lucio

lucio

(Del lat. lucius.)
s. m. ZOOLOGÍA Pez esócido de agua dulce, muy voraz, al que sus aletas posteriores permiten alcanzar una gran velocidad para atrapar a su presa.
NOTA: Nombre científico: (Esox lucius.)

lucio, a

(Del lat. lucidus.)
1. adj. Que es lúcido o resplandeciente.
2. s. m. Charco o laguna que queda en las marismas al retirarse las aguas.

lucio

 
m. zool. Pez osteíctio del orden clupeiformes (Esox lucius), de hocico aplanado y ancho y cuerpo alargado. Es depredador y se alimenta de otros peces. Habita en lagos y ríos.

lucio, -cia

 
adj. Terso, lúcido.
m. Lagunajo que queda en las marismas al retirarse las aguas.

Lucio

 
Nombre de varios papas.
Lucio I, san (m. 254) Papa en 253-254. Condenó a los novacianos.
Lucio II (Gerardo Caccianemici) (m. 1145) Papa en 1144-45. Rogerio de Sicilia y el pueblo romano lo obligaron a renunciar al poder.
Lucio III (Ubaldo Allucingoli) (m. 1185) Papa en 1181-85. Promulgó la constitución Ad abolendam, contra los valdenses.
Traducciones

lucio

pike

lucio

Hecht

lucio

brochet

lucio

Щука

lucio

派克

lucio

派克

lucio

1 SM (= pez) → pike

lucio

2 ADJ (frm) = lúcido
Ejemplos ?
Muy pronto, rompiendo su cárcel de espinas para exhalar deliciosos perfumes, iban a abrirse las rosas que debían reintegrarme a mi primitiva forma de Lucio.
Capitanes— José Nicolás Arriola, Juan José Torres, Miguel Pintos, Roman Antonio Dehesa, Fernando Rosas, Bernardo Videla. Capitan agregado— Lucio Mansilla.
Encontró con un Perro tan relleno, tan lucio, sano y bueno, que le dijo: "Yo extraño que estés de tan buen año como se deja ver por tu semblante, cuando a mí, más pujante, más osado y sagaz, mi triste suerte me tiene hecho retrato de la muerte" El Perro respondió: "Sin duda alguna lograrás, si tú quieres, mi fortuna.
Y empezaron los peces a saltar, primero un lucio como de una vara, luego una carpa, radiante como el oro, luego dos truchas, y un mundo de meros.
Indicios fehacientes, con gran aspecto de probabilidad, hacían converger las unánimes sospechas de la gente, sobre un individuo llamado Lucio, y le acusaban como autor manifiesto del atrevido golpe.
Además, añadió, el criado del tal Lucio fue hallado en la casa y esperando que revelaría los criminales propósitos de su amo, fue encarcelado por mandato del juez.
Con tan imponente apariencia, esta gran diosa, exhalando los felices perfumes de la Arabia, dignose honrarme con estas palabras: «Vengo a ti, Lucio, conmovida por tus ruegos.
Es esa historia la que nos trae hoy y aquí, pero si eso no fuera suficiente, esta historia que también fue intentada una vez más, en 1845, ya no solamente el Reino Unido, sino además los franceses, la flota anglo-francesa, cuando intentó y fue rechazada en la Vuelta de Obligado, por las fuerzas comandadas por el General Lucio V.
Desenvolvióse el proceso; un proceso como todos los que la ceguedad, el miedo y la pasión constituyen. Se pronunció sentencia. Lorenzo Robledo: veinte años de reclusión. Lucio Chaires: quince años. Juan B.
Cayo César, nieto del divo Augusto, mi abuelo, en los primeros años de su mocedad, siendo príncipe de la juventud, perdió a su carísimo hermano Lucio, que era asimismo príncipe de la juventud en la prevención de la guerra pártica; siendo para él mayor esta herida del ánimo que la que después recibió en el cuerpo, habiendo sufrido entrambos golpes con virtud y fortaleza.
A partir de esta hora llegaron los llamados generales Castrejón, Zeferino Ortega, Lucio Bastida, Gil Muñoz y Jesús Capistrán, llevando consigo un número de fuerzas aproximada a dos mil quinientos hombres.
Era cuando el entonces coronel, luego general, Lucio Victorio Mansilla, realizó su empresa admirable en el país de los indios ranqueles.