malgache

(redireccionado de malgaches)

malgache

1. adj. De Madagascar, isla del océano Índico, o de su lengua.
2. s. m. y f. Persona natural de esta isla.
3. s. m. LINGÜÍSTICA Lengua indonesia hablada por los habitantes de esta isla.

malgache

 
adj.-com. De Madagascar.
m. ling. Grupo de lenguas malayo-polinesias habladas en Madagascar e islas adyacentes.
Traducciones

malgache

Malagasy

malgache

Madagasse, Madagassin, Madegasse, Madegassin

malgache

Madagascar

malgache

مدغشقر

malgache

Мадагаскар

malgache

马达加斯加

malgache

馬達加斯加

malgache

マダガスカル

Malgache

SMMalagasy

malgache

ADJ, SMFMadagascan
Ejemplos ?
Así, a modo de ejemplo, esclavos malgaches fueron llevados por europeos al Virreinato del Perú, asentándose principalmente en la costa norte de dicho país en una zona conocida como Piura.
En una isla donde sus habitantes practican el culto a los ancestros, los habitantes veneran a los vazimba como sus ancestros más lejanos. Los reyes de algunas tribus malgaches reivindican su parentesco de sangre con los vazimba.
Los denominan los Vazimba. Algunos malgaches creen que estos primeros habitantes todavía viven en las profundidades de los bosques.
Los pobladores originales de las islas fueron bantúes provenientes del continente africano, a los que se unieron los árabes a partir del siglo VIII y los malgaches.
La clasificación de Greenberg de las lenguas africanas autóctonas, divide a estas en cinco grupos principales: lenguas afroasiáticas, lenguas nilo-saharianas, lenguas nigero-congoleñas, lengua khoisanas y lenguas malgaches (este último grupo se restringe sólo a la isla de Madagascar).
Ursch, E. & J. Leandri. 1954. Les euphorbes malgaches epineuses et charnues du Jardin Botanique de Tsimbazaza. Mém. Inst. Sci. Madagascar, Sér.
Maisonneuve & Larose, 1964 Coutumes guerrières et Organisation militaire chez les anciens Malgaches, Paris, Éditions maritimes et d'outre-mer, T.
Además la historia del capitán Mission no fue criticada cuando el libro apareció y muchas viejas tripulaciones malgaches aún sobrevivían.
Por momentos miraba el palacio de la pobre Ranavalo, y si le volvía la espalda tropezaba con una multitud de robustos malgaches; que con la cabeza cargada de cestos de caña pasaban hacia el mercado transportando sus plátanos.
Dos malgaches, de pelo tan rizado que les formaba en torno de la cabeza una corona de flecos de alfombra, nos acompañaban como cargueros.
Primero cruzamos los arrabales y las aldeas vecinas, donde encontramos por todas partes, frente a sus cabañas de bambú y rafia, verdadera colectividades de poltrones malgaches jugando al karatva, un juego muy parecido al nuestro que se conoce bajo el nombre de las damas, con la diferencia que ellos, en vez de tener trazado su tablero en una tabla, lo han pintado en un tronco de árbol.
En un primer momento, se construyeron los edificios necesarios para albergar al comandante y a la guarnición, para lo cual se importaron esclavos malayos y malgaches.