lolardos

lolardos

 
m. pl. rel. Individuos de una secta religiosa que surgió hacia 1300 en Amberes; fundaron una hermandad para auxiliar a los enfermos.
Ejemplos ?
El aumento de la piedad extrema (flagelantes, danzas de la muerte, mística), la crisis de la ortodoxia religiosa (Cisma de Occidente, movimientos calificados como heréticos -hussitas, lolardos, fraticelli -) la crisis de la escolástica, la evolución del arte gótico puro al gótico flamígero en la mayor parte de Europa Occidental y, simultáneamente, en Italia, el surgimiento de las condiciones intelectuales del denominado Prerrenacimiento (Petrarca, Bocaccio, Giotto), etc.
Los lolardos fueron un grupo de gente de los siglos XIV y XV que siguieron las enseñanzas de Juan Wycliffe, un erudito y teólogo inglés que veía corrupción en la organización todopoderosa de la Iglesia Católica y buscaba reformarla.
Kempe y su Libro son significativos porque expresan la tensión en la Inglaterra de la Baja Edad Media entre la ortodoxia institucional y los modos progresivamente públcios de disidencia religiosa, especialmente aquellos de los lolardos.
Al final, los lolardos pusieron la base para la futura reforma protestante en Inglaterra que florecería en los siguientes siglos.
Como muchos lolardos, Baxter fue enjuiciada por herejía en 1429 como parte de uno de los juicios por herejía de Norwich (1428-1431).
Los duques de Northumberland y de Lancaster (Juan de Gante), la población de Londres y durante algún tiempo las órdenes mendicantes apoyan sus ideas, que son propagadas en Inglaterra por los predicadores itinerantes llamados pobres predicadores o lolardos.
Sus propiedades y posesiones seculares fueron confiscadas por Ricardo II de Inglaterra, pero fueron devueltos en 1385, año en que acompañó al rey hacia el norte para repeler una potencial invasión francesa de Escocia.. Despenser fue un administrador enérgico y capaz, que defendió firmemente su diócesis contra los lolardos.
El Císter llegó a Inglaterra en 1128, los dominicos en 1221, los franciscanos en 1224 y los carmelitas en 1240. El único movimiento herético aparecido en Inglaterra en este periodo fue el de los lolardos.
Las doce conclusiones revelan algunas ideas básicas de los lolardos. La primera conclusión rechaza la adquisición de riqueza temporal de los líderes de la Iglesia, ya que la acumulación de riqueza aleja de las preocupaciones religiosas y provoca la codicia.
Los lolardos, reformistas religiosos liderados por John Wyclif, habían disfrutado de la protección de Juana de Kent, pero el violento clímax del movimiento popular por la reforma aterraron a Juana, mientras que mejoró la reputación del rey.
En aquel punto el descontento se había extendido, no sólo al propio condado de Essex, también al condado vecino de Kent que ya estaba en plena revuelta, y que pronto se trasladó a Londres en un levantamiento armado. Las teorías de Wyclif, que habían calado en el campesinado, se extendieron rápidamente gracias a los monjes lolardos y begardos.
El duque de York, ahora en la cima del poder, no iba a ceder el cargo con tanta facilidad: decidió apoyarse en las clases medias y en los llamados lolardos (secta de predicadores ambulantes) para conseguir apoderarse del trono.