maquiavélico

(redireccionado de maquiavélicas)

maquiavélico, a

(De Maquiavelo, filósofo y político italiano.)
1. adj. De este filósofo y político italiano o de su obra.
2. adj./ s. POLÍTICA Que es partidario del maquiavelismo.
3. Que actúa con engaño y mala intención para conseguir una cosa urdieron un plan maquiavélico para quitarle el puesto. astuto, pérfido

maquiavélico, -ca

 
adj. Relativo al maquiavelismo.
Traducciones

maquiavélico

Machiavellian

maquiavélico

machiavélique

maquiavélico

Machiavellistische

maquiavélico

ADJMachiavellian
Ejemplos ?
Los Convenios de Munich, que como dije a usted me parecieron siempre un gravísimo error político de parte de Chamberlain y Daladier, tuvieron, sin embargo, una ventaja: la de proporcionar la ocasión para que el mundo entero se diera cuenta de la falsía y de las maquiavélicas intenciones de Hitler y para que, cometida la primera violación de aquellos Convenios con la conquista brutal de Checoeslovaquia, las democracias se convencieran de que con el canciller alemán no podía haber entendimientos pacíficos, sino que era un hombre, director de una casta militarista y hegemónica, que había que detener y vencer única y exclusivamente por la fuerza de las armas.
El GAN fue una serie de maniobras maquiavélicas, montadas con todo cinismo y con el claro fin de engañar nuevamente al pueblo; de la mejor manera posible, eso si.
Y vino y fue mía; y después ha venido dos veces, sin pedírselo casi, porque ha querido, porque necesita caricias como necesita respirar, y porque el otro, el hombre astuto de las maquiavélicas combinaciones, anda cenando con sus horizontales, que le están comiendo medio lado, y tiene abandonada esa flor de sensualidad y de inocencia, que se pasa muchos días y muchas noches sola, porque no tiene casi relaciones en París.
La Guerra de Granada, a pesar de mantener muchos rasgos de la Edad Media, fue una de las primeras guerras de la Edad Moderna, por el armamento y tácticas empleadas (más que batallas en campo abierto, fueron decisivos los asedios resueltos con artillería, y las maquiavélicas maniobras políticas, aunque no faltaron ejemplos de heroísmo caballeresco, también propios de la época).
En el primer encuentro que hubo entre Alfonso de Aragón y César Borgia, antes de la boda con aquél, César quedó muy bien impresionado por él y su aspecto, además la boda con él suponía una alianza muy beneficiosa para los Borgia. Con el tiempo dicha alianza se volvió políticamente adversa, entre otros motivos por las intrigas maquiavélicas de los Borgia.
Los que consideran que el documento sería una falsificación se basan en la incapacidad de encontrar menciones al mismo en los demás textos de la época, en que no se conserva original o copia autenticada y que la caligrafía de la copia preservada prueba que fue escrita por el capitán y agente realista Andrés Álvarez de Toledo, y que su redacción reúne las características habituales de los textos que en dicha época se solían intentar imputar a adversarios políticos para atribuirles conspiraciones maquiavélicas.
Sus políticas fueron definidas como maquiavélicas y cínicas en sus objetivos, siempre encaminadas a asegurar el crecimiento del poder del PCI.
Es necesario en consecuencia hacer distinción entre la «Leyenda Negra de los Borgia», que los muestra como seres despiadados que incurrían en prácticas maquiavélicas, de la realidad en la cual todas esas eran acciones que virtualmente todos los poderosos de la península itálica practicaban en esos tiempos.
La historia va tejiendo intrigas, celos y pasiones violentas, que demuestran muy bien que la historia humana está manchada de sangre y maquiavélicas jugadas que terminan por aniquilar a los débiles.
Como sus dioses hermanos, Tzeentch crece a partir de una pasión o emoción de los mortales: En su caso, era la esperanza. Tzeentch es el Dios del Caos del cambio, hechicería, intrigas maquiavélicas, y la manipulación sutil.
Se conserva una embajada que sirve como su residencia. Se muestran las tendencias más sociópatas y maquiavélicas de Doctor Doom. Tales como el lanzamiento del Edificio Baxter en órbita (con poco respeto por los inquilinos que quedan en el interior).
En diciembre de 2010 retoma la interpretación, esta vez, para la pantalla grande en el papel del abuelo Santiago, un fantasma conspirador que se materializa para salvar al nieto de las trampas maquiavélicas de su mujer Sonia.