mantequilla

mantequilla

1. s. f. COCINA Sustancia untosa que se obtiene, por agitación, de leche de vaca o de su nata.
2. COCINA Pasta blanda y suave hecha con manteca de vaca batida y azúcar le gusta desayunar tostadas con mantequilla.

mantequilla

 
f. Dim. de manteca.
Grasa de la leche separada por agitación o mezclado.
Manteca de vaca batida y mezclada con azúcar.

mantequilla

(mante'kiʎa)
sustantivo femenino
sustancia grasa comestible obtenida de la nata de la leche untar mantequilla en un pan
Traducciones

mantequilla

butter, blueberry

mantequilla

botter

mantequilla

زبدة, زُبْدَة

mantequilla

mantega

mantequilla

máslo

mantequilla

smør

mantequilla

Butter

mantequilla

βούτυρο

mantequilla

butero

mantequilla

voi

mantequilla

beurre

mantequilla

חמאה

mantequilla

maslac

mantequilla

vaj

mantequilla

mentega

mantequilla

smjör

mantequilla

burro

mantequilla

バター

mantequilla

butyrum

mantequilla

sviestas

mantequilla

boter

mantequilla

smør

mantequilla

masło

mantequilla

manteiga

mantequilla

unt

mantequilla

масло

mantequilla

maslo

mantequilla

маслац

mantequilla

smör

mantequilla

siagi

mantequilla

tereyağı

mantequilla

масло

mantequilla

mantequilla

黃油, 黄油

mantequilla

버터

mantequilla

เนย

mantequilla

масло

mantequilla

黃油

mantequilla

SFbutter
pan con mantequillabread and butter
tostadas con mantequillabuttered toast
manos de mantequillabutter fingers
mantequilla de cacahuetepeanut butter

mantequilla

f. butter.

mantequilla

f butter; — de maní or cacahuete or cacahuate peanut butter
Ejemplos ?
-se lamentó el Sombrerero, y, dirigiéndose amargamente a la Liebre de Marzo, añadió-: ¡Ya te dije que la mantequilla no le sentaría bien a la maquinaria!
(Durif, p. 22) Mientras era construida la capilla de Kernascleden, una vaca proporcionaba milagrosamente leche y mantequilla a los obreros.
Sin embargo, aquella botella no llevaba la indicación «veneno», así que Alicia se atrevió a probar el contenido, y, encontrándolo muy agradable (tenía, de hecho, una mezcla de sabores a tarta de cerezas, almíbar, piña, pavo asado, caramelo y tostadas calientes con mantequilla), se lo acabó en un santiamén.
No se hacen esperar demasiado, y cuál se pasman grandes y pequeños cuando los ven tomarse aquella plaza, muy campantes y atalajados: los esposos, en unas mulas como torres; el chico, en una yegüita mantequilla muy fina y cavilosa; el peón de estribo, un negrazo disforme, con su maleta de vituallas a la espalda.
Informó a Madame Bovary sobre los proveedores, hizo venir expresamente a su proveedor de sidra, probó la bebida él mismo, y vigiló en la bodega para que colocasen bien los toneles; indicó, además, la manera de arreglárselas para proveerse de mantequilla barata, y concluyó un trato con Lestiboudis, el sacristán, quien, además de sus funciones sacerdotales y funerarias, cuidaba los principales jardines de Yonville por hora o al año, a gusto de los dueños.
¿Y qué encontró Meñique allá en la roca? Pues un pico encantado, que picaba solo, y estaba abriendo la roca como si fuese mantequilla.
El desaire le dio ánimo en vez de acobardarlo, y siguió pintando tan de prisa que le decían «el furioso». Canova, el escultor, hizo a los cuatro años un león de un pan de mantequilla.
Después que hubimos comido de una manera opípara pescado cocido, mantequilla y patatas, con una chuleta para mí, un hombre de largos cabellos y cara de buena persona entró en la casa.
Ya lo ha dicho un compañero desde esta tribuna; Chile es un país que tiene que gastar 180, 200 millones de dólares para traer carne, trigo, grasa, mantequilla y aceite que nuestra tierra debería producir.
Incluso en su época los estadísticos eran capaces de decirle el número de metros de algodón, terciopelo, lana, el número de barriles de harina, patatas, mantequilla, el número de pares de zapatos, sombreros y paraguas consumidos anualmente por la nación.
En el invierno de 1847, a consecuencia de una mala cosecha, subieron considerablemente los precios de los artículos de primera necesidad: el trigo, la carne, la mantequilla, el queso, etc.
No creo yo que Napoleón III tenga el corazón de mantequilla y de jalea; pero el tremendo espectáculo del campo de batalla de Solferino, de tantos millares de cadáveres, hubo de oprimirle y angustiarle el corazón decidiéndole á la paz, aun antes de cumplir su promesa de hacer libre á Italia hasta el Adriático.