lucifer


También se encuentra en: Sinónimos.

lucifer

(Del lat. lux, luxis, luz + ferre, llevar.)
1. s. m. Denominación que se le da al diablo. Luzbel
2. Persona perversa y de malas intenciones.
3. literario Lucero de la mañana.

Lucifer

 
Nombre dado por la tradición cristiana a Satanás. Fue derrotado por el arcángel Miguel y precipitado al infierno.
Sinónimos

lucifer:

diablosatanás, demonio, leviatán, luzbel (NoRAE),
Traducciones

Lucifer

Lucifer

Lucifer

SMLucifer
Ejemplos ?
-¡Este hombre tiene carne de perro! -solía decir el facultativo. -¡Gracias por el favor, matasanos de Lucifer! -respondía el Capitán en son de afectuosa franqueza-.
Porque ya habrá observado que yo no soy llorona...; razón por la cual en su retrato de las Angustias sobra aquello de las lágrimas de cocodrilo... EL CAPITÁN.-¿Está usted viendo? ¡Esa respuesta no la daría Lucifer! Sonreír...
Padres nos dan suficiente luz sobre este punto oscuro. La primera dominación tiránica se atribuye a Lucifer, en el intento de ser exaltado sobre todos.
El quarto día, Meditación de dos banderas, la una de Christo, summo capitán y Señor nuestro; la otra de Lucifer, mortal enemigo de nuestra humana natura.
Inútilmente los muchachos, para desesperarlo, tiraban piedras a su tugurio; en vano los pajecillos y hasta los hombres de armas del próximo palacio pretendían aburrirlo, llamándole con los nombres más injuriosos, o las viejas devotas de la feligresía se santiguaban al pasar por el umbral de su puerta, como si viesen al mismo Lucifer en persona.
Si pudiera usted hacer partir al señor Ropotou de ese castillo, haríais un servicio al señor y a todo el mundo. Eso sí: tiene usted que saber que de todos los que han ido al castillo desde que Lucifer lo habita, no ha regresado ninguno.
Por eso dijo San Ambrosio..., no..., no..., que fue San Agustín..., tampoco..., en fin, alguien lo dijo y yo lo repito..., nácenle alas a la hormiga para que se pierda más aína. Conque comed y no gimades, soberbios de Lucifer, o gemid y no comades.
-¿No los habemos de querer mal, pues según son endiablados los malos alguaciles tememos que han de venir a hacer que sobremos nosotros para lo que es materia de condenar almas, y que se nos han de levantar con el oficio de demonios, y que ha de venir Lucifer a ahorrarse de diablos y despedirnos a nosotros por recibirlos a ellos?
El primer preámbulo es la historia: será aquí cómo Christo llama y quiere a todos debaxo de su bandera, y Lucifer, al contrario, debaxo de la suya.
―¿Qué dice? ¡Había de oler El jedor que iba largando Mientras estaba chispiando El sable de Lucifer! No bien a tocarse van Las hojas, creameló, La mitá al suelo cayó, Del sable del Capitán.
Lo cual diciendo García, al buen Vigo presentó las cartas que recibió; y Vigo, que todavía comprendido bien no había, perdido en el circunloquio de tan extraño coloquio, abriólas con avidez, mientras García a su vez hacía este soliloquio: «Que la traiga Lucifer, o que nos la envíe Dios, él verá cómo ha de ser que venga hoy una mujer a meterse entre los dos.»
Dime prisa a salir deste cercado y pasé a una galería donde estaba Lucifer cercado de diablas, que también hay hembras como machos.