Ejemplos ?
Melancolía paralítica y ruin. El tedio de la hora bosteza en el verdín de la fuente que llora paralítica y ruin. Entre su cárcel yerta bosteza el corazón.
75 Los cierres abrid de la puerta: la virgen llega, ¿no ves que las antorchas sus espléndidas melenas agitan? retrase tu genuino pudor, al cual, aun así, más oyendo, 80 llora porque marchar necesario es.
y sigue en la penumbra a despecho del luciente día, prisionera de la noche amasia, descubriendo los engaños que encerraban las promesas de un regazo vuelto cárcel, prisión de los sentidos, esclava. ¡Y sufre! ¡Y llora! Quisiera romperse en pirotécnicas, mas no anda...
Las guitarras suenan solas para San Gabriel Arcángel, domador de palomillas y enemigo de los sauces. -San Gabriel: el niño llora en el vientre de su madre.
Un hijo, ¡ay dios!, que tenía, Por quien se afanó viviendo, Y por quien llora muriendo Y que lejos de él está; Y al dios en quien cree suplica Que por piedad le conceda Un punto en que verle pueda Por la vez postrera ya.
¡Ay triste de quien llora Y en soledad amarga Los perezosos dias Numera con afan, Y puede solamente De su existencia larga Temer los venideros Llorar los que se van!
A veces se cree que llora, Y otras, con voz insegura, Preces por bajo murmura, Que son conjuros tal vez; Y a veces, con ira impía, Jura, y maldice, y blasfema, Provocando un anatema De Dios, con su insensatez.
¡Llora con el que no había llorado nunca, hasta hoy, que llora por ti... y por ella!... Era tan extraordinaria y prodigiosa aquella emoción en un hombre como el Capitán Veneno, que Angustias, en medio de su horrible desgracia, no pudo menos de significarle aprecio y gratitud, poniéndole una mano sobre el corazón...
¡Como que esto de no parar más que un minuto en algunas estaciones, es el delirio!... Oiga usté, ¿es de usté esa niña que llora? -Pa servir a Dios y a usté, caballero.
Yo preguntaría: ¿ en una emergencia delicada qué podría hacer un pueblo enervado, abatido, sin el dominio de sus destinos y entregado a gobernantes tan pequeños y cuando el ciudadano participa de las impresiones de la vida política se identifica con la patria, la ama profundamente, se glorifica con su gloria, llora con sus desastres y se siente obligado a defenderla porque en ella cifra las más nobles aspiraciones.
¡Huayna Capac ha muerto! El pueblo inconsolable de desventura llora y fervorosamente del padre Sol implora piedad para e1 imperio de porvenir incierto.
La literatura es un árbol que cuando se trasplanta degenera: es como el habitante de las montañas, que llora y se aniquila lejos de la tierra natal.