mecer

(redireccionado de meció)
También se encuentra en: Sinónimos.

mecer

(Del lat. miscere, mezclar.)
1. v. tr. y prnl. Mover un cuerpo de un lado a otro, de forma suave y repetida, manteniéndolo en el mismo sitio y sin que pierda su posición de equilibrio mecía el balancín con suavidad; se sentó en el columpio y estuvo meciéndose un buen rato. balancear, columpiar
2. v. tr. Mover de forma rítmica a un niño para que se tranquilice o se duerma la madre canta despacio mientras mece al niño. acunar, hamaquear
3. Mover un líquido, o el recipiente que lo contiene, para mezclarlo u obtener un efecto o un producto el vino se mece en las cubas. agitar, mover
NOTA: Conjugación: CONJ.: INDICATIVO: PRES.: mezo, meces, mece, mecemos, mecéis, mecen. IMPERF.: mecía, mecías, mecía, mecíamos, mecíais, mecían. INDEF.: mecí, meciste, meció, mecimos, mecisteis, mecieron. FUT.: meceré, mecerás, mecerá, meceremos, meceréis, mecerán. COND.: mecería, mecerías, mecería, meceríamos, meceríais, mecerían. SUBJUNTIVO: PRES.: meza, mezas, meza, mezamos, mezáis, mezan. IMPERF.: meciera o meciese, mecieras o mecieses, meciera o meciese, meciéramos o meciésemos, mecierais o mecieseis, mecieran o meciesen. FUT.: meciere, mecieres, meciere, meciéremos, meciereis, mecieren. IMPERATIVO: mece, meza, mezamos, meced, mezan. GERUNDIO: meciendo. PARTICIPIO: mecido.

mecer

 
tr. Remover [un líquido] para que se mezcle.
tr.-prnl. Mover compasadamente de un lado a otro.

mecer

(me'θeɾ)
verbo transitivo
balancear algo de manera lenta y rítmica mecer la silla

mecer


Participio Pasado: mecido
Gerundio: meciendo

Presente Indicativo
yo mezo
tú meces
Ud./él/ella mece
nosotros, -as mecemos
vosotros, -as mecéis
Uds./ellos/ellas mecen
Imperfecto
yo mecía
tú mecías
Ud./él/ella mecía
nosotros, -as mecíamos
vosotros, -as mecíais
Uds./ellos/ellas mecían
Futuro
yo meceré
tú mecerás
Ud./él/ella mecerá
nosotros, -as meceremos
vosotros, -as meceréis
Uds./ellos/ellas mecerán
Pretérito
yo mecí
tú meciste
Ud./él/ella meció
nosotros, -as mecimos
vosotros, -as mecisteis
Uds./ellos/ellas mecieron
Condicional
yo mecería
tú mecerías
Ud./él/ella mecería
nosotros, -as meceríamos
vosotros, -as meceríais
Uds./ellos/ellas mecerían
Imperfecto de Subjuntivo
yo meciera
tú mecieras
Ud./él/ella meciera
nosotros, -as meciéramos
vosotros, -as mecierais
Uds./ellos/ellas mecieran
yo meciese
tú mecieses
Ud./él/ella meciese
nosotros, -as meciésemos
vosotros, -as mecieseis
Uds./ellos/ellas meciesen
Presente de Subjuntivo
yo meza
tú mezas
Ud./él/ella meza
nosotros, -as mezamos
vosotros, -as mezáis
Uds./ellos/ellas mezan
Futuro de Subjuntivo
yo meciere
tú mecieres
Ud./él/ella meciere
nosotros, -as meciéremos
vosotros, -as meciereis
Uds./ellos/ellas mecieren
Imperativo
mece (tú)
meza (Ud./él/ella)
meced (vosotros, -as)
mezan (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había mecido
tú habías mecido
Ud./él/ella había mecido
nosotros, -as habíamos mecido
vosotros, -as habíais mecido
Uds./ellos/ellas habían mecido
Futuro Perfecto
yo habré mecido
tú habrás mecido
Ud./él/ella habrá mecido
nosotros, -as habremos mecido
vosotros, -as habréis mecido
Uds./ellos/ellas habrán mecido
Pretérito Perfecto
yo he mecido
tú has mecido
Ud./él/ella ha mecido
nosotros, -as hemos mecido
vosotros, -as habéis mecido
Uds./ellos/ellas han mecido
Condicional Anterior
yo habría mecido
tú habrías mecido
Ud./él/ella habría mecido
nosotros, -as habríamos mecido
vosotros, -as habríais mecido
Uds./ellos/ellas habrían mecido
Pretérito Anterior
yo hube mecido
tú hubiste mecido
Ud./él/ella hubo mecido
nosotros, -as hubimos mecido
vosotros, -as hubísteis mecido
Uds./ellos/ellas hubieron mecido
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya mecido
tú hayas mecido
Ud./él/ella haya mecido
nosotros, -as hayamos mecido
vosotros, -as hayáis mecido
Uds./ellos/ellas hayan mecido
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera mecido
tú hubieras mecido
Ud./él/ella hubiera mecido
nosotros, -as hubiéramos mecido
vosotros, -as hubierais mecido
Uds./ellos/ellas hubieran mecido
Presente Continuo
yo estoy meciendo
tú estás meciendo
Ud./él/ella está meciendo
nosotros, -as estamos meciendo
vosotros, -as estáis meciendo
Uds./ellos/ellas están meciendo
Pretérito Continuo
yo estuve meciendo
tú estuviste meciendo
Ud./él/ella estuvo meciendo
nosotros, -as estuvimos meciendo
vosotros, -as estuvisteis meciendo
Uds./ellos/ellas estuvieron meciendo
Imperfecto Continuo
yo estaba meciendo
tú estabas meciendo
Ud./él/ella estaba meciendo
nosotros, -as estábamos meciendo
vosotros, -as estabais meciendo
Uds./ellos/ellas estaban meciendo
Futuro Continuo
yo estaré meciendo
tú estarás meciendo
Ud./él/ella estará meciendo
nosotros, -as estaremos meciendo
vosotros, -as estaréis meciendo
Uds./ellos/ellas estarán meciendo
Condicional Continuo
yo estaría meciendo
tú estarías meciendo
Ud./él/ella estaría meciendo
nosotros, -as estaríamos meciendo
vosotros, -as estaríais meciendo
Uds./ellos/ellas estarían meciendo
Sinónimos

