matriarca

Búsquedas relacionadas con matriarca: matriarcado

matriarca

(Del lat. mater, matris, madre + gr. arkho, gobernar.)
s. f. SOCIOLOGÍA Mujer que ejerce el mando de una organización social.

matriarca

 
f. Mujer que ejerce el matriarcado.
Traducciones

matriarca

matriarca

matriarca

Matriarchin

matriarca

Matriarch

matriarca

matriarch

matriarca

matriarch

matriarca

SFmatriarch
Ejemplos ?
SIETE La soledad del artista es una matriarca loca que nos enreda serpientes y voluptuosa nos excita a naufragar entre colores, palabras o figuras imprevistas.
Mejor irse lejos a conocer otras matrices que los liberaran de la gran matriarca; de cualquier ma-nera, vivir también era una invención de los sentidos y había que dispersarse en otros sitios en pos de gozarla, agrandando la estúpida parábola de la existencia.
Ya no sería la matriarca reina, ahora se convertiría en la pareja de cada uno de esos seres armóni-cos que recién conocía y multiplicaría sus place-res.
Preocupado por ello, Ulo, aprovechando que Zócvel dormía en exquisito abandono, fue a la biblioteca iónica y descubrió un pedernal infor-mativo que narraba la historia de la huida de los amánticos esclavizados por la matriarca Zócvel y una cita cruzada, le hizo conocer toda la ver-dad.
Los pedernales adivinos a los que había sido enviado para futurizar los datos, le descu-brieron lo posible venidero, ya que sólo cono-ciéndolo, se podía modificarlo desde el presen-te: Zócvel se enredaría con los neohumanos y los haría sus esclavos hasta hacerlos traidores a la neohumanidad e invadir la Nueva Tierra y otros planetas con su ideología del desborda-miento sexual que agotara a los machos para asegurar la inmortalidad de una sola: Zócvel, la matriarca.
Sin embargo, como eran neohumanos y la es-clavitud a los sentidos había pasado a la historia bajo el dominio de la voluntad, encontraron co-herencia en los fines destructivos que se perse-guían para la neohumanidad. Ésta poco a poco sucumbiría agobiada por la matriarca insatisfe-cha y sus matriarcos subyugados.
Y no importaba, matriarca convertido, distante de mi padre, distinto patriarca de las luces, ir olvidando los senderos y atado me quedé en la Tierra que yo fecundaba...
Aprieta el botón y la tierra se transforma en espléndido escándalo de hidrógenos y atómicas. POEMA DEL TIEMPO DETENIDO BAJO LA LLUVIA DESPUÉS DE QUE LOS HIJOS DE LA GRAN PUTA MATRIARCA NOS LLEVARON AL SUICIDIO.
Lénica Puhyol se coloca así, con la vitalidad de su obra, precursora en 1958 y en 1976 también, a la puerta de una distinta concepción de la tradición femenina; no es ya la matriarca destructora ni la Mesalina devorante, es la mujer que concientizando su búsqueda se identifica consigo misma, resuelve la infinita sed de amor y la une en responsable y sublime entrega a la humanidad.
Prismáticas molicies, ostentosas y gigantescas moles, intentos piramidales que se rematan con lujosas quintas colgantes, enmarcan con sus aceros y sus cristales, con sus cementos y sus ladrillos forrados de brillos para el aire, la frigidez de su silueta; individualidades fálicas que se yerguen altaneras entre la colectividad matriarca y que perfilan, como grotescas venas egoístas, a las avenidas que se alargan envidiosas; que se cruzan y entrecruzan agresivas; que se enroscan ardidas de su condena reptil, para enmarañarse en incansable agitación perpetua de automóviles, camiones, motocicletas.
¿Será la tierra recostada siempre en su matriarca lecho abriendo sirenas con sus tentadoras piernas para asegurar cautivos que la florezcan en la total oscuridad de los suspiros...?
Mas cuando al cabo del tiempo regresó la abuela fúrica, ¡qué tremendo contratiempo de celos y de destiempo!, pues con bebida cianúrica sin tentarse el corazón, caperuza hecha feroz se volvió matriarca atroz: mandó a su abuela al panteón y se hizo dueña del lobo quien entre sobo y resobo no le daba contención.