mediocre

(redireccionado de mediocres)
También se encuentra en: Sinónimos.

mediocre

(Del lat. mediocris.)
1. adj. Que tiene poco valor o calidad nos alojaron en un hotel pequeño y mediocre. mediano, mezquino excelente
2. Que tiene poca inteligencia y no destaca por ninguna cualidad es un trabajador mediocre. vulgar

mediocre

 
adj. Mediano.

mediocre

(me'ðjokɾe)
abreviación
1. que es de calidad media, tirando a malo chaqueta mediocre
2. excelente que tiene poco mérito estudiante mediocre
Traducciones

mediocre

médiocre

mediocre

podřadný

mediocre

andenrangs

mediocre

huono

mediocre

drugorazredan

mediocre

二流の

mediocre

2등급의

mediocre

tweederangs

mediocre

middelmådig

mediocre

drugorzędny

mediocre

andra klassens

mediocre

ชั้นรอง

mediocre

loại thường

mediocre

次级的, 平庸

mediocre

посредствен

mediocre

平庸

mediocre

ADJaverage (pey) → mediocre
Ejemplos ?
A los autores mediocres que anuncian un pequeño libro como si fueran a exhibir un gran gigante les debería obligar la policía literaria a imprimir en sus productos el lema: This is the greatest elephant in the world, except himself.
En homenaje a Guillaume Apollinaire, quien había muerto hacia poco, y quien en muchos casos nos parecía haber obedecido a impulsos del genero antes dicho, sin abandonar por ello ciertos mediocres recursos literarios, Soupault y yo dimos el nombre de surrealismo al nuevo modo de expresión que teníamos a nuestro alcance y que deseábamos comunicar lo antes posible, para su propio beneficio, a todos nuestros amigos.
Las universidades han sido hasta aquí el refugio secular de los mediocres, la renta de los ignorantes, la hospitalización segura de los inválidos y —lo que es peor aún— el lugar donde todas las formas de tiranizar y de insensibilizar hallaron la cátedra que las dictara.
A mas, si admitimos la esclusion ordedada por sentencia obtenida antes de la clausura del rejistro, no vemos porqué la lei habria de rechazarla despues de ella, En ambos casos la enmienda del rejistro tiene los mismos inconvenientes i los mismos peligros, siendo sus ventajas mui mediocres comparadas con los abusos a que podria dar oríjen.
Binet sonreía, la barbilla baja, las aletas de la nariz abiertas y parecía finalmente perdido en una de esas felicidades completas que no pertenecen, sin duda, más que a las ocupaciones mediocres, que divierten la inteligencia por dificultades fáciles y la sacian en una realización más allá de la cual no queda sino soñar.
Mientras hay fuego, se es amable; pero ese fuego se apaga, se pierde: ¡qué amplio y hermoso le queda el lugar a la ambición! La vida tumultuosa les es agradable a los grandes espíritus y no hay placer en ella para los mediocres.
Los cafés de alrededor estaban llenos. Vieron en el puerto un restaurante de los más mediocres, cuyo dueño les abrió, en el cuarto piso, una pequeña habitación.
Los dos Ayaces recorrían las torres, animando a los aqueos y excitando su valor; a todas partes iban, y a uno le hablaban con suaves palabras y a otro le reñían con duras frases porque flojeaba en el combate: —¡Amigos, Ya seáis preeminentes, mediocres o los peores, pues los hombres no son iguales en la guerra!
allí donde se avaste el empedrado para hacer más sangrantes los caminos se elevará astronauta el pensamiento –aún sobre la muerte– y romperá la prisión de los mediocres que se las dan de etéreos...
Llaman la realidad todo lo mediocre, todo lo trivial, todo lo insignificante, todo lo despreciable; un hombre práctico es el que poniendo una inteligencia escasa al servicio de pasiones mediocres, se constituye una renta vitalicia de impresiones que no valen la pena de sentirlas.
La religión sigue siendo accesible incluso a los espíritus más mediocres, y cualquier tonto desprovisto de imaginación puede tener siempre y tendrá siempre acceso a la religión: su falta de imaginación no le impedirá vivir dependiente.
La misma negrura de alma, la misma inclinación al crimen, el mismo desprecio por la religión, el mismo ateísmo, la misma bellaquería, el espíritu más flojo y sin embargo más hábil y artero en perder a sus víctimas, pero con un talle más esbelto y ligero, un cuerpo canijo, de salud vacilante, nervios delicados, un refinamiento mayor en los placeres, facultades mediocres...