Mar Rojo

Búsquedas relacionadas con Mar Rojo: mar Muerto

Rojo, mar (al-Baḥr al-Aḥmar)

 
Mar continental que baña las costas occidentales de Arabia y las nordorientales de África, conectado al Mediterráneo por el Canal de Suez (N) y con el océano Índico (golfo de Adén) por el estrecho de Bab-el-Mandeb (S); unos 438 000 km2. Sus aguas tienen una temperatura muy elevada y son de las más salinas del globo. Costas altas e inhospitalarias. Puertos: Suez (Egipto), Elat (Israel), Aqaba (Jordania), Jidda (Arabia Saudita), Port Sudan (Sudán), Hodeida (Yemen), Mitsiwa y Aseb (Etiopía).
Traducciones

Mar Rojo

Red Sea, RedSea

Mar Rojo

mer Rouge

Mar Rojo

Rudé moře

Mar Rojo

Det Røde Hav

Mar Rojo

Rotes Meer

Mar Rojo

Punainen meri

Mar Rojo

Crveno more

Mar Rojo

Mar Rosso

Mar Rojo

紅海

Mar Rojo

홍해

Mar Rojo

Rode Zee

Mar Rojo

Rødehavet

Mar Rojo

Mar Vermelho

Mar Rojo

Röda havet

Mar Rojo

ทะเลแดง

Mar Rojo

Hồng Hải

Mar Rojo

红海
Ejemplos ?
Y Moro, Esforza y viscontea culebra verán que nunca nadie se le atreve desde el remoto Indo hasta Ginebra, desde el Mar Rojo a la islandesa nieve; mas muerta, el reino ínsubro a la quiebra con perjuicio de Italia irá no leve; de suerte que será, tras de su ausencia, por ventura estimada la prudencia.
En las historias griegas y romanas leería, por ejemplo, que habiendo salido Menelao, después del sitio de Troya, por el estrecho de Gibraltar (entonces de Hércules), navegó tanto por el Océano Atlántico que, sin apartarse nunca del litoral de África, llegó a ver salir el sol a su derecha, encontrándose al poco tiempo en el mar Rojo, prueba evidente de que había dado la vuelta al continente africano.
Guárdanos incólume a César, resuelto a marchar contra los britanos en las últimas regiones del mundo, y la nueva hueste de jóvenes que será pronto el terror de las comarcas orientales y del mar Rojo.
En lugar de perseguir a los piratas se dirigió a la isla de Madera, Bonavista y Madagascar, llegando hasta la entrada del Mar Rojo.
Y saben, si estuviera parado al comienzo de la era, con la posibilidad de echarle una mirada general tipo panorámica a toda la historia humana hasta ahora, y el Todopoderoso me dijera, “Martin Luther King, ¿En que era te gustaría vivir?” Yo tomaría mi vuelo mental por Egipto, y vería a los hijos de Dios en su magnífica jornada, desde los oscuros calabozos de Egipto a través, mejor dicho cruzando el Mar Rojo, a través del desierto, hacia la tierra prometida.
Tal sangre por la boca en el mar vierte, que mar Rojo llamarse hoy bien podría, y al tiempo azota el agua de él tan fuerte que abrir parece entre las aguas vía, o bien que baña el cielo azul de suerte que esconde el sol que da la luz al día.
Aquel Faraón que despreció los prodigios que obraba Moisés, y se empeñó en meterse en el mar Rojo con toda su caballería y su infantería, era sin duda un frívolo, y aunque se lo tragó el mar, y a todo su ejército, fue sin hacerle perder el buen humor ni un solo instante.
Si se desvanecía este sueño, me imaginaba viajando por el archipiélago de la Malasia, a bordo de un velero en el océano Indico; había cambiado de nombre, mascullaba inglés, mi tristeza era quizá la misma, pero ahora tenía brazos fuertes, la mirada serenísima; quizás en Borneo, quizás en Calcuta o más allá del mar Rojo, o al otro lado de la Taiga, en Corea o en Manchuria, mi vida se reedificará».
Le fue imposible sostenerse por la marina, pues que perdió al instante el puerto que tenia en tiempo de Salomón en el mar Rojo; y pues que el mismo Salomón se sirvió siempre de los Tirios para construir y conducir sus navíos, como igualmente para edificar su palacio y su templo.
Pero al fin, el hermoso cántico que cantó con su hermana Maria al salir del fondo del mar Rojo, es el primer monumento poético que tenemos en versos hexámetros.
En el mismo libro de los Reyes se dice, que era dueño de un gran reino que se estendia desde el Eúfrates hasta el mar Rojo y el Mediterraneo; pero desgraciadamente se dice al mismo tiempo que el rey de Egipto habia conquistado el pais de Gazef en el Canaan, y que dió en dote la ciudad de Gazer á su hija que se supone casada con Salomon: se dice que habia un rey en Damasco, y que florecian los reinos de Sidon v de Tiro: sin duda que manifestó su sabiduría conservándose en paz con tantos Estados poderosos como lo rodeaban.
En la opuesta banda Antonio, ostentando bárbara pompa y cien varias huestes, vencedor de los pueblos de la Aurora y de los de las costas del mar Rojo, trae consigo el Egipto, las fuerzas del Oriente y los remotos Bactros y le sigue ¡Oh baldón!