maligno

(redireccionado de maligna)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con maligna: hipertermia maligna

maligno, a

(Del lat. malignus.)
1. adj./ s. Que tiende a actuar o pensar con maldad es un chico maligno y por eso no tiene amigos. perverso, taimado
2. De índole perniciosa su comportamiento tuvo un claro efecto maligno. dañino
3. MEDICINA Se aplica a la enfermedad que tiene una evolución negativa le descubrieron un tumor maligno. benigno
NOTA: También se escribe: malino

maligno, -na

 
adj.-s. Propenso a pensar u obrar mal.
adj. De índole perniciosa.
m. fig.teol. El maligno. El demonio.

maligno, -na

(ma'ligno, -na)
abreviación
1. persona que tiene tendencia a hacer daño o desear el mal de los demás hombres malignos
2. que implica o denota maldad un deseo maligno
3. que produce daño o prejuicio un vicio maligno
4. enfermedad que evoluciona de modo adverso un tumor maligno
5. espíritu que representa el mal Sentía a su alrededor una fuerza maligna.

maligno


sustantivo masculino
ser sobrenatural que representa el mal no temer al Maligno
Sinónimos

maligno

, maligna
adjetivo y sustantivo
Traducciones

maligno

maligno

maligno

zhoubný

maligno

ondartet

maligno

pahansuopa

maligno

malin

maligno

zloćudan

maligno

悪意のある

maligno

극히 해로운

maligno

schadelijk

maligno

ondartet

maligno

złośliwy

maligno

maligno

maligno

elakartad

maligno

เป็นอันตราย

maligno

kötücül

maligno

ác tính

maligno

恶性的, 恶性

maligno

惡性

maligno

A. ADJ
1. (Med) → malignant
2. (= perverso) [persona] → evil; [influencia] → pernicious, harmful; [actitud, observación] → malicious
B. SM el malignothe Devil, the Evil One

maligno-a

a. malignant, virulent, pernicious, having a destructive effect;
neoplasia ___cancer
.

maligno -na

adj malignant
Ejemplos ?
Si mi honor, empeñado ahora por la conducta maligna de Sarratea, hace oír el grito de mi defensa, ni honradez nivelará mis pasos consiguientes, sin envilecerme jamás.
¾ Al oír eso, no sé cómo, pero comencé a volar; miraba hacia atrás y veía a quienes me venían persiguiendo: las brujas, los ogros, los vampiros, los seres de la oscuridad maligna.
Si mi honor empeñado ahora por la conducta maligna del señor Sarratea hace oir el grito de mi defensa, mi honradez nivelará mis pasos consiguientes, sin envilecerme jamás.
en los que los primeros albores de la inteligencia se reflejaban con una chispa maligna; de brazos largos y pies prensiles, con todas las irregularidades esqueléticas que delataban el reciente escape de la animalidad original.
Sin que ello importe parangonarme con mis dos ilustres amigos y compañeros en la Real Academia Española, al lado de los cuales no paso de ser un simple (y tómese este simpVe hasta en su acepción maligna) borroneador de papel, declaro que, como ellos, prefiero pecar de indulgente á pecar de severo.
El rey le dio el título de Adelantado, le concedió muchas mer- cedes y honores, y lo autorizó para sacar de España mil hom- bres y emprender con ellos la conquista de la Florida. En ésta no fué menos heroico y prudente que en el Perú, y falleció, en medio de los bosques, atacado de una fiebre maligna.
Lo cual como así sea, no quisiera que estimes que nos con mente maligna esto hacemos, o con ánimo no bastante ingenuo, el que a ti, que lo pides, provisión de lo uno y lo otro dispuesta ha sido.
Embebido en mis pensamientos, me sorprendí varias veces a mí mismo riendo como un pobre hombre de mis propias ideas y moviendo maquinalmente los labios; algún tropezón me recordaba de cuando en cuando que para andar por el empedrado de Madrid no es la mejor circunstancia la de ser poeta ni filósofo; más de una sonrisa maligna, más de un gesto de admiración de los que a mi lado pasaban, me hacía reflexionar que los soliloquios no se deben hacer en público; y no pocos encontrones que al volver las esquinas di con quien tan distraída y rápidamente como yo las doblaba, me hicieron conocer que los distraídos no entran en el número de los cuerpos elásticos, y mucho menos de los seres gloriosos e impasibles.
Dougal se alegró mucho de ver a Steenie y lo condujo al gran salón de roble, y allí estaba el señor sentado en completa soledad, excepto por la compañía de un mono feo y grande que era su animal favorito; era una bestia maligna que gastaba muchas bromas pesadas –difícil de complacer y fácil de enfadar–, correteaba por todo el castillo parloteando y gritando, robando y mordiendo a la gente, sobre todo cuando iba a hacer mal tiempo o iba a haber problemas de gobierno.
Es una estupidez maligna atribuir a los hombres públicos las vicisitudes que el orden de las cosas produce en los Estados, no estando en la esfera de las facultades de un general o magistrado contener en un momento de turbulencia, de choque, y de divergencia de opiniones el torrente de las pasiones humanas, que agitadas por el movimiento de las revoluciones se aumentan en razón de la fuerza que las resiste.
Vuelven los jugadores y se prepara una escena digna de los habitantes de Melilla, Málaga o Ceuta; escena digna de la nobleza de Melpómene y de la inocente y maligna máscara de Talía; escena, en fin, en que es preciso hacer al autor la justicia de conocer bien a fondo el corazón de la clase más apreciable de la sociedad; pero entonces el cielo, que no duerme, se acaba de declarar en favor de la inocencia, y acumula sobre la barraca una gran cantidad de electricidad que atrae una media docena de rayos; ¡pero qué rayos!; en menos de dos minutos se convierte la escena en función de pólvora, que no parece sino que se van a acabar los novillos.
La maligna influencia del gobierno de Rojas no acabó con su autoridad, porque es imposible que deje de tener partidarios un jefe que no ha guardado la imparcialidad que le impone su ministerio.