locero

(redireccionado de loceras)

locero -ra

 
m. f. Ollero.
m. Escurreplatos.
Traducciones

locero

/a SM/F (LAm) → potter
Ejemplos ?
La Fundación Néstor Álamo, tutelada por el Ayuntamiento de Santa María de Guía, adquirió en julio 2010 las cuevas alfares propiedad de Julianita Suárez para transformarlas en Centro de Interpretación, Museo de Sitio y Cueva-Alfar. Loceras de Artenara Cueva pintada!-- material bibliográfico excedente: Celso Martín de Guzmán "Un taller de alf.en GC: Hoya de Pineda.Galdar" (inédito según GlezAnton) Cándido García Diaz, en 'El Pajar: Cuaderno de Etnografía Canaria' nº3 1998 (enlace por Dialnet) --
Juliana Suárez Vega, más conocida por Julianita o doña Juliana en sus últimos años, fue una de las más famosas loceras de Hoya de Pineda, foco alfarero que junto al de La Degollada (Santa María de Guía), abastecían con su producción los municipios de Santa María de Guía y Gáldar, al norte de la isla de Gran Canaria.
Por su parte, Guerrero Martín, en su visita a Chipude a finales de la década de 1980, censó quince loceras: Guadalupe Niebla Chinea, Rufina González Niebla, Marcela Ramos Negrín, Vicenta Barrera Vera, Guadalupe Barrera Barrera, Isabel González Torres, Paula Navarro Navarro, Guadalupe González Chinea, María y Eleuteria Negrín Barrera, Candelaria, Carmen y Delia Niebla Negrín, y Carmen Rosa Negrín Barrera.
La loceras canarias, llevando la función del torneado a su mínima expresión, modelan o urden la pieza sobre una sola piedra o incluso el suelo.
En el conjunto del archipiélago Canario se han conservado hasta finales del siglo XX al menos dieciséis importantes focos alfareros, de cacharrería básica de uso doméstico, cuya producción en las diferentes islas fue exclusiva de las "loceras".
En la isla de San Miguel de La Palma, con una riqueza arqueológica de alfarería negra heredera de la cerámica aborigen canaria, también conocida como cerámica auarita, conservaba activas en 1914 ocho loceras, según estudio del investigador Lorenzo Perera.
En el capítulo testimonial, el grado de identidad cultural alcanzado por las loceras canarias ha supuesto, además de su legado etnográfico-histórico, el reconocimiento de un pueblo que, por afirmación autonómica, ha llevado a homenajear a aquellas mujeres de las centurias XIX y XX (en su mayoría analfabetas) cuyos nombres pueden leerse en el siglo XXI tanto bautizando centros y escuelas, o reunidas y representadas en la escultura anónima de una corporación artesana, presentes en ciudades y caminos de la mayoría de las islas del archipiélago.
En la isla de La Gomera, además de las loceras de El Cercado, uno de los centros de mayor tradición en las Islas Canarias, la historiadora y etnógrafa Natacha Seseña citaba en 1997, como extinguidos, otros seis: Alajeró, Arure, Benchijigua, El Gato, Erque y La Fortaleza.
as loceras de El Cercado constituyen una de las agrupaciones de mujeres alfareras de uno de los centros de mayor tradición en las Islas Canarias.
Todavía se puede contemplar a las loceras mujeres artesanas del barro ("mazapé"), elaborando sin torno piezas alfareras, idénticas a las que utilizaban los aborígenes, ayudándose tan solo de cantos rodados y pequeños instrumentos de madera, como en el Norte de Africa.
lfareras trashumantes de Fuerteventura designa al conjunto de mujeres que se dedicaban a la alfarería, conocidas como loceras, trasportando sus enseres de un pueblo a otro de esta isla, y fabricando las piezas por encargo directo allí donde se hallasen.
Dado lo delicado de la mercancía, y la escasez de medios de transporte (cuyo mantenimiento, por otra parte, no se hubiesen podido permitir estas humildes artesanas), las loceras se desplazaban de un caserío al siguiente, armando las barreras en cada parada y creando las piezas por encargo directo.