matojo

(redireccionado de matojos)
También se encuentra en: Sinónimos.

matojo

1. s. m. BOTÁNICA Planta arbustiva de tallos ramosos, con hojas largas, estrechas y puntiagudas, flores verduscas con el cáliz rosado, que se cría en la península Ibérica.
2. BOTÁNICA Matorral bajo.
NOTA: Nombre científico: (Haloxylon articulatum.)

matojo

 
m. bot. Desp. de mata.
Matorral.
Mata de la familia quenopodiáceas (Haloxylon articulatum) que crece en la península Ibérica.
Sinónimos

matojo

sustantivo masculino
Ejemplos ?
Cazaban caribúes conduciéndolos a la boca de un pasadizo de arbustos o palos separados de 15 a 20 metros, que desembocaba en una fosa circular de 50 metros de diámetro, donde colocaban trampas entre los matojos.
Crecen en densos matojos, usualmente de 2 metros de altura (e incluso pueden ser mayores), en las tierras costeras húmedas donde predomina en el paisaje.
Pueden alcanzar los 15-150 cm de amplitud, creciendo en matojos con las hojas agrupadas y extendiéndose desde un pequeño tallo a nivel del suelo.
Se encuentra cerca de las costas en áreas donde el hielo no es permanente formando pequeños cojines o matojos de varios individuos, donde alcanza una altura de cerca de 8 cm.
El organismo norteamericano encargado de llevar a cabo la tarea de encontrar el lugar idóneo para estas antenas se decidió por la playa de Pals debido a las condiciones favorables del terreno, plagado de arenales de matojos bajos, con pocos pinos, lejos de cualquier área habitada y por estar frente al mar, hecho muy beneficioso desde el punto de vista técnico ya que servía de reflejo de las ondas radiadas aumentando la energía emitida.
Pero cuando la pasarela de las vacas estaba levantada, había que seguir las paredes que se extendían a lo largo del río; la orilla era resbaladiza; ella, para no caer, se agarraba con la mano a los matojos de alhelíes marchitos.
Oculto tras los matojos, con el oído atento al más leve rumor y la vista clavada en el punto en donde según sus cálculos debían aparecer las corzas Garcés esperó inútilmente un gran espacio de tiempo.
En las sendas desnudas, abrasa la arena negra y gruesa, y entre los matojos óyese el ruido que producen las culebras y lagartijas que, hartas de luz y calor, se deslizan buscando un poco de sombra entre el escueto ramaje de las murtillas y los tallos de los cardos erguidos y resecos.
Los ásperos carrizos marinos crecían en matojos desiguales a un lado de la roca y allí donde sus tallos enmarañados emergían del amarillo saladar negreaba algo alargado, redondo, no muy grande...
Al resto de casas del núcleo es muy difícil acceder, ya que el paso de los años a dado pie a que todo pase a ser pasto de matojos y zarzas.
Detrás se observa la expulsión del Paraíso con un ángel que lleva una espada. Predominan los tonos verdosos en el paisaje, formado por pocos árboles, matojos y algunas rocas.
Durante los años 1960 y 1970 comenzó a crecer vegetación en la “escalera de campo” hasta el punto en que creció un árbol y las tabicas se vieron enterradas en la tierra y cubiertas de matojos.