materno

(redireccionado de maternas)
También se encuentra en: Sinónimos.

materno, a

(Del lat. maternus.)
adj. De la madre desde que se independizó echa de menos los cuidados maternos . maternal, uterino

materno, -na

 
adj. Relativo a la madre.

materno, -na

(ma'teɾno, -na)
abreviación
relacionado con la mujer que es madre Los cuidados maternos son imprescindibles para los recién nacidos.
Sinónimos

materno

, materna
adjetivo
maternal.
Todo lo que es materno es maternal, pero no viceversa. El primero sugiere lo que es propio de la madre efectiva (abuelos maternos, claustro materno) mientras que maternal se aplica más bien a cualidades, afectos, etc., semejantes a los de la madre. Por ejemplo: una mujer prodiga a un niño que no es hijo suyo cuidados maternales, y no maternos.
paterno
Traducciones

materno

maternelle

materno

maternal

materno

الأمهات

materno

майката

materno

ADJ [lengua] → mother antes de s; [amor, tono] → motherly, maternal; [casa] → mother's
el hogar maternoone's childhood home
el útero maternothe mother's womb
abuelo maternomaternal grandfather, grandfather on one's mother's side
leche maternamother's milk
hospital materno-infantilmaternity hospital

materno-a

a. maternal, rel. to the mother;
línea ___matrilineal, tracing descendency to the mother.

materno -na

adj maternal; tío — maternal uncle
Ejemplos ?
Y, estrechando entre sus brazos al muchachito, que aún necesitaba caricias maternas, puso en sus oídos estas palabras, mezcladas con besos: -Basilio de mi alma, mi hermanito.
Allí la sangre De nuestra raza va; sobre estos montes Tendió la emigración sus negras alas; Llora la esposa en el helado lecho, Cabe el extinto hogar llora la madre, El campo desfallece sin cultura, Y en tórrida región nuestros mancebos Siega la muerte: ¡que más bien perezcan Ante las rocas del amado puerto, Acariciados por maternas olas, Do lleve el viento el son de las campanas De la torre natal, a sus oídos!
Contrariamente a las tendencias maternas, él tenía en la cabeza un cierto ideal viril de la infancia según el cual trataba de formar a su hijo, deseando que se educase duramente, a la espartana4, para que adquiriese una buena constitución.
Los Estados de empleo procurarán facilitar a los hijos de los trabajadores migratorios la enseñanza de su lengua y cultura maternas y, cuando proceda, los Estados de origen colaborarán a esos efectos.
Ante estas perspectivas, “el shock del futuro” en los libros de texto gramaticalistas, vapuleó a padres y maestros acostumbrados a repetir las erudiciones memorizadas desde siglos, con la realidad de los hallazgos metodológicos de aplicación aún actual, pues al aplicarse los avances de las ciencias del lenguaje a la didáctica de las lenguas, tanto maternas como extranjeras, resultaba que el fenómeno es otro, va más allá de descriptivismos, la nomenclatura diferente y las leyes descubiertas, sorprendentes.
Los jóvenes tardan en dejar el arrimo de las faldas maternas, en separarse de la placenta familiar, y cuando lo hacen derrochan sus fuerzas más frescas en buscarse padrino que les lleve por esta sábana de hielo.
Mas quitad a este niño de las maternas ramas 375 y dadlo a una nodriza, y bajo mi árbol muchas veces su leche haced que beba, y que bajo nuestro árbol juegue, y cuando pueda hablar, a su madre haced que salude y triste diga: ‘Se oculta en este tronco mi madre’.
Pero no ese mi cuidado, ni este es ahora el estado de la Aurora, que merecidos demande sus honores: del Memnón huérfana mío vengo, que fuertes en vano 595 a favor de su tío llevó sus armas, y en sus primeros años cayó por el fuerte –así vosotros lo quisisteis– Aquiles. Dale, te suplico, a él, consuelo de su muerte, algún honor, sumo de los dioses regidor, y mis maternas heridas mitiga.
Y tú, Magda­lena, hija mía, ve a la cocina y hazle servir lo que puedas. Magdalena salió corriendo a transmitir las ór­denes maternas.
En 1976, tras su participación en Violanta de Donald Schmid y La señora García se confiesa para televisión junto a Adolfo Marsillach, la carrera de Lucía Bosé sufre una segunda interrupción; volverá al cine sólo a finales de los años ochenta interpretando a dos figuras maternas en Crónica de una muerte anunciada (1987) de Francesco Rosi (basada en la famosa novela de Gabriel García Márquez), en Volevo i pantaloni (1990) de Maurizio Ponzi, una adaptación del best-seller homónimo de Lara Cardella y en El avaro, versión cinematográfica de la obra maestra de Molière, dirigida por Tonino Cervi con Alberto Sordi y Laura Antonelli.
Cualesquiera que fueran sus lenguas maternas, los «bizantinos» eran designados con el término «Romaioi» (Ρωμαίοι), es decir «romanos», porque ante sus ojos el Imperio romano había perdido el Occidente, pero continuaba en el Imperio romano de Oriente.
Clamidospora En hifas vegetativas, principalmente en la porción distal, el protoplasma de cada célula se contrae, se cubre con una pared gruesa, y cuando las paredes maternas se desintegran, ellas salen al exterior.