Ejemplos ?
El queso que se suele utilizar en el tiramisú es el Mascarpone (por su dulzor y consistencia natosa); no obstante, cualquier queso fresco (sin sabor marcado) que, una vez batido, pueda convertirse en una crema es igualmente indicado.
En principio, no lleva ni queso Mascarpone, ni nata u otras grasas similares, porque todos esos lípidos no hacen más que tener un peso en el estómago y ralentizar la digestión, con el resultado de obtener el efecto contrario, es decir, crear cansancio y somnolencia.
Hoy en día son conocidos por su uso más común en la elaboración del tiramisú, donde son remojados en un fuerte espresso y mezclados con una crema dulce de mascarpone, formando así uno de los postres más típicos de la cocina italiana.
También se utilizan quesos frescos en postres, o como ingredientes de salsas. El mascarpone italiano y el queso quark alemán son ejemplos de ello, con texturas muy cremosas.
a mostarda vicentina (en italiano 'mostaza vicentina') es un producto agroalimentario tradicional italiano de la provincia de Vicenza hecho de fruta (manzana, membrillo, pera, limón y cidra confitada), mostaza blanca y azúcar. Tiene color amarillo y un sabor acre y picante que combina bien con carnes, mascarpone y quesos parecidos.
La masa interior se elabora con queso ricotta (ocasionalmente, y menos tradicional es el empleo de Mascarpone) a menudo se saboriza con diferentes combinaciones de vainilla, chocolate, pistacho, marsala, agua de rosas u otros aromatizadores.
Pastel de Pascua, hecho con diversos quesos, huevos y carnes saladas. Tiramisú, una tarta dulce con varias capas de ligera crema de mascarpone, servida a menudo con café u otra bebida caliente.
Crema catalana con su azúcar quemado por encima. Arroz con leche. Tiramisú, de origen italiano, a base de queso Mascarpone. Mousse de chocolate de origen francés.
Entre ellos podemos encontrar los gustos hechos a base de crema (crema americana, tramontana, crema rusa, crema de vainilla, frutilla a la crema, mousse de arándanos y de maracuyá, sambayón), a base de chocolate (chocolate amargo, chocolate con almendras, chocolate granizado, chocolate con avellanas, chocolate marroc, chocolate italiano, mousse de chocolate, chocolate blanco), a base de dulce de leche (dulce de leche con almendras, dulce de leche granizado, super dulce de leche), helados frutales (frutilla, durazno, manzana, limón, frambuesa, pomelo, melón) y en algunas heladerías podemos encontrar gustos especiales como: banana-split, frutilla granizada, mascarpone...
El ejemplo más claro es el pastel de queso, pero también la crema de queso mascarpone, usada para hacer multitud de postres italianos, como el tiramisú.
En la elaboración de postres se suelen usar cremas de queso, combinadas con sabores dulces. Un ejemplo de ello es la crema de queso mascarpone, muy usada en la elaboración de tiramisús.
Las recetas modernas incorporan a veces algo de nata, queso fresco Mascarpone, o merengue (clara de huevo montada a punto de nieve para darle más ligereza).