marinero

(redireccionado de marineros)
También se encuentra en: Sinónimos.

marinero, a

1. adj. NÁUTICA De la marina o de los marineros.
2. NÁUTICA Se aplica a la embarcación que permite navegar con facilidad y seguridad en todas circunstancias.
3. s. m. NÁUTICA, OFICIOS Y PROFESIONES Hombre de mar que trabaja en una embarcación el puerto se llenó de marineros.
4. MILITAR Persona que sirve en la marina de guerra con el grado inferior.
5. a la marinera loc. adj/ loc. adv. COCINA Forma de preparar pescado o marisco cociéndolos en vino blanco, en general con cebolla, ajo, perejil, pimienta y aceite.
6. cuello marinero El cuadrado por detrás y con un lazo o corbata delante, como el del uniforme de los marineros.

marinero, -ra

 
adj. mar. Díc. de la embarcación fácil de gobernar.
Díc. de lo que pertenece a la marina o a los marineros.
m. f. Persona de mar, que sirve en las maniobras de las embarcaciones.

marinero, -ra

(maɾi'neɾo, -ɾa)
abreviación
1. relacionado con la marina El ambiente marinero tiene sus propias normas.
2. que se puede navegar de manera segura y fácil un yate marinero
3. prenda de vestir que recuerda a los uniformes de marina un vestido marinero

marinero, -ra


sustantivo masculino-femenino
1. militar militar de tropa que presta servicio a su nación en la marina Nuestro hijo es marinero.
2. persona que ejerce su profesión en el mar En el muelle hay bares para marineros.
Sinónimos

marinero

sustantivo masculino
3 (molusco) argonauta, nautilo.
Traducciones

marinero

námořník

marinero

sømand

marinero

ναύτης

marinero

merimies

marinero

marin

marinero

mornar

marinero

船員

marinero

선원

marinero

zeeman

marinero

sjømann

marinero

żeglarz

marinero

marinheiro

marinero

sjöman

marinero

ลูกเรือ

marinero

bahriyeli

marinero

thủy thủ

marinero

水手

marinero

моряк

marinero

水手

marinero

A. ADJ
1. = marino A
2. [gente] → seafaring
3. [barco] → seaworthy
4. a la marinerasailor-fashion
mejillones a la marinera (Culin) → moules marinières
B. SM (gen) → sailor, mariner (liter); (= hombre de mar) → seafarer, seaman
gorra de marinerosailor's cap
traje de marinerosailor suit
niños vestidos de marinerochildren in sailor suits
marinero de agua dulcefair-weather sailor, landlubber
marinero de cubiertadeckhand
marinero de primeraable seaman
V tb marinera
Ejemplos ?
Otrosí, se ha de suplicar a Su Excelencia se sirva de que atento a que el Hospital de esta Ciudad, con su enfermería, botica, vestuario y camas de los pobres, con las casas que tenía de alquiler con que se sustentaban los pobres, se quemó sin escapar nada por ser el principio del dicho incendio por aquella parte, quedando solamente los solares limpios y porque el Hospital quedó empeñado en la fabrica que (se) iba haciendo y no se podrá reedificar ni curar los pobres que hubiere; se ruega se sirva Su Excelencia de que enteramente o por lo menos la mitad, paguen los Maestres, Pilotos, Escribanos, Contramaestres, Marineros y Grumetes...
Desde la época del descubrimiento hasta los primeros años del siglo XVIII, los ingleses venían a estas regiones, o por la vía de España, como soldados y marineros “registrados” muchas veces con sus nombres y apellidos ya castellanizados o traducidos, o directamente bajando en cualquier caleta de nuestras costas y desde la fundación de Colonia haciendo pie en ella y quedándose allí hasta poder pasar de contrabando al dominio Indiano.
Personajes: ALONSO, Rey de Napoles SEBASTIAN, su hermano PROSPERO, el legítimo Duque de Milán ANTONIO, su hermano, el usurpador del Ducado de Milán FERNANDO, hijo del Rey de Napoles GONZALO, un honesto consejero ADRIAN y FRANCISCO, caballeros CALIBAN, un salvaje y deformado esclavo TRINCULO, un bufón STEPHANO, un marinero borracho Capitan del barco Contramaestre Marineros MIRANDA, hija de Próspero ARIEL, un espíritu aereo IRIS, CERES, JUNO, NINFAS, espíritus ACTO I, escena 1 Un tempestuoso ruido de truenos y relámpagos se escucha: Entra un capitán de barco, y su contramaestre.
Vistosas banderolas, adornaban sus altos masteleros, y las movibles olas reflejaban las armas españolas que izaban los gallardos marineros, y dos hombres de pie, sobre la popa, del moribundo sol a los reflejos, contemplaban callados a lo lejos aquel puerto famoso, del cual como de sueño vagaroso se habla tal vez en la lejana Europa.
2º Si supieron u oyeron decir que el Sor Com.te mandó en un bote tropa a bordo de la Chalupa de D.n Jacobo Gordon, entre diez a doze de la noche a aprehender al Piloto, y cuatro marineros, que habían benido a robar la otra Chalupa, para llevarla a su costado, para transbordar las carnes sin orden ni conocimiento de nadie.
Sólo salvaron, y de manera que se consideró como providencial, el alférez Pontejo, hijo del general, y catorce marineros y soldados.
17º: Con el objeto de evitar todo desorden en el ejército y marina de uno y otro país, se ha convenido aquí y se conviene en que los tránsfugas de un territorio a otro, siendo soldados o marineros desertores, aunque estos últimos sean de buques mercantes, serán devueltos inmediatamente por cualquier tribunal o autoridad, bajo cuya jurisdicción esté el desertor o desertores; bien entendido que a la entrega debe preceder la reclamación de su Jefe o del Comandante, o del Capitán del buque respectivo, dando las señales del individuo o individuos, y el nombre, cuerpo o buques de que haya desertado, pudiendo entre tanto ser depositados en las prisiones públicas hasta que se verifique dicha entrega.
El viento seguía presagiando cada vez más lágrimas y catástrofes; las sombras del triste atardecer fundíanse con las amontonadas nubes que iluminaban los relámpagos; la tormenta dejaba oír sus imponentes rugidos; los marineros se despojaban presurosos de sus chamarretas dando al viento el pecho hercúleo y bronceado, sobre el que la fe había suspendido alguna que otra cruz, alguna que otra santa reliquia.
tal vez serciorado de haver, o no adaptado, la remisión p r Santa Fee, de los quatrocientos, o quinientos Marineros armados y municionados cuio número concidero mui suficiente p r su calidad, p a castigar, y escarmentar las Tropas Revolucionarias, q e caminan.
La noticia que se había recibido era que muchos desertores peruanos armados venían hacia Ancón, noticia que indujo al Capitán D'Arcy a sostener un inmediato Consejo de Guerra con todos los demás capitanes y esa tarde los buques desembarcaron 250 a 300 hombres, entre marineros y soldados de marina, para resguardar el pueblo.
Montgomery comandaba los marineros de su buque, Hawkins los soldados de marina, en su calidad de esa arma, mientras el Capitán Mc Kechnie era el comandante en Jefe de todas las fuerzas.
Como de ordinario, multitud de carros, bultos de mercancías, básculas, corredores, dependientes, comerciantes, marineros, pescadores, vagos y curiosos forasteros, en el más agitado y bullicioso desorden, le hacen intransitable desde la Ribera al café Suizo.