maduro

(redireccionado de maduros)
También se encuentra en: Sinónimos.

maduro, a

(Del lat. maturus.)
1. adj. Que está en sazón la fruta madura es más dulce. verde
2. Que se comporta con juicio y prudencia aunque es joven, es muy maduro. inmaduro
3. Que ya ha pasado la juventud y aún no se considera viejo su madre es una señora madura. adulto
4. Se refiere al tumor, furúnculo o grano que se encuentra a punto de abrirse.

maduro, -ra

 
adj. Que está en sazón.
Juicioso, prudente.
Entrado en años.

maduro, -ra

(ma'ðuɾo, -ɾa)
abreviación
1. fruto que ha completado su desarrollo un plátano maduro
2. persona que ha superado la juventud pero aún no entra en la vejez El profesor es un hombre maduro.
3. que se considera propio de las personas de esta edad Debes afrontar tus problemas con una actitud madura.
4. persona que se comporta de manera seria y prudente un gobernante maduro
5. persona que ha alcanzado el punto óptimo de desarrollo en su actividad un poeta maduro
6. cosa que ha alcanzado un estado propicio para algo una idea madura
Traducciones

maduro

ripe, mature

maduro

mûr

maduro

maturo

maduro

vyspělý, zralý

maduro

moden

maduro

reif

maduro

kypsä

maduro

zreo

maduro

成熟した, 熟した

maduro

성숙한, 여문

maduro

moden

maduro

dojrzały

maduro

maduro

maduro

mogen

maduro

โตเต็มที่, สุก

maduro

olgun

maduro

chín, trưởng thành

maduro

成熟

maduro

A. ADJ
1. [fruta] → ripe
poco madurounderripe
2. [persona, carácter] → mature
de edad maduramiddle-aged
el clima no está maduro para esas negociacionesthe climate is not ripe for such negotiations
el divieso está madurothe boil is about to burst
B. SM (Colombia) → plantain

maduro-a

a. mature, ripened.

maduro -ra

adj mature; (fruta) ripe
Ejemplos ?
El triunfo de la revolución en numerosos países atrasados ha demostrado que todas las naciones tienen condiciones suficientes para realizar la revolución socialista; que no hay proletarios "maduros e inmaduros".
¿Piensas, quiero decir, que este mozo, altivo por su riqueza, arrogante por su gallardía, inexperto por su edad poca, confiado por su linaje, ha de querer, ni poder, ni saber guardar firmeza en sus amores, ni estimar lo inestimable, ni conocer lo que conocen los maduros y experimentados años?
¿Y él puso en los versos tacha, sabiendo quién los compuso? ECO: Puso. GALÁN: Hallaríalos oscuros, versos inútiles, cojos, duros, bajos, y tan flojos, que se caen de maduros. ECO: Duros.
Y pasa también que nuestros insurgentes, insurgentas, milicianos, milicianas, responsables locales y regionales, así como las bases de apoyo, que eran jóvenes en el inicio del alzamiento, son ya hombres y mujeres maduros, veteranos combatientes y líderes naturales en sus unidades y comunidades.
Muchos compañeros quedaron a lo largo del camino hacia la victoria. Hoy todo tiene un tono menos dramático porque somos más maduros, pero el hecho se repite.
Lo sacaron de la jaula, y empujándolo por el medio de la calle, lo echaban del pueblo. Iba cayéndose a cada momento, y detrás de él los muchachos, las mujeres y los hombres maduros, empujándolo.
Como los racimos maduros en los meses otoñales; como la hierba en los prados por abril; como los peces en densos bancos en las aguas profundas; como las hojas de los árboles en primavera, renace y se multiplica la raza de los hombres, más numerosa después de las colosales catástrofes y las espantosas carnicerías.
La señora de Beleño tiene fama de celosa, aun cuando mi amigo Valentín está en sus cuarenta y pico, asaz maduros y sin asomos de gallardía ni de travesura.
La vid con alegres pámpanos preserva los tiernos frutos del rayo del sol, del viento y de los chubascos turbios; mas si el labriego la priva de sus racimos maduros, al soplo del cierzo entrega la vid sus pámpanos mustios.
Lo llevaba a los sitios en que había árboles frutales, y le daba a comer los frutos que se caían del árbol, dulces y maduros; si tenían cáscara dura, los partía con sus muelas; cuando él volvía a las ubres, lo amamantaba; cuando quería agua, lo llevaba a abrevar; si el sol le molestaba, lo ponía a la sombra; si tenía frío, lo calentaba; y al llegar la noche, conducíale a su primera guarida y lo cubría con su mismo cuerpo y con plumas que quedaban allí, resto de las que había en la caja en que lo arrojaron al mar.
La segunda escena de mi sueño se resuelve, en efecto, en una fantasía cuyo tema es el de mis dos maduros compañeros de viaje se conducen tan groseramente conmigo porque he venido a estorbar con mi presencia sus acostumbradas caricias nocturnas.
, cuando miro los frescos naranjales cargados de perfume, y el campo enverdecido, abiertos los jazmines, maduros los trigales, azules las montañas y el olivar florido; Guadalquivir corriendo al mar entre vergeles; y al sol de abril los huertos colmados de azucenas, y los enjambres de oro, para libar sus mieles dispersos en los campos, huir de sus colmenas; yo sé la encina roja crujiendo en tus hogares, barriendo el cierzo helado tu campo empedernido; y en sierras agrias sueño— ¡Urbión, sobre pinares!