lonja

(redireccionado de lonjas)
También se encuentra en: Sinónimos.

lonja

(Del fr. longe, correa, mitad de la canal de un animal sacrificado.)
1. s. f. Parte larga, ancha y fina que se corta o separa de otra cortó varias lonjas de jamón. loncha
2. Pieza de vaqueta con que en los coches de caballos se sujetaban los balancines menores al mayor.
3. Argent. Tira de cuero.

lonja

(Del cat. llonja fr. ant. loge germ. laubia, galería.)
1. s. f. COMERCIO Edificio público que sirve de mercado o como centro de contratación y comercio suele ir a la lonja para comprar el pescado.
2. COMERCIO Tienda de ultramarinos.
3. ARQUITECTURA Atrio algo levantado a la entrada de un edificio, especialmente de un templo.
4. Almacén donde se coloca la lana al esquilar.

lonja

  (del fr. longe < l. longa, larga)
f. Cualquier cosa larga, ancha y poco gruesa que se corta o se separa de otra.
Correa larga que se ataba a las pihuelas del halcón.
(Argent.) y (Urug.) Tira de cuero vacuno desprovista de pelo.

lonja

  (del it. loggia)
f. Edificio público donde se reúnen los comerciantes para sus tratos y operaciones.
Tienda de ultramarinos.
Atrio algo levantado, a la entrada de un edificio.

lonja

('lonxa)
sustantivo femenino
rodaja delgada de alimento que se corta de una pieza mayor una lonja de salame español
Sinónimos

lonja

sustantivo femenino
loncha.
Por ejemplo: una lonja o loncha de jamón.

lonja:

lonchagalería, tajada, mercado, rodaja, atrio,
Traducciones

lonja

1 SF
1. (= loncha) → slice; [de tocino] → rasher
2. (Cono Sur) (= cuero) → strip of leather
sacar lonjas a algnto give sb a good thrashing

lonja

2 SF
1. (Com) → market, exchange
manipular la lonjato rig the market
lonja de granoscorn exchange
lonja de pescadofish market
2. (= tienda) → grocer's (shop)
Ejemplos ?
Fue el estreno de la fe púnica. Los cartagineses modernos reemplazan, en América, el cuero de vaca y las lonjas, con rieles de ferrocarril.
Llegamos al café, una de las lonjas de empeño, digámoslo así, y comencé a sospechar desde luego que esta aventura había de producirme un artículo de costumbres.
Recorrió ciudades y pueblos, se adentró en lonjas y mercados, habló con unos y trabó amistad con otros, descansó durante la noche y llenó la barriga durante el día, pero en ningún momento se olvidó de los budas, los inmortales y los sabios, poseedores del secreto de la eterna juventud.
Esta competencia incluye, en todo caso, la ordenación y las medidas administrativas de ejecución relativas a las condiciones profesionales para el ejercicio de la pesca, la construcción, la seguridad y el registro oficial de barcos, cofradías de pescadores y lonjas de contratación.
Sus ojos azul marino, cándidos, expresaban a veces una especie de infantil asombro; pero sus manos eran fuertes y huesudas cual las de un muchacho, y sus esbeltas y robustas formas denotaban el cultivo de la energía física y la excelente asimilación de las amplias lonjas de buey asado.
–No ha de ser así –dijo el licenciado–, sino que quiero que venga conmigo a mi posada y allí haremos penitencia juntos, que la olla es muy de enfermo, y aunque está tasada para dos, un pastel supl irá con mi criado, y si la convalecencia lo sufre unas lonjas de jamón de Rute nos harán la salva y sobre todo la buena voluntad con que lo ofrezco, no sólo esta vez sino todas las que v.
En este caso perdieron los ricos sus riquezas, los lascivos sus amores y las amigas amadas con mucha costa la vergüenza. Los ambiciosos perdieron los tribunales y lonjas y los demás lugares destinados para ejercer en público sus vicios.
Por morral llevaba una jícara algo más que preñada; por faja una chuspa oculta y no vacía. Rufa sigue ordeñando. Toma Lonjas la palabra. - Pues, pa que lo viás.
Pero por más que se devanaba la sesera, sacaba siempre en limpio que donde no hay harina todo es mohína y que de los codos no salen lonjas de tocino.
Pero constatando con dolor, que la manga, hecha de un cuero de potro, era ya completamente inservible, no vaciló; hizo traer la manada al corral, enlazó una yegua gorda y vieja, la degolló, y sin desdeñar de poner a un lado los matambres para adobarlos y hacer un asado, reservó la grasa, siempre tan útil para mil cosas; después, cortó el cuero, redondeándolo, para coserlo al rededor de la gran argolla de fierro, con las mismas lonjas que de él había sacado, de modo que el pescuezo formase, como un caño de embudo; llenando con pasto la manga así improvisada, para que, al secarse, no se fuera a encoger.
Ahí están las lonjas de ultramarinos, donde creo que lo que menos se vende es de ultramar, y ahí está Lorencini, donde existe el letrero de botillería y la muestra de pasteles.
No hay ya opuestos intereses, no hay ya clases encontradas, no hay ya distintos deseos, no hay ya opiniones contrarias, ni más pasión que la ira, ni más amor que la patria, ni más anhelo que guerra, ni más grito que «¡Venganza!» Palacios, talleres, templos, conventos, humildes casas, academias, tribunales, lonjas, oficinas, aulas, tórnanse en cuartel inmenso, donde solo crujen armas, solo retumban tambores, solo se alistan escuadras.