madrugador

(redireccionado de madrugadoras)
También se encuentra en: Sinónimos.

madrugador, a

1. adj./ s. Que madruga o acostumbra a hacerlo su hermano es muy madrugador. mañanero
2. Que es vivo o astuto nadie le toma el pelo porque es muy madrugador. espabilado
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

madrugador, -ra

 
adj.-s. Que acostumbra madrugar.
fam.Astuto.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.

madrugador, -ra

(maðɾuγa'ðoɾ, -ɾa)
abreviación
1. persona que acostumbra a levantarse temprano por las mañanas un hombre madrugador y muy responsable
2. cosa que ocurre muy pronto o antes del tiempo previsto Apenas comenzaban su relación y ya había reproches madrugadores.
Kernerman English Multilingual Dictionary © 2006-2013 K Dictionaries Ltd.
Sinónimos

madrugador

, madrugadora
adjetivo y sustantivo
Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2016 Larousse Editorial, S.L.
Traducciones

madrugador

early riser

madrugador

matinal

madrugador

mattiniero

madrugador

A. ADJ ser madrugadorto be an early riser
B. SM/Fearly riser
Collins Spanish Dictionary - Complete and Unabridged 8th Edition 2005 © William Collins Sons & Co. Ltd. 1971, 1988 © HarperCollins Publishers 1992, 1993, 1996, 1997, 2000, 2003, 2005
Ejemplos ?
Lo cierto es que la pobre Antonia, al oírlo, se llevó instintivamente la mano al corazón, y se dejó caer hacia atrás sobre las húmedas piedras del lavadero. -Pero ¿de veras murió? -preguntaban las madrugadoras a las recién llegadas. -Si, mujer...
MARI-RAMÍREZ Nocturnas madrugadoras son en Madrid las más dellas; discurso en sus tocas hago que es camino de Santiago nevado y lleno de estrellas; de noche todo arrebol, todo clausura de día; que estrellas e hipocresía buscan sombras y huyen sol.
Al salir la condesa a sus madrugadoras piadosas prácticas, ya estaba el conde -afeitado, vestido, pulcro- esperando su adquisición, como se espera a una hermosa mujer.
Dos o tres viejas, que eran las más madrugadoras, entraron en la parroquia un cuarto de hora después de haberse abierto su puerta, atraídas por la campana que tocaba para la misa de seis.