lobreguez


También se encuentra en: Sinónimos.

lobreguez

 
f. Oscuridad (falta de luz).
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.
Sinónimos

lobreguez

sustantivo femenino
Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2016 Larousse Editorial, S.L.

lobreguez:

tristezapesar, aflicción, pesadumbre, melancolía, nostalgia, añoranza, morriña, tenebrosidad, pena,
Traducciones

lobreguez

gloom, murk

lobreguez

SFdarkness, gloom(iness)
Collins Spanish Dictionary - Complete and Unabridged 8th Edition 2005 © William Collins Sons & Co. Ltd. 1971, 1988 © HarperCollins Publishers 1992, 1993, 1996, 1997, 2000, 2003, 2005
Ejemplos ?
- Las nubes por doquier! A cada instante que huye la lobreguez aumentan y se las ve en montones sin límites crecer. Ya montes gigantescos semejan sus contornos al brillo de un relámpago que aumenta la ilusión ya de volcanes cientos los inflamados hornos: ya de movibles monstruos alígero escuadrón.
Sol, ¡mañana más radiante, En los brazos de la aurora Tornará tu encantadora Soberana esplendidez! Sol, tú ruedas por los cielos; Mas por el cielo que pueblas, Yo tropiezas con las nieblas De esta vaga lobreguez.
Todo allí es sombra y silencio, todo es soledad en ella; sólo una chispa encendida dentro del pábilo humea, que no ardiendo sino un punto, la lobreguez más se aumenta; y el humo con que se ahoga, fétido el pábilo deja.
Y él se agitaba en aquella lobreguez, sin tropezar con otra cosa que montones de paja arrojada allí hacía muchos años, después de un desestero, y que, putrefacta por las filtraciones, despedía un hedor insufrible.
Mi desgracia contemplad, cuando como dicha cuento que mis penas un momento aplaquen su intensidad. Pero este rayo que inunda en viva luz mi alma yerta, ¿dejaréis que se convierta en lobreguez más profunda?
Hoy vuelve el niño, hecho hombre, No ya contento y tranquilo, Con arrugas en la frente Y el cabello emblanquecido. Aquella alma limpia y pura Como un raudal cristalino Es una tumba que tiene La lobreguez del abismo.
Enlutábanse con cortinajes negros la sala y cuadra, alumbrándolas con un fanal o guardabrisa cubierta por un tul que escasamente dejaba adivinar la luz, o bien encendían una palomilla de aceite que despedía algo como amago de claridad, pero que realmente no servía sino para hacer más terrífica la lobreguez.
En la lobreguez de la sombra agitáronse las luces de las lámparas, moviéndose en todas direcciones y terribles juramentos y atroces blasfemias sonaron en las tinieblas, yendo a despertar a lo largo de los muros los ecos tristemente lúgubres de la roca tan insensible como el feroz egoísmo ante aquella inmensa desolación.
Con la desbandada de la escuela, con la lobreguez de su casa, acabóse para él ese campo que cultivar; el calor en antes no apreciado de efecto y de ternura que le daban sus alumnos -hijos suyos por el espíritu.
Proseguimos por ahí hasta un pequeño pasillo; en el fondo se alzaba otra gigantesca puerta y roncamente me dijo uno de ellos: —Aquí está el pasadizo de la curiosidad, entra.— Ordenó mientras abría con sus manos escamosas la puerta del inicio. Entré con mucho temor; la lobreguez era contundente; la oscuridad ahogaba.
Bajo el ondulante cabello, de intensa lobreguez, la frente erguíase con serena pujanza, al par que luminosa de sensibilidad, como si se le transparentara en limpidez de alabastro el pensamiento, ya encendido con irresistible esplendor en sus ojos pardos, estriados de oro.
Que así como el murciélago torpe (vespertillo le llamó el doctísimo Requejo, y con él Calepino, Facciolati y otros), que así como el murciélago torpe, que busca las tinieblas pavorosas del angosto mechinal, aborreciendo la claridad diurna, si tal vez la atrevida mano pueril, asiéndole una de sus aurículas, le extrajo con violencia de su lobreguez apetecida...