mecer

transitivo y pronominal
2 agitar, mover, hamacar (América). aquietar.
Traducciones

mecer

rock, sway, to rock, nurse

mecer

houpat se

mecer

rokke

mecer

keinua

mecer

ljuljati

mecer

揺れる

mecer

앞뒤(좌우)로 흔들다

mecer

rocke

mecer

gunga

mecer

โยก แกว่ง เขย่า

mecer

đu đưa

mecer

摇摆

mecer

A. VT
1. [+ cuna, niño] → to rock; (en columpio) → to swing; [+ rama] → to cause to sway, move to and fro; [olas] [+ barco] → to rock
2. [+ líquido] → to stir; [+ recipiente] → to shake
B. (mecerse) VPR (en mecedora) → to rock (to and fro); (en columpio) → to swing; [rama] → to sway, move to and fro
Ejemplos ?
En la manera como relata los hechos hay cierta sinceridad que raya en infantil, y de vez en cuando nos deleita con espirituales añoranzas de la verde Erin donde se meció su cmia.
EN CAMINO Al fin te ve mi fortuna Ir, a mi abrigo amoroso, Al buen terruño oloroso En que se meció tu cuna Los fulgores de la luna, Desteñidos oropeles, Se cuajan en tus broqueles Y van por la senda larga, Orgullosos de su carga, Los incansables corceles.
Tu dulce cuna meció festivo amor: tu blanda risa nació bajo su beso: complacido la recibió, y en inefable encanto y sin igual dulzura tus labios inundó: tu lindo talle de gallarda hermosura Venus ornó con ceñidor divino, y, tal vez envidiosa, contemplaba tu celestial figura.
Los pájaros del pago no han tardado en acudir a presentar sus cumplimientos y a dar su opinión sobre lo que ahí se hace; han probado también el agua del pozo, y seguramente la encontraron a su gusto, pues una cabecita negra se meció, cantando, en la punta arqueada por el peso de su cuerpo, de una casuarina de medio metro de alto.
Añade la tradición que aquella noche el cerro se meció como hamaca por diez minutos; que el terremoto produjo un derrumbe tal, que se perdió por completo hasta la memoria del sitio donde estuvo la bocamina, y que se vio por los aires una legión de diablos llevándose el alma de don beato.
Por esta razón, decimos, al proclamar que las Provincias de El Oro, Azuay y Cañar, proceden de ese barro y linaje de los CAÑARIS, debemos hacer esta declaración como si estuviéramos sosteniendo nuestra propia Bandera: la Bandera de nuestra Patria: para significar que pertenecemos a una raza altiva y heroica al mismo tiempo; a una sangre aborigen que fue estímulo edificante de; patriotismo, porque defendió, palmo a palmo, la tierra donde se meció la cuna, el regazo materno que lo acarició y el campo santo donde se guardan con cariño los restos de los antepasados.
Un día 13 de Agosto de 1918 vio la luz del día y se meció su cuna en la progresista y legendaria tierra de la Parroquia de Paccha, Provincia de El Oro.
Y la solitaria lámpara en el aire se meció, la ya moribunda llama azotando en derredor, y como en el mar tranquilo ligero monstruo se hundió dejando en la superficie un círculo vibrador; así de la luz incierta la claridad espiró, y alzóse del Musulman en las tinieblas la voz, »—Que caiga en ti del profeta la execrable maldicion.
Héctor se apresuró a dejar el refulgente casco en el suelo, besó y meció en sus manos al hijo amado y rogó así a Zeus y a los demás dioses: —¡Zeus y demás dioses!
Hija de pobres y honrados padres, su humilde cuna se meció en la noble ciudad de los Caballeros del León de Huánuco, allá por los años 1739.
Presidía la asamblea el valeroso Agueinaba Fuerte de miembros, de presencia venerable y con expresión de firmeza y altivez en su rostro; su aspecto revelaba la inteligencia, aunque inculta, amena y gigante, como las selvas siempre verdes, en que se meció su cuna.
Esa figura, señores, latente en el cívico altar de la Florida, ha brotado por fin de la tierra, o bajado del cielo, después de pasar por el fuego lustral que inmortaliza la forma heroica; se ha movido, buscando el sitio en que debía detenerse; ha atravesado, jinete en su caballo de batalla, las melodiosas colinas de nuestra tierra; ha reconocido en estos cerros, en estos horizontes, en el perfume de la gramilla y del trébol de estos campos, el aliento de su niñez, el sitio bendecido en que se meció su pobre cuna...