maricón

(redireccionado de maricones)
También se encuentra en: Sinónimos.

maricón

1. s. m. despectivo Marica, hombre homosexual.
2. despectivo Persona despreciable y malintencionada.
3. vulgar Insulto que se utiliza con o sin su significado preciso.

maricón

 
m. Homosexual.
Hombre afeminado.

maricón

(maɾi'kon)
sustantivo masculino
1. hombre que adopta movimientos femeninos Mira cómo camina el maricón de tu sobrino.
2. hombre que se siente atraído por otros hombres bar de maricones
Sinónimos

maricón

sustantivo masculino
(col. y desp.)homosexual, invertido, sodomita, afeminado, mariquita (col.), marica (col. y desp.), sarasa (col.), amariconado. macho, viril, masculino, varonil.
Traducciones

maricón

страхливец

maricón

Homo, Schwuler, Hupe, Poltron, Schwuchtel, Sodomit, Tucke, Warmer, Schwule

maricón

samseksemulo

maricón

poponar

maricón

finocchio

maricón

SM
1. (= homosexual) → queer CONC, fag (EEUU) , poof
¡maricón el último!the last one's a sissy!
2. (= sinvergüenza) → bastard
¡maricón de mierda!you bastard!
Ejemplos ?
Glorifica mi alma al señor y mi espíritu se llena de gozo al contemplar la bondad de dios, mi salvador... Yo soy muy macho, gracias a Dios, no como esos greñudos maricones.
— Para servir a Dios y a la Patria, me llamo Bartolomé -con idéntica voz atiplada. — ¿Otra te pego, Diego? -murmuró, para sí, el maestro-. ¡Vaya un par de maricones! ¡Lucido está el bachicha con su prole! ¿Y tú?
-¡Claro mano! Yo aunque sea de putañero, pero saco. Y no me importa que sean maricones. Te dan más lana y hasta cogen más sabroso.
X No quisiera morir, pero el adiós les miento; adiós a los traidores, ¡vanos!, de mi sexo; adiós a las vírgenes y hasta los mancebos; adiós las putas y sus besos perniabiertos; adiós los moteles donde se parchan celos; adiós los triángulos de las vergudas hechos; adiós los resoplidos de los inconexos; adiós los maricones de mujer sedientos; adiós las lesbianas de disfrazados pechos; adiós los machillos en sus vaginas presos; adiós a lubricantes para culos nuevos; adiós a los perreznos que nunca supieron después del orgasmo crear otros universos.
En febrero de 1998 fue elegido Presidente, reemplazando a Monseñor Augusto Vargas Alzamora, y reelecto el año 2000. En el 2011 fue criticado por referirse a los homosexuales como "maricones", aunque se rectificó días después.
Por ejemplo, Luis Buñuel relata el caso de un grupo de hombres de San Sebastián de visita en Madrid que fueron agredidos por no llevar sombrero y ser confundidos con «maricones».
La Iglesia trabaja a partir de creencias cristianas fundamentalistas expresadas por su eslogan más conocido, «God hates fags» (Dios odia a los maricones), y expresa la idea, basada en su exégesis bíblica, de que las tragedias del mundo están vinculadas de alguna forma a la homosexualidad— en especial el incremento de la tolerancia y la aceptación de la denominada «agenda homosexual».
Ortolani le da una paliza casi de muerte, y como castigo y para que aprenda tolerancia, Tim McManus le aparta de la cocina y le pone a trabajar con los enfermos del sida. Ortolani está muy enfadado, pues considera que los enfermos son "maricones" y débiles.
Quizás sea una vuelta más de tuerca, rechazando la normalización y reivindicando la diferencia. Así los personajes no se autoproclaman gais o lesbianas, sino maricones y tortilleras.
En 1980 el canciller alemán Helmut Schmidt del partido socialista decía, en el contexto de la eliminación del §175, que no quería ser el «canciller de los maricones».
Según Savage: En su columna del 25 de febrero de 1999, Savage anunció que retiraba la frase: «Tropecientas columnas más tarde, resulta extraño comenzar cada columna con un chiste sobre un debate que terminó hace años.» Ha escrito en algunas de sus columnas sobre los «derechos de los heterosexuales», como la vacuna contra el virus del papiloma humano y el anticonceptivo de emergencia, afirmando en la columna del 9 de noviembre de 2005 que «los de derechas y los fundamentalistas y los sexófobos no sólo van a por los maricones.
A partir de 1976 vivió en Berlín, donde estudió Derecho y realizó sus actividades a favor de la emancipación LGBT dentro del Homosexuelle Aktion Westberlin (HAW), donde participó en la acción Wir sind schwul. 682 Männer outen sich. («Somos maricones. 682 hombres salen del armario.»).