maza


También se encuentra en: Sinónimos.

maza

(Del lat. vulgar mattea.)
1. s. f. Herramienta de madera que consiste en una pieza pesada, por lo general cilíndrica, y un mango, usada para machacar, golpear o apisonar clavó las piquetas en el suelo golpeándolas con una maza.
2. HISTORIA Arma antigua, de madera o hierro, formada por una pieza gruesa y cilíndrica y un mango. clava, porra
3. HISTORIA Insignia de los maceros.
4. MÚSICA Palo con una bola forrada de cuero en uno de sus extremos, que se usa para tocar el bombo golpeaba el bombo con las mazas.
5. s. m. y f. Persona molesta y pesada a ver cuando se va el maza este . pelmazo
6. s. f. JUEGOS Extremo más grueso del taco de billar.
7. MECÁNICA Pieza pesada del martinete, que golpea sobre los pilotes.
8. Tronco u objeto pesado al que se sujeta la cadena de un mono u otro animal para que no se escape los elefantes del circo tenían la pata atada a una maza.
9. Cualquier cosa que se prende al vestido de una persona para burlarse de ella o se cuelga de la cola de un animal por travesura.
10. s. f. pl. DEPORTES Utensilio formado por un palo con una pelota de goma u otro material en un extremo, que se usa en número de dos en ejercicios de gimnasia rítmica.
11. s. f. Chile Cubo de la rueda.
12. maza de fraga coloquial 1. Martinete, máquina para clavar estacas. 2. Persona de gran autoridad en lo que dice. 3. Dicho que, por su verdad, causa gran impresión a quien lo oye.
13. maza sorda BOTÁNICA Espadaña, planta herbácea.

maza

 
f. Arma antigua de hierro o de palo, a modo de bastón.
fig.Persona pesada y molesta.
Persona que tiene gran autoridad en lo que dice.
Palabras sentenciosas o verdades desnudas que impresionan a quien las oye.
Instrumento para machacar lino y para otros usos, parecido a la antigua maza.
Pelota con mango de madera, para tocar el bombo.
Extremo más grueso de los tacos de billar.

maza

('maθa)
sustantivo femenino
1. instrumento parecido al martillo para machacar Usó una maza para golpear la puerta.
2. arma de hierro antigua Se luchaba con mazas en el medioevo.
3. elemento para tocar percusiones El baterista tenía mazas recubiertas de cuero.
4. insignia que se lleva en las ceremonias La maza es un bastón de oro o plata.
5. palo con un extremo grueso usado en gimnasia artística La gimnasta lanzaba al aire sus mazas.
6. extremo grueso de los tacos de billar Rompió la maza con un golpe en la mesa.
Sinónimos

maza

sustantivo femenino

maza de Fraga adjetivo martinete.
maza sorda adjetivo espadaña, gladio, gladíolo.
Traducciones

maza

Keule

maza

bat, mace

maza

mazza

maza

Mace

maza

מייס

maza

メイス

maza

Mace

maza

SF
1. (= arma) → mace (Dep) → bat (Polo) → stick, mallet (Mús) → drumstick; [de taco de billar] → handle (Téc) → flail; [de cáñamo, lino] → brake
la declaración del Gobierno cayó como una maza sobre la oposiciónthe government statement was a bombshell for the opposition
maza de fragadrop hammer
maza de gimnasiaIndian club
2. (= persona) → bore
3. (LAm) [de rueda] → hub
4. (Andes, Caribe) [de ingenio] → drum (of a sugar mill)
Ejemplos ?
P. Dartnell. – Carlos Ward. – Armando Jaramillo. – Jorge Matte G. – José Maza. – B. Bahamondes. – C. Ibáñez – Francisco Mardones.
Muere del rey en la lanza el desventurado joven, a quien Cívita-Santángel por su marqués reconoce. El mismo Alarcón a tierra vino de una maza al golpe, como cae gigante pino, cual se desploma una torre.
Los que quisieran encontrarlo no lo debían buscar en el anchuroso patio de su castillo, donde los palafreneros domaban los potros, los pajes enseñaban a volar a los halcones y los soldados se entretenían los días de reposo en afilar el hierro de su maza contra una piedra.
No bien vio el Maligno los dedos de la chica formando las aspas de una cruz, cuando quiso escaparse como perro a quien ponen maza; pero, teniéndolo ella sujeto del poncho, no le quedó al Tunante más recurso que sacar la cabeza por la abertura, dejando la capa de cuatro puntas en manos de la doncella.
Empresario del teatro de Lima era en 1773 un actor apellidado Maza, quien tenía contratada a Miquita con ciento cincuenta pesos al mes, que en esos tiempos era sueldo más pingüe que el que podríamos ofrecer a la Ristori o a la Patti.
Representábase una noche la comedia de Calderón de la Barca ¡Fuego de Dios en el querer bien!, y estaban sobre el proscenio Maza, que desempeñaba el papel de galán, y Miquita el de la dama, cuando a mitad de un parlamento o tirada de versos murmuró Maza en voz baja: -¡Más alma, mujer, más alma!
Y hago punto, que no estoy para belenes de política. Maza se había curado con algunos obsequios que le hiciera la huanuqueña el berdugón del chicotillazo; y el público, engatusado como siempre por agentes diestros, ardía en impaciencia para volver a aplaudir a su actriz favorita.
Entretanto huían las horas, y bajo las arcadas de cal y ladrillo la máquina inmóvil dejaba reposar sus miembros de hierro en la penumbra de los vastos departamentos; los cables, como los tentáculos de un pulpo, surgían estremecientes del pique hondísimo y enroscaban en la bobina sus flexibles y viscosos brazos; la maza humana apretada y compacta palpitaba y gemía como una res desangrada y moribunda, y arriba, por sobre la campiña inmensa, el sol, traspuesto ya el meridiano, continuaba lanzando los haces centelleantes de sus rayos tibios y una calma y serenidad celestes se desprendían del cóncavo espejo del cielo, azul y diáfano, que no empañaba una nube.
Entre los arcadios aparecía en primera línea Ereutalión, varón igual a un dios, que llevaba la armadura del rey Areitoo; del divino Areitoo, a quien por sobrenombre llamaban el Macero así los hombres como las mujeres de hermosa cintura, porque no peleaba con el arco y la formidable lanza, sino que rompía las falanges con la férrea maza.
Quedan, en consecuencia, aprobados todos los proyectos de la minuta a que se acaba de dar lectura. Ofrezco la palabra. El señor MAZA.- ¿Sobre qué? El señor DEVES.- Pido la palabra.
Y agarró un puñal, que reparó en diez o doce que había, que sobre el cabo tenía en la chapa este letrero: "Yo soy el verdadero recuerdo en homenaje del infame salvaje Manuel Vicente Maza.
¡Oh grandeza del hombre y poderío!» Una Pulga que oyó con gran cachaza Al Filósofo maza, Dijo: «Cuando me miro en tus narices, Como tú sobre el risco que nos dices, Y contemplo a mis pies aquel instante Nada menos que al hombre dominante, Que manda en cuanto encierra El agua, viento y tierra, Y que el tal poderoso caballero De alimento me sirve cuando quiero, Concluyo finalmente: Todo es mío.