lozanía


También se encuentra en: Sinónimos.

lozanía

1. s. f. Aspecto vigoroso y verde de las plantas da gusto ver la lozanía de su jardín.
2. Viveza y gallardía en las personas y animales envidiar la lozanía de los jóvenes.
3. Actitud del que se considera superior a los demás su lozanía le hace insoportable. altivez, orgullo

lozanía

 
f. Frondosidad en las plantas.
Vigor, robustez, gallardía en el hombre y los animales.
Orgullo, altivez.

lozanía

(loθa'nia)
sustantivo femenino
apariencia saludable y fresca en una persona o animal la lozanía de su rostro
Sinónimos

lozanía

sustantivo femenino
1 frondosidad, espesura.
Aplicados a plantas.
2 vigor*, robustez, gallardía.
Aplicados a personas.

lozanía:

frescurajuventud, vigor, frondosidad, follaje, verdura, verdor, espesura,
Traducciones

lozanía

SF
1. (Bot) (= frondosidad) → lushness, luxuriance; (= frescura) → freshness
2. [de persona] (= vigor) → vigour, vigor (EEUU), healthiness
3. [del rostro, mejillas] → freshness
Ejemplos ?
jamais la vie ne reproduit la paix de cour qu'un seul instant détruit. ::Bástale a la naturaleza una primavera para recobrar sus flores y su lozanía; pero ¡ay!
Y en la lozanía de sus quince abriles, todo su ser se colmó de amor para los que sufren; de amor para los que anhelan; de amor para los que aman.
Un año más tarde el caracol se hallaba tomando el sol casi en el mismo sitio que antes, mientras el rosal se afanaba en echar capullos y mantener la lozanía de sus rosas, siempre frescas, siempre nuevas.
Escombros en el camino, de “esos” que deja la vida; que no se recogieron a tiempo, entorpeciendo la vista. Calles re quebrajadas, como surcos de agonía; atrapan en sus repliegues, vestigios de lozanía.
Como el corcel avezado a bañarse en la cristalina corriente de un río, cuando se ve atado en el establo come la cebada del pesebre, y rompiendo el ronzal sale trotando por la llanura, yergue orgulloso la cerviz, ondean las crines sobre su cuello y ufano de su lozanía mueve ligero las rodillas encaminándose al sitio donde los caballos pacen; tan ligeramente movía Héctor pies y rodillas, exhortando a los capitanes, después que oyó la voz de Apolo.
El verano trajo consigo, como suele suceder después de las grandes lluvias, un período de sequía bastante largo, y pudieron don Bernabé Videla y sus vecinos comprobar otra ventaja de las numerosas zanjas cavadas en sus estancias: mientras que en las lomas quedaban solamente brezas de cardo y trébol, suficientes apenas para que no muriesen de hambre las ovejas, y en los cañadones sin sanear, pastos duros y resecos, en el fondo y en las faldas de todas las zanjas grandes y pequeñas que en conjunto venían, por su multiplicidad, a representar una regular extensión de tierra, crecían con lozanía y se conservaban verdes como albahaca, gramillas y otras plantas apetecidas, por su sabor y su frescura, por la hacienda.
Debe conocer el temperamento de cada una, para proporcionarle los medios de conservarse en el mejor estado de lozanía, precaviendo en los potreros, corrales, o chiqueros el contagio de las pestes epidémicas que destruyen y degeneran las castas, haciéndolas imperfectas y débiles.
Era un hombre de unos sesenta años, gordo, bajo, y que se parecía bastante al señor Durcet. Como él, tenía lozanía y era entrado en carnes.
Como el corcel avezado a bañarse en la cristalina corriente de un río, cuando se ve atado en el establo, come la cebada del pesebre y rompiendo el ronzal sale trotando por la llanura, yergue orgulloso la cerviz, ondean las crines sobre su cuello, y ufano de su lozanía mueve ligero las rodillas encaminándose al sitio donde los caballos pacen; de aquel modo, Paris, hijo de Príamo, cuya armadura brillaba como un sol, descendía gozoso de la excelsa Pérgamo por sus ágiles pies llevado.
¡Amor ciego y fatal!... Ahora la tierra encanta con su fresca lozanía. por detrás de los montes enviscados el almo sol en el sereno cielo de azul, púrpura y oro arrebolado, se alza con majestad: brilla su frente.
El ejercicio les ha dado el arte; y el arte, la gracia; pero no lo hacen por ganancia o salario, aunque es precio y paga de aquella su temeraria lozanía el gusto y aplauso de los que lo miran.
Un Chivo, como muchos en el mundo, Vano extremadamente, Se miraba al espejo de una fuente. «¡Qué lástima, decía, Que esté mi juventud y lozanía Por siempre disfrazada Debajo de esta barba tan poblada!