místico

(redireccionado de místicas)
También se encuentra en: Sinónimos.

místico

(Del ár. mistah.)
s. m. NÁUTICA Barco costero de dos o tres palos y vela latina, usado en la zona mediterránea.

místico, a

(Del lat. mysticus.)
1. adj. De la mística o del misticismo afirma haber tenido una experiencia mística.
2. adj./ s. Que se dedica a la vida espiritual.
3. LITERATURA Que escribe o trata de mística hoy estudiaremos a una conocida autora mística.
4. adj. Que tiene misterio interpretación mística. hermético
5. Amér. Central, Antillas Que es remilgado o demasiado delicado en gestos y acciones.

místico, -ca

  (del l. mysticu < gr. mistikós < myste, iniciado)
adj. Relativo a la mística.
adj.-s. Que escribe o trata de mística.
Que se dedica a la vida espiritual.

místico, -ca

('mistiko, -ka)
abreviación
1. que está relacionado con el misticismo un ritual místico
2. persona que tiene mucha delicadeza un hombre místico

místico, -ca


sustantivo masculino-femenino
1. persona que se dedica a la vida espiritual Los místicos aspiran a conseguir la unión del alma con Dios.
2. persona que tiene mucha delicadeza un místico paternalista
Traducciones

místico

mystic, mystical

místico

mistico

místico

神秘

místico

神秘

místico

/a
A. ADJmystic(al)
B. SM/Fmystic
Ejemplos ?
Pero... ¿Qué ha sido eso? Juraría que han cruzado por mi órbita dos refulgentes y místicas estrellas gemelas... ¿Habrá sido ella?
El aguardó la hora alta, en que el cuerpo se agiganta y los ojos se inundan de llanto, y de embriaguez el pecho, y se hincha la vela de la vida, como lona de barco, a vientos desconocidos, y se anda naturalmente a paso de monte. El aire de la tempestad es suyo, y ve en él luces, y abismos bordados de fuego que se entreabren, y místicas promesas.
Encarga Hayy a Salaman y sus amigos que guarden los preceptos de la religión y desiste de instruirles en las ciencias místicas Se dirigió, pues, a Salaman y a sus compañeros y les dio excusas por las conversaciones que con ellos había tenido, y les pidió perdón por ellas.
El poeta desciende en ella de las elevaciones místicas, y se abate y se humana como cualquier enamorado con el amor terrenal y sensual que las mujeres inspiran.
Después de las grandes épocas místicas, desde la Italia de Francisco de Asís, desde los tiempos de Ruysbroeck el Admirable y del misticismo español, no, habla cuajado el misticismo tan abundante y florida cosecha como esta vez, en la cima de la literatura contemporánea.
Este es el camino general para librar el alma que nos significaron y publicaron los santos ángeles y los santos profetas; lo primero entre unos pocos hombres que bailaron cuando pidieron la gracia de Dios, y especialmente entre la nación hebrea, cuya sagrada República era en algún modo como una profecía y significación de la Ciudad de Dios, que se había de juntar y componer de todas las naciones; nos lo significaron, digo, con el Tabernáculo, con el templo, con el sacerdocio y con los sacrificios, y nos lo profetizaron con algunas expresiones claras y manifiestas, aunque las más veces místicas...
A trueque de todo mi dolor de triste, por la Primavera fresca que me viste, porque a los veinte años reinta la ley santa que si un ave muere hay otra que canta, levanto la copa que es mi primavera, precoz en sus frutos, triste y altanera con blancuras místicas y rojo arrebol, donde se confunden la nieve y el sol.
Por ahí adelante, y además por aquellos trigos de Dios (y si no trigos, maizales y bosques de pinos), llevaba Víctor a Cristina, que oía y meditaba, y no sospechaba, o fingía no sospechar, lo que venía detrás de tales lecciones. Llegó él a creerla persuadida de que el matrimonio era un accidente insignificante, tratándose de almas místicas a la moderna.
La resignación llora en la triste sombra del gineceo; el fanatismo destroza inútilmente sus rodillas ante la pena de los mitos insensibles, pero la mujer fuerte, la compañera solidaria del hombre, se rebela; no adormece a sus hijos con místicas salmodias, no cuelga al pecho de su esposo ridículos amuletos, no detiene en la red de sus caricias al prometido de sus amores; viril, resuelta, espléndida y hermosa, arrulla a sus pequeños con cantos de marsellesa, prende en el corazón de su esposo el talismán del deber y al amante le impulsa al combate, le enseña con el ejemplo a ser digno, a ser grande, a ser héroe.
Nataniel, irritado al ver que Clara solo admitía la existencia del demonio en su interior, quiso probársela por medio de doctrinas místicas de demonios y fuerzas oscuras, pero Clara interrumpió la discusión con una frase indiferente, con gran disgusto de Nataniel.
Rompíanse en la sombra oleajes enlutados hacia el ópalo atlántico y la áurea lejanía. El ultramar sus luces místicas expandía. Las algas perfumaban los ámbitos helados.
De sus producciones literarias sólo nos son conocidas al- gunas fáciles y graciosas letrillas, impresas en los listines de toros; y entre las compovsiciones místicas, que escribió en los úllimos años de su vida, es muy notable un soneto que existe en una pared del convento de los padres Descalzos.