mamaíta

Búsquedas relacionadas con mamaíta: mamacita, mamita
Traducciones

mamaíta

mamma, mammy, mum, mummy

mamaíta

SF = mamá 1
Ejemplos ?
Mahtab (مهتاب): «luz de la Luna». Mahvash (مهوش): «como la Luna». Mamak (مامک): «mamita, mami, mamaíta» (kurdo). Mandaná (ماندانا): «ámbar negro».
Era yo demasiado pequeña para haber podido conocer a mi mamaíta; pero a ti, Santiago, a mi abuela y también a mi abuelo -Dios le tenga en el cielo, porque sufrió mucho con su ruina, que era la mía-, en fin, a los dos que habéis quedado os quiero tanto como desgraciada soy.
¡Qué progresos, amigos míos!..., ¡con qué rapidez recorro la espinosa ruta del vicio!... ¡Oh, soy una perdida!... ¡Creo que te estás corriendo, dulce mamaíta!... Dolmancé, mira sus ojos, ¿no es cierto que se corre?...
AGUSTÍN: Mirad, por mí, yo la dejaría con tal de zer rota en vida. EUGENIA: Mi mamaíta será mechada con pastillas de azufre, que yo me encargaré de prender una a una.
Y la tía Tula, con su voz más seria y delante de todos, le contestó: ––Aquí todos sois hermanos, todos sois hijos de un mismo padre y de una misma madre, que soy yo. ––¿Pues no dices, mamaíta, que hemos tenido otra madre?
¡Cómo me avergüenzo de haberte dado el ser! EUGENIA: Vamos, paz, mamaíta, que ya termino. DOLMANCÉ, saliendo empalmado de las manos de la Sra.
Y: «Mamaíta, mamaíta..., yo quiero el vestido verde botella.» Y aunque yo no soy supersticiosa..., como dicen que los sueños a veces son presentimientos..., pues, nada, aquí le traigo a usted el de color de café con leche, para que me haga usted el favor de cambiármelo por el otro.
¡Allí era de ver su regocijo! ¡Con cuánto cariño abrazaron a su mamaíta, brincando como sastre en bodas! Pero la cabra dijo: - Traedme ahora piedras; llenaremos con ellas la panza de esta condenada bestia, aprovechando que duerme.
¡Vamos, Eugenia, enterneceos! EUGENIA, medio desnuda, corno se recordará: Tomad, mamaíta, os doy mis nalgas... ahí las tenéis, a la altura de vuestra boca; besadlas, corazón mío, chupadlas, es todo cuanto Eugenia puede hacer por vos...
Durante estos distintos ataques, Dolmancé ha recorrido con su aparato los culos de todos los agentes, excitándoles con sus palabras.) Vamos, hermosa Eugenia, follad a vuestra madre; ¡primero por el coño! EUGENIA: Venid, mamaíta, venid, que os sirva de marido.
Y entonces ella, ¡pobrecilla!, me puso una de sus manitas sobre el hombro y la otra sobre el de su madre y, nos dijo: «Papaíto... mamaíta...
Cuando veía de lejos su aire perezoso y su talle cimbreándose suavemente sobre sus caderas sin corsé, cuando frente a frente uno del otro la contemplaba todo contento, y ella, sentada en su sillón, daba muestras de fatiga, entonces su felicidad se desbordaba; se levantaba, la besaba, le pasaba las manos por la cara, le llamaba mamaíta, quería hacerle bailar, y decía, medio de risa, medio llorando, toda clase de bromas cariñosas que se le ocurrían.