masorético

masorético, -ca

 
adj. Perteneciente o relativo a la masora y a los masoretas.
Ejemplos ?
Los eruditos judíos vieron en este término (aunque con diferencias religiosas muy notorias) un equivalente conceptual, ya que no era la intención traducir palabras por palabras, sino conceptos por conceptos. Esta palabra hebrea, sche'óhl, aparece 65 veces en el texto masorético.
(Más tarde, se agregaron al idioma hebreo algunos signos con valores fonéticos vocálicos, surgiendo así el llamado Texto Masorético.) Estos antecedentes podrían contribuir a explicar algunas diferencias interpretativas entre la Biblia griega de los LXX y el texto hebreo-arameo conocido, y el hecho de que algún tiempo después, en ambientes judíos, algunos revisores hubieran procedido a tratar de “corregir” la Biblia alejandrina a fin de asimilarla a este último.
Los masoretas empezaron su trabajo siglos después de Cristo y lo siguieron hasta el siglo XI, con unas adiciones hasta el siglo XVI. El Códex de Aleppo, del siglo X, es la versión más antigua conocida del texto masorético de la Biblia hebrea.
Sin embargo, en los códices del texto masorético de los siglos 9-10, además de otros manuscritos subsecuentes y ediciones publicadas del Tanaj, orientado al estudio personal, se encuentra el puro texto en Abyad hebreo con otros puntos o simbolos diacríticos que representan las vocales, a estos simbolos diacríticos se les denomina niqud además de otros simbolos que los masoretas inventaron para indicar cómo debía de entonar, también algunas notas marginales que servían a varias funciones.
(1Sa 6:11-21; Nú 4:6, 20.) No se sabe con exactitud cuántos murieron en esa ocasión. El texto masorético dice: “De modo que derribó entre el pueblo a setenta hombres —cincuenta mil hombres—”.
La traducción del Antiguo Testamento, como lo declara expresamente Casiodoro de Reina en su “Amonestación del intérprete de los sacros libros al lector”, se basó en el texto masorético hebreo (edición de Bomberg, 1525).
Ya a comienzos del siglo XI, la notación de Cosme (la cual se encuentra ligada a la notación de Metz) sólo indica algunas formulas en medio de frases o, en la mayoría de los casos, en las cadencias, con un único signo estenográfico: el calderón normal o el invertido, el cual es análogo al schalcheleth masorético.
Está basada para el Antiguo Testamento en el texto masorético de Jacob ben Hayyim ben Isaac ibn Adonijah (edición de Daniel Bomberg, Venecia, 1524) y para el Nuevo Testamento en el Textus Receptus de Teodoro de Beza (1598).
Fue empezada en 2013, y espera ser publicada completa en 2015, para celebrar el aniversario 150° de la RV1865 de Mora y Pratt. La revisión está basada para el Antiguo Pacto en el texto masorético, y cotejada con la Peshita Aramea y LXX.
Antiguo Testamento Nuevo Testamento Deuterocanónicos Apócrifos Reina-Valera Inquisición Española Sociedades Bíblicas Unidas Texto Masorético Textus Receptus; Protestantes.net.
Eran rabinos y escribas estudiosos que compilaban el llamado texto masorético, que es el texto más usado para hacer traducciones visto por muchos estudiosos como el más fiable del Antiguo Testamento.
En dichas situaciones, el Qeri es la técnica ortográfica utilizada para indicar la pronunciación de las palabras en el Texto Masorético de la Biblia Hebrea (Tanaj), mientras que el Ketiv indica su original forma escrita, tal como se heredó de la tradición.