logógrafo

Búsquedas relacionadas con logógrafo: Hecateo de Mileto, Herodoto, Lisias, Pericles

logógrafo, a

1. s. Autor de un glosario.
2. s. m. HISTORIA Retórico que en la antigua Grecia componía discursos o defensas por encargo de otra persona.
3. HISTORIA Escritor que, en la antigua Grecia, narraba sus viajes y la historia de los lugares visitados.

logógrafo

 
m. Entre los griegos, prosista.
Historiador de los primeros tiempos de Grecia.
Retórico griego que componía discursos o defensas para otro.
Traducciones

logógrafo

logografo
Ejemplos ?
viii.92.2 Sobre el nombre de este perípolo las fuentes divergen: Plutarco dice que se llamaba Hermón, a quien Tucídides menciona como comandante de los perípolos de Muniquia. El logógrafo ateniense Lisias dice que se trataba de Trasíbulo de Calidón o Apolodoro de Megara.
La primera teoría la expuso Wilamowitz, derivando la Atidografía de antiguas crónicas realizadas por los exégetas. Jacoby desmonta esta teoría, situando los orígenes en el logógrafo Helánico de Lesbos.
Se han conservado seis, compuestos en su actividad de logógrafo, dos elogios, muy característicos del gusto sofístico por los encomios paradójicos, y lo que se podría llamar manifiestos políticos.
338 a. C.) orador, logógrafo, político y educador griego, creador del concepto de panhelenismo. Nació en el año 436 antes de Cristo, en el demo de Erquía, en el Ática, durante la octogésimosexta Olimpiada, bajo el arcontado de Lisímaco de Mirriunte.
C., trabajó como logógrafo escribiendo discursos judiciales y políticos por encargo; no inició una carrera política, ya que era tímido, de complexión menuda y débil y con poca voz.
Los discursos propios de un logógrafo que se han transmitido con su nombre son acaso muestras usadas en su escuela para ejemplificar sus enseñanzas.
Llegó a ser una profesión lucrativa. Se sabe que el logógrafo Lisias (460-380 a. C.) se hizo de enorme fortuna gracias a su profesión.
elánico de Lesbos (en griego antiguo Ἑλλάνικος; n. Mitilene, Lesbos, 490 a. C.) fue un antiguo logógrafo griego que vivió en el siglo V a. C.
Plutarco, Demóstenes, 7 Aunque se cree que continuó con la práctica legal privada como logógrafo, el hecho es que a partir del año 354 a.
También, como los primitivos historiadores, recibían el nombre de logopoios (λογοποιός, de ποιέω, poieo, 'hacer'). El logógrafo escribía un discurso que el litigante debía aprender de memoria y recitar ante el tribunal.
Si un litigante no confiaba en sí mismo para hacer su propio discurso, para defender su caso podía buscar los servicios de un personaje al que se llamaba logógrafo, o sea, escritor en prosa, al igual que a los historiadores.
Éste llamaba a sus predecesores λογοποιόι (logopoioi, de ποιέω, poieo, hacer). Tucídides aplicó el término logógrafo a todos los que le precedieron, incluyendo al propio Heródoto (I,21).