maragato

maragato, a

1. adj. De La Maragatería, comarca de León.
2. s. Persona natural de esta comarca.
3. s. m. INDUMENTARIA Y MODA Adorno que llevaban las mujeres en el escote parecido a la valona.
Ejemplos ?
Pertenece a la comarca de la Maragatería y su casco urbano se encuentra formado por los barrios de Arriba, de Abajo, El Monte y olleros. Cabe destacar su iglesia de La Magdalena perteneciente al Románico Maragato, con su esbelta espadaña.
Suele emplearse otros pescados para elaborar la misma sopa, un ejemplo muy habitual de variante de esta sopa es el uso de congrio. Sopa de ajo / Caldo de pimentón Cocido maragato Trucha
Su voz y su estilo personal le hace ser una referencia obligada dentro del mundo de la canción asturiana, ocupando un lugar destacado junto a otro importantes cantantes como Xuacu el de Sama, Ángel “el Maragato”, Miranda o Cuchichi.
En el año 1979, graba un disco "Teleno: Música de las Tierras Maragatas", la primera obra registrada del Tio Aquilino, cuyo formato en vinilo es objeto de coleccionistas, aunque su música circula por la red y hay numerosos vídeos en youtube donde poder escuchar y verle ((En su oficio de sastre, destacó por vestir a varias generaciones de maragatos, tanto en los ropajes tradicionales como en las prendas más cotidianas, y hasta el Príncipe Felipe recibió un traje maragato a medida, hecho por las manos del Tio Aquilino, allá por los años 80.
Su amor por esta cultura maragata y la música, le llevaron a recorrer los pueblos de la zona a pie o a lomos de un burro, caballo o mula, con el traje maragato confeccionado por él mismo, para amenizar las bodas, bautizos, rondas y fiestas sacramentales de sus convecinos.
Solo vivió fuera de su pueblo natal (Santa Catalina de Somoza) durante los tres años que le llevó hacer la “mili” en El Ferrol en artillería. Si bien, llevo el folclore maragato más allá de las fronteras de la Comarca, la provincia y de España.
quilino Pastor Alonso (2 de marzo de 1889 - 11 de abril de 1991) fue un músico maragato del siglo XIX y XX que durante sus 102 años de vida buscó la preservación y transmisión de la cultura y folclore maragatos, tanto en la propia comarca de la Maragatería, como en España y Europa.
Francisco de Goya inmortalizó esta anécdota en la serie de 6 cuadros costumbristas "Fray Pedro de Zaldivia y el bandido Maragato", que se encuentran en el Museo de Bellas Artes de Boston.
Dirigió, junto con Rodolfo Costa, el periódico "O Maragato", diario republicano-parlamentarista que tuvo una muy importante oposición al Castilhismo Riograndense y al Partido Blanco en Uruguay.
En 1993, es el primer conjunto humorístico del interior en salvar la prueba de admisión y participar en el carnaval montevideano. En 1996, reaparece en el carnaval maragato y en las estudiantinas, manteniendo su estilo pero con una propuesta más integral.
El club maragato finalizó en quinta posición de su grupo en la fase previa, y se aseguró su presencia en la máxima competición al año siguiente.
Los jugadores rechazaron una reducción salarial, por lo que el equipo maragato anunció su desaparición al término de la temporada.