra del Famatina Estación Nº 1 "Chilecito" 1.076 msnm Estación Nº 2 "El Durazno” 1.539 msnm Estación Nº 3 "El Parrón” 1.975 msnm Estación Nº 4 "Siete cuestas o Cuesta de la vacas" 2.540 msnm Estación Nº 5 "Cueva de Romero” 2.689 msnm Estación Nº 6 "El Cielito” 3.244 msnm Estación Nº 7 "Calderita Nueva” 3.941 msnm Estación Nº 8 "Los Bayos” 4.371 msnm Estación Nº 9 "La Mejicana o Upulungos" 4.604 msnm
Como testigo de la febril actividad minera (especialmente aurífera) de fines del siglo XIX, la ciudad conserva el cablecarril de la mina La Mejicana ubicada en el cerro General Belgrano.
En último término se dispone una caja de jalea abierta sobre un plato de castañuela, y, una salva con pie, de plata o peltre sobre la que descansa una taza de cerámica mejicana de tipo Tonalá.
Entre las especies del jardín destacan especialmente: jabonero de la China (Koelreuteria paniculata), jinjolero (Ziziphus jujuba), acacia blanca (Albizia procera), árbol del azafrán (Elaeodendron croceum), mirto sauce (Agonis flexuosa), palo blanco (Ealeodendron capense), árbol del coral (Erytrina cristagalli), aromo criollo (Acacia caven), árbol de cera del Japón (Toxicodendron succedaneum), sófora Dot (Styphonolobium japonicum), pitosporo llorón (Pittosporum angustifolium), ciruelo de Natal (Carissa macrocarpa), eucalipto (Eucalyptus gomphocephala), pino de Creta (Pinus brutia), madreselva gigante (Lonicera hildebrandiana), amapola mejicana (Romneya coulteri), etc.
Luis Óscar "Turú" Medina: Guitarra eléctrica y acústica, tres cubano, cuatro puertorriqueño, vihuela mejicana, kora, shamizen y coros.
Entre los temas más destacados de estos álbumes podemos nombrar a: «Traición a la mejicana», «Loco de atar», «Verano del 57», «Sangre caliente», «Paseo nocturno», «Lejos», «Seguir en la ruta», «La culpa», «Algo que te dije ayer», «Chalalaire», etc.
Tenían tren triciclo (se añadió una rueda delantera direccionable), con las ruedas principales retrasadas, cabina trasera con cubierta, y controles simples, permitiendo que el avión pudiera ser probado en vuelo.; Fuerza Aérea de la República de China; Fuerza Aérea Mejicana; Cuerpo Aéreo del Ejército de los Estados Unidos Cuerpo de Marines de los Estados Unidos; Notas
Sus principales obras fueron Disertaciones sobre la Historia de la República Mejicana en tres volúmenes, escritos y publicados de 1844 a 1849, y sus cinco volúmenes de Historia de Méjico, desde los primeros movimientos que prepararon la independencia en el año de 1808 hasta la época presente, entendiendo por época presente la etapa en la que vivió el autor, quien publicó dichos volúmenes en México de 1849 a 1852.
Se encuentran también varios ejemplos de escultura moderna en el barrio como por ejemplo el Peregrino sentado en el Crucero (1998) situada en frente de el Parador Nacional de San Marcos, Homenaje al maestro Odón Alonso situada a pocos metros de la anterior en frente del Auditorio Ciudad de León o la escultura de un León regalada por la ciudad mejicana de León a partir de el hermanamiento de estas dos ciudades.
Padres de Alfonso, Álvaro y Estanislao Queipo de Llano Escribano.: Sucedió por Carta del Generalísimo Franco del 29 de mayo de 1959 su hijo Francisco Queipo de Llano y Acuña, XI conde de Toreno, oficial de Caballería, licenciado en Ciencias Políticas, presidente de la Cruz Roja Española (1970-1974) y de la Real Gran Peña de Madrid, gobernador civil de Palencia y de Navarra, miembro de la Diputación Permanente y Consejo de la Grandeza de España, Grandes Cruces de la Orden del Mérito Civil, de la Imperial del Yugo y las Flechas y de la Cruz Roja Mejicana, Medalla de Oro de la Juventud y Gran Placa de Honor y Mérito de la Cruz Roja Española.
Pocos meses después, la misma editorial mejicana publica otro libro de Rafael Pallais, Précisions sur le Nicaragua. Ambos libros critican de forma radical el movimiento sandinista tachándolo de ser estalinista.