masón

(redireccionado de masones)

masón

s. m. COCINA Bollo hecho de harina y agua sin cocer, que sirve de comida para las aves.

masón, a

(Del fr. francmaçon < ingl. free mason, albañil libre.)
s. Miembro de la masonería. francmasón

masón, -sona

 
m. f. Francmasón.
Traducciones

masón

massone

masón

Mason

masón

Мейсон

masón

Mason

masón

Mason

masón

ميسون

masón

Mason

masón

梅森

masón

梅森

masón

Mason

masón

Mason

masón

מייסון

masón

메이슨

masón

Mason

masón

SM(free)mason
Ejemplos ?
Con un parroquiano son más gobiernistas que el ministerio, y con otro más revolucionarios que la demagogia: con éste jesuitas e intolerantes, y con aquél masones y liberales hasta la pared del frente.
Sin pertenecer a la Masonería, creo sentirme animado por el espíritu que inflamó a los antiguos masones en sus luchas seculares con el altar y el trono; sin haber nacido en la clásica tierra de Machiavelli y Dante, me considero compatriota de los buenos italianos reunidos aquí para celebrar un triunfo de la Razón y la Libertad.
Leyes u Obligaciones Prescritas a los Hermanos Masones por el Principe Edwin de York primer Grand Master de la Gran Logia de toda Inglaterra 926 dC.
La logia es el lugar donde los masones se reúnen para, y por extensión se da este nombre a toda de masones; todos los hermanos deben formar parte de una logia y someterse a sus reglamentos particulares y a las ordenanzas generales.
Maestros y masones, todos deben ser fieles al propietario que los ocupe y les pague religiosamente su salario, y ejecutar sus trabajos a conciencia, bien trabajen a jornal o a destajo.
Todos los masones recibirán su salario con reconocimiento, sin murmuraciones ni observaciones y no abandonarán a su maestro hasta que la obra termine.
Finalmente nuestra independencia exterior. ¡Atención! ¡Leguleyos de Ginebra, masones, escoceses y obispos comunistas de la Iglesia protestante! ¡Atención!
Ya no asoma el diablo por el cerrito de las Ramas, ya los duendes no tiran piedras ni toman casas por asalto, ya no hay milagros ni apariciones de santos, y ni las ánimas del purgatorio se acuerdan de favorecernos siquiera con una, procesioncita vergonzante. Lo dicho: con tanta prosa y con el descreimiento que nos han traído los masones, está Lima como para correr sin ella.
Y notese que en aquel siglo no habia masones, rojos, ni liberates y que, coino dijo fray Juan Gutierrez, no es punto de dogma ni herejia el desenmascarar a los discipulos de Loyola y Layncz.
Señoras y señores: Hace un año que usé la palabra en esta misma institución y para conmemorar el mismo aniversario: agradezco a los masones italianos la honra que por segunda vez me otorgaron al solicitar mí colaboración.
Lo volveremos a decir: tanto los librepensadores a la criolla como los masones bíblicos y deícolas, son curas al revés. En resumen, casi todos los librepensadores nacionales vivieron pregonando las excelencias de la Razón y murieron acogiéndose a las supersticiones del Catolicismo: hubo en ellos dos hombres -el de las frases y el de los actos.
Todos hacían juramento de callar, y siempre ha sido el juramento un lazo sagrado. Aun en el día juran nuestros pobres franc masones no revelar sus misterios.