lisonjero


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con lisonjero: candido

lisonjero, a

1. adj./ s. Que lisonjea o halaga tus lisonjeras palabras no le harán ceder. adulador
2. Que gusta o deleita tiene una voz dulce y lisonjera. agradable
3. Que promete o abre buenas perspectivas de futuro los resultados de las ventas son lisonjeros. halagüeño, prometedor

lisonjero, -ra

 
adj.-s. Que lisonjea.
fig.Que agrada y deleita.
Traducciones

lisonjero

Charmeur

lisonjero

pleasing

lisonjero

/a
A. ADJ
1. (= adulador) → flattering
2. (= agradable) → pleasing, agreeable
B. SM/Fflatterer
Ejemplos ?
Sólo tu mastinillo lisonjero la sigue juguetón, que se reputa por digno del favor de Galatea, y ella se lanza al mar, y ella rastrea.
¡Cuántas prevenciones injustificadas se desvanecerían de ese modo! ¡Ojalá pudiéramos contribuir nosotros a tan lisonjero resultado!
(Da su espada a DON PEDRO, que la coloca en el bufete.) PEDRO. ¡Feliz yo, que logro el duelo excusar con vos, por motivo que es tan lisonjero!
-Por allí viene don Paco -dijo Pepita