Ejemplos ?
Bajo aquellas palabras acogedoras, le contesté que estaba muy bien, y que esperaba que a ella le sucediera igual; pero con tal indiferencia y poca gracia, que miss Murdstone me juzgó en tres palabras: -¡Qué mal educado!
Por la otra parte, se presenta el periodismo de la oposición, esclavo grotesco y mal educado; que gasta su tiempo en quejarse, en lloriquear y en pedir gracia; que a cada escupida que recibe, a cada bofetada que le propinan, dice: vosotros os comportáis mal conmigo, no sois justos, no he hecho nada para ofenderos.
Hellen había tenido el buen humor de encargar flores y ponerle al ramo mi tarjeta; así me reprochaba el que yo no supiera el día de su santo y al mismo tiempo me evitaba aparecer como un mal educado con la señora.
El análisis hace surgir el recuerdo de un muchacho muy mal educado que jugaba con nosotros en la pradera próxima a lacasa y cuyo nombre era Felipe.
-se rió el herrador. -¡Mal educado! -gritó el escarabajo, y, saliendo por la puerta de la cuadra, con unos aleteos se plantó en un bonito jardín que olía a rosas y espliego.
Pero sin subir tan alto, creo, que Lampito, hija de Leoliquidas, mujer de Arquidamo y madre de Agis, que son todos de casta real en Lacedemonia, no se sorprendería menos, si se le dijese, que mal educado como has sido, deseas ponerte a la cabeza de los atenienses para hacer la guerra a su hijo.
Di: ¿no tienes en casa pan que te sobra? Traga—buches, infame, mal educado, ¿sabes que mis sermones te han reformado? No te mato ahora mismo de un estacazo porque soy menos bruto que tú, brutazo; mas como mi consejo no te aproveche, yo le diré al tío Pincos que te escabeche.
Pues te la digo: ¡Es... que tú eres más bruto que el de mi amigo!" Mal educado estaba el gran Coral, pero ya no está mal; está muy mal.
90 ¿Así que de entre tantas riquezas que la mejor de las madres, la tierra, pare, nada a ti masticar con salvaje diente te complace y las comisuras recordar de los Cíclopes, y no, si no es perdiendo a otro, aplacar podrías los ayunos de tu voraz y mal educado vientre?
Ha comprendido que su primer enemigo, que el primero que le negará el vaso de agua, es este mal educado que camina de casualidad en dos pies.
De niño, Spirou era mal educado y con frecuencia metía la pata; entonces estaba rodeado de personajes que no aparecen en la serie original.
Aunque en un principio encuentra a Rick muy sucio, desagradable y mal educado, después de la segunda impresión comienza a gustarle mucho.