lustración

lustración

(Del lat. lustratio, -onis.)
1. s. f. HISTORIA Rito de purificación de una persona o lugar profano por medio de sacrificios, entre los antiguos romanos.
2. RELIGIÓN Rito de purificación, en la religión católica.

lustración

 
f. Acción y efecto de lustrar (purificar).
Ceremonia religiosa celebrada por los griegos y romanos durante la cual purificaban ciudades, campos, ejércitos, etc., mediante aspersiones o sacrificios.
Traducciones

lustración

lustrazione
Ejemplos ?
Las fiestas Sementivae y Paganalia, pueden ser consideradas de lustración, en el sentido de purificación y protección de las semillas y la siembra.
Coincidía generalmente con la gran asamblea de los macedonios en armas en primavera, para la lustración ritual del ejército, cuando la celebración de la fiesta de las Xandika (que daban su nombre al mes macedonio).
Las vestales recogían la sangre del caballo para elaborar el suffimen, un fumigante que se usaba ritualmente durante los Parilia. El 19 de octubre tenía lugar el armilustrium («lustración de las armas»).
Esta creencia de Navas del Madroño, que fue general en toda la zona y que nació en épocas remotas, nos habla de la necesidad de la lustración, de la limpieza del alma en el momento de la muerte.
Cuando se completó la lustración del ejército, se dirigió a Anzio y se detuvo a corta distancia de la ciudad y del campamento enemigo al pie de ella.
El proceso de revisión de los archivos del Servicio de Seguridad, conocido en Polonia como lustración (Lustracja) ha sido la fuente de muchos escándalos políticos en los últimos años.
La palabra española "lustre" proviene de este vocablo, y se refiere a la ceremonia de la lustración (purificación) que se celebraba cada 5 años, y era la más importante de la Roma primitiva.
Los anglicanos, más moderados, son los que menos se separaron de ellas Los protestantes conservaron de las ceremonias las reuniones de religión y el canto, el bautismo, que es una purificación o una lustración, la cena, que es una comida religiosa, las fiestas, los ayunos solemnes, la imposición de las manos, las exequias a los difuntos.
El candidato a la iniciación cumplía un rito de lustración en un estanque situado en el ángulo sureste; después vertía una libación a los dioses en una fosa circular.
Tras el interrogatorio y la eventual absolución concedida por el sacerdote u oficiante, el candidato era introducido en el Hierón, que tenía así una función de épopteion, donde procedía a los ritos de lustración y a un sacrificio en un hogar sagrado situado en el centro de la cella.
Todos los pater familiae (los patricios) estaban obligados a asistir, y el que no lo hiciera perdía sus derechos ciudadanos hasta la próxima lustración.