medicamento


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con medicamento: farmaco

medicamento

1. s. m. FARMACIA Sustancia que se aplica en el interior o en el exterior del organismo de una persona o de un animal y sirve para prevenir, aliviar o curar una enfermedad o recuperarse de sus secuelas. fármaco, medicina, preparado
2. medicamento heroico coloquial Medida extraordinaria que se toma en casos extremos.

medicamento

 
m. med. Sustancia que sirve para curar, calmar o evitar [una enfermedad].

medicamento

(meðika'mento)
sustantivo masculino
sustancia que se utiliza para prevenir o curar enfermedades medicamento para la gripe
Sinónimos

medicamento

sustantivo masculino
fármaco, medicina, remedio, potingue (desp.).
Fármaco se usa en el lenguaje técnico.
Traducciones

medicamento

φάρμακο

medicamento

médicament, remède

medicamento

مُخْدِّر

medicamento

lék

medicamento

lægemiddel, medicin

medicamento

lääke

medicamento

lijek

medicamento

medicamento

medicamento

geneesmiddel

medicamento

medikament

medicamento

lekarstwo

medicamento

droga

medicamento

läkemedel

medicamento

ยา

medicamento

ilaç

medicamento

thuốc

medicamento

medicamento

лекарство

medicamento

SMmedicine
medicamento de patentepatent medicine

medicamento

m medication, medicine, drug; — huérfano orphan drug; — recetado prescription drug
Ejemplos ?
Se implementará un seguro provincial de salud para toda la población y una progresiva descentralización hospitalaria. El medicamento es un bien social básico.
¿Juzgas a Sócrates maltratado porque, no de otra manera que como medicamento, para conseguir la inmortalidad escondió aquella bebida mezclada en público, disputando de la muerte hasta la misma muerte, y porque apoderándose poco a poco el frío, se encogió el vigor de las venas?
Noveno.‑ Queremos que se construyan hospitales en las cabeceras municipales y que cuenten con médicos especializados y con suficiente medicamento para atender a los pacientes, y clínicas de campo en los ejidos, comunidades y parajes, así como capacitación y sueldo justo para los agentes de salud.
Al solicitar de mí el traidor esclavo un activo veneno no creí conveniente al decoro de mi profesión suministrar un medicamento mortal al primero que lo solicitase: pues nunca he olvidado que la medicina no ha sido instituida para quitar la vida al hombre, sino para mejorársela.
Lo que tenemos que tratar y a lo que estamos apuntando, precisamente, es a darle mucha transparencia al sistema y creo que con la colaboración de todos, vamos a poder hacer, de modo tal que una persona pueda, a través de un MSN o un llamado digital de su celular, poder saber que el medicamento que está recibiendo, no solamente no está vencido, no solamente no ha sido robado, no solamente no ha sido adulterado, sino que evidentemente pertenece al laboratorio que está impreso el medicamento que va a tomar.
En la misma ciudad de Cartago, Inocencia, mujer devotísima y de las principales señoras de aquella ciudad, tenía un cáncer en un pecho, dolencia, según dicen los médicos, que no puede curarse con medicamento alguno, y por eso se suele cortar y separar del cuerpo el miembro infecto donde nace, para que el doliente viva algún tiempo más, porque, según sentencia de Hipócrates, como dicen los físicos, de allí ha de resultar la muerte, y más o menos tarde es necesario abandonar del todo la cura.
Y él quedó tan confortado y consolado por la dulzura de aquel medicamento, que se mantuvo en vida saciado y fuerte por algunos días, sin ningún alimento corporal.
El médico se encogió de hombros enarcando las cejas. -No veo medicamento, porque no veo enfermedad. Si la hay es en la «sustancia gris», y yo allí no sé cómo se ponen las sanguijuelas ni cómo se aplican los revulsivos.
Del Vireynato de Nápoles fue promovido el Conde el año de 1616 á la Presidencia del Consejo de Italia: esta suprema magistratura, premio correspondiente á sus grandes servicios en aquel Reyno, le proporcionó nuevos motivos de acreditar su mucha política, y de hacer uso de los preciosos y abundantes recursos de su ingenio; pero al mismo tiempo le envolvió en tantos y tan grandes cuidados, que despreciando el de su salud por atender á ellos, la perdió hasta el extremo de no alcanzar ningún medicamento quando quiso repararla, y murió arrebatadamente en la flor de su edad el 19 de Octubre de 1622.
El médico lo purgó canónicamente con eléboro de Antierya y a favor de este medicamento lo limpió de todas las alteraciones y perversas costumbres del cerebro.
Le cuidaba: eso lo sabemos todos. Se desvivía por él, y en vez de divertirse -al cabo era joven aún-, no pensaba sino en la poción y el medicamento.
A la insípida existencia propia, Romana sustituyó la ajena; careciendo de afectos, recogió con avidez los que no la pertenecían; no padeciendo disgustos ni cuidados, adoptó los de Ignacia; la escasez de metálico, las inquietudes por la enferma, por el sarampión de los chiquillos, por la urgencia de vestirse de invierno...; y se acostumbró a no entrar en casa de Ignacia sin un paquetito: ropa, artículos de consumo, medicamento caro, juguete...