Ejemplos ?
A vosotros, los que lucráis y gozáis de la vida comerciando con el diabólico veneno, paz. A vosotros, los que ganáis míseramente el pan de cada día revendiendo el funesto licor que torna al hombre en fiera, paz.
¡qué asombroso, bajo un sistema tal como este que había a mi alrededor--qué asombroso que la ciudad estaba tan zarrapastrosa, y la gente tan míseramente vestida, y tantos de ellos andrajosos y hambrientos!
La reina doña Isabel I descansaba una tarde a la sombra de unos arbolillos, en la humilde huerta de la Casa Real... Entonces los monarcas no nadaban en la abundancia ni en el lujo. Míseramente vivían.
En cuanto vio la tímida doncella salir del fiero golpe tanta ruina, del temor demudó la cara bella, cual reo que al suplicio se avecina; y juzga no esperar a más, que ella botín no quiere ser del que abomina, de aquel Reinaldo que ella tanto odiaba cuanto a ella él míseramente amaba.
DIONISO ¿Y cómo has incurrido en tan gran deseo de esto? PENTEO Las vería míseramente embriagadas. DIONISO ¿Y verías con gusto lo que te da pena?
Déjame que coma a saciedad.» En ese tránsito que duró veinte días, los chicuelos de Pareduelas-Albas, experimentaron, primeramente, la impresión de la bienandanza. Vivían ellos harto míseramente, para que no les impresionaran la esplendidez de la comida.
¿Qué importa que los insultos De mil insolentes lenguas De oprobios colmen la víctima Y centupliquen su pena, Y que ella desesperada En su venganza consienta Y el alma ansiosa de sangre Míseramente se pierda?
Por que unos han de vivir 35 años para que otros vivan 70? .Por qué unos han de ser míseramente pobres para que otros sean exageradamente ricos?
Laguna trató temas literarios, históricos, filosóficos, políticos (Europa heautentimorumene es decir, que míseramente a sí misma se atormenta y lamenta su propia desgracia) y médicos, como un típico homo universalis del Renacimiento.
Recomienda asimismo la aplicación de suero de leche en ayunas, agua con sal y vinagre y prohíbe los baños calientes; siguió practicando la incisión así como el uso de gemas y piedras preciosas; el Método de Anatomía, Sobre la vida de Galeno, Tratado de pesos y medidas medicinales; Abecedario de los Dogmas o sentencias de Galeno sobre Hipócrates; Europa heautentimorumene es decir, que míseramente a sí misma se atormenta y lamenta su propia desgracia discurso publicado en 1543, a los pocos días de su lectura en la Facultad de Artes de Colonia, en la imprenta de Johann von Aachen (Colonia).
Horas más tarde, Laurita y la niñera son rescatadas por la madre de ésta, Doña Coromoto, una mujer dura y cruel que se gana la vida míseramente vendiendo chatarra.
En 1949, perdió totalmente la vista, lo que le obligó a asentarse en Memphis, donde llegó a vivir míseramente en una cabaña sin luz ni agua.