místico


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con místico: mística

místico

(Del ár. mistah.)
s. m. NÁUTICA Barco costero de dos o tres palos y vela latina, usado en la zona mediterránea.

místico, a

(Del lat. mysticus.)
1. adj. De la mística o del misticismo afirma haber tenido una experiencia mística.
2. adj./ s. Que se dedica a la vida espiritual.
3. LITERATURA Que escribe o trata de mística hoy estudiaremos a una conocida autora mística.
4. adj. Que tiene misterio interpretación mística. hermético
5. Amér. Central, Antillas Que es remilgado o demasiado delicado en gestos y acciones.

místico, -ca

  (del l. mysticu < gr. mistikós < myste, iniciado)
adj. Relativo a la mística.
adj.-s. Que escribe o trata de mística.
Que se dedica a la vida espiritual.

místico, -ca

('mistiko, -ka)
abreviación
1. que está relacionado con el misticismo un ritual místico
2. persona que tiene mucha delicadeza un hombre místico

místico, -ca


sustantivo masculino-femenino
1. persona que se dedica a la vida espiritual Los místicos aspiran a conseguir la unión del alma con Dios.
2. persona que tiene mucha delicadeza un místico paternalista
Traducciones

místico

mystic, mystical

místico

mistico

místico

神秘

místico

神秘

místico

/a
A. ADJmystic(al)
B. SM/Fmystic
Ejemplos ?
Y aunque jamás de su alma borrarse la imagen pueda, como una amuleto místico mantiénese dentro de ella, y su espíritu acompaña, mas conformidad perpetua guarda con él, y aunque triste, su espíritu no atormenta.
De esta manera el concepto de autoridad en México es muy diferente que el europeo, el caso más importante podría ser la autoridad presidencial, que en México toma connotaciones en espacios de lo sagrado y de lo místico.
De lo que huyo, repito, como de la peste, es de que me clasifiquen, y quiero morirme oyendo preguntar de mí a los holgazanes de espíritu que se paren alguna vez a oírme: «Y este señor, ¿qué es?» Los liberales o progresistas tontos me tendrán por reaccionario y acaso por místico, sin saber, por supuesto, lo que esto quiere decir, y los conservadores y reaccionarios tontos me tendrán por una especie de anarquista espiritual, y unos y otros, por un pobre señor afanoso de singularizarse y de pasar por original y cuya cabeza es una olla de grillos.
Para mí, sólo el arca de Noé podía aspirar á merecer la rimbombancia del nombre; pues en un libro místico he leído que la tal arquita medía setecientos ochenta y un mil trescientos setenta pies castellanos, ni pulgada más ni pulgada menos, y que podía cargar, con buena estiba se entiende, y libre de vuelta de campana, cuarenta y dos mil cuatrocientas trece toneladas.
Así, la fraternidad era como un anhelo místico de una hermandad que encerraba en el fondo, el deseo de ser cada quien el dirigente y con mucha demagogia, promover el triunfo de la concordia y el perdón amoroso a los señores feudales.
Ante ésta dramática situación los indígenas no tuvieron otro camino que aferrarse a su ancestral espíritu místico-religioso, abrazando a la religión, pero adaptándola a su milenaria religión.
Salieron a relucir las novísimas teorías referentes a la creencia; se comentó la filosofía de Renouvier; se habló de otros defensores de la tesis de la contingencia, del autor de Las tres dialécticas, Gourd; y llegando Leal a decir algo suyo, de experiencia personal, se explicó de esta manera: -Yo perdono a los espíritus geométricos su intransigencia esquinada, su inflexibilidad, su cristalización fatal, congénita, y no me irrito cuando me dicen que me contradigo, y me llaman místico, soñador, dilettante, etc., etc.
Cuando el místico se dio cuenta que cerraban el templo, se arrodilló apasio-nadamente, como en señal de gracias; persignóse con beatitud; enfático tornó a incorporarse y adoptó la postura de los sacrificados con las manos unidas en toda su extensión a la altura del pecho y después en forma de cruz.
Después de todo antes de la muerte te sentimos Señor en plena vida y descubrimos el instante de tu abrazo feliz -pequeña muerte- sin que fenezcamos. Éxtasis místico de unos segundos que un día se harán eternos.
El tenor miraba su cisne, como si allí no hubiese otro ser digno de atención, y en el místico ambiente fue desarrollándose un hilo de voz tenue, dulce, vagoroso, cual si viniera de una distancia invisible.
Así como la irrupción del imperio Azteca y su ideología, en las que retoma las formas toltecas pero le da una orientación eminentemente místico-guerrera-material; la caída del recuerdo de la norma desgastada de Quetzalcóatl y el ascenso de Huitzilopochtli como símbolo de la materia, el sacrificio humano y la guerra.
He querido ocultarlo hasta el fin, por temor a que le cause alguna desilusión. Rabindranath es un poeta místico. Tuvo en su mocedad amores terrenos, que cantó en El jardinero; pero el resto de su obra, espléndido edificio lírico, no tiene, señora, más inquilino que Dios.