manijero

Búsquedas relacionadas con manijero: aperador, capataz, mayoral

manijero, a

1. s. OFICIOS Y PROFESIONES Capataz de una cuadrilla de trabajadores del campo.
2. OFICIOS Y PROFESIONES Persona encargada de contratar obreros para determinadas faenas del campo.
NOTA: También se escribe: manigero
Ejemplos ?
De gran tradición, es muy especial la forma en que se llevan los pasos por las calles, denominada santería y son los santeros los que los hacen, llevados por un manijero.
Los orígenes se encuentran en las cuadrillas de trabajadores del campo, que eran dirigidas por un capataz o manijero. Los señores encargaban a los capataces y manijeros que llevaran a su cuadrilla a sacar a los pasos.
En Lucena las procesiones van cambiando cada año de santeros. Cada año una cofradía otorga el timbre de su Titular a un manijero, quien se encarga de formar una cuadrilla de santeros.
Cuando la procesión sale a la calle, es sacada a la altura de las rodillas de los santeros, la dejan en el suelo y se la pueden echar al hombro de dos formas: En un tiempo: el manijero grita "estáis" en una esquina y comprueba que todos estén preparados y griten "puestos"; en ese momento el manijero grita "al hombro" y el santo sube de un tirón al hombro.
En tres tiempos: se produce la misma operación pero esta vez el manijero grita "a los muslos" (rodillas) "a la sangría" (pecho) "al hombro" esta operación se realiza con todas las vírgenes y algunos cristos que pesen mucho.
A la hora de encerrar el santo se repite la última operación que hemos visto pero al revés: El manijero grita: "fuera horquillas" "a la sangría" "a los muslos" "al suelo" y por último "¡Viva nuestro padre!" O "¡Viva nuestra madre!" y entran la procesión de nuevo al templo a la altura de las rodillas.
Los horquillos, periodos de tiempo en los que el trono avanza al ritmo del tambor, están marcados por el manijero, que indica su duración mediante un timbre que él únicamente toca.
Para estas faenas, en Villar del Rey existía el gremio de los esquiladores, formados por cuadrillas de expertos, que con tijeras, realizaban la faena de la pela o corte de lana de estos animales. Cada cuadrilla estaba compuesta por un capataz o manijero, los esquiladores, los aprendices y los moreneros.
Además no se ensaya; simplemente se hacen juntas (pequeñas celebraciones) en las que el manijero indica como va a ir el santo, los sitios que ocuparán los santeros, el ritmo que va a llevar el tambor -pues no llevan bandas de música que marquen el ritmo como en las procesiones de costaleros-, y la última junta que es la junta marca.
El gran día de salir a la calle, los santeros van vestidos de una forma especial a la casa del manijero dos horas antes de la salida de la procesión.
El nombre con el que se denomina a este danzante generalmente es el de «cabeza», aunque también se le conoce como «guion», «manijero», «capitán» o «cruz», papel desempeñado normalmente por el más habilidoso, distinguiéndose en algunos lugares por algún rasgo o matiz en la indumentaria, generalmente un color diferente a los demás en algunas de sus prendas (chaleco, mantoncillo, banda o faja).
Celipillo, tú tiés argo, tú no pués engañame, o el amo te miró con mala cara, o bajó el manijero los jornales; pero tú tienes argo, Celipillo, argo que yo no pueo devinate por más que me caliento la mollera rebuscando el porqué de tus pesares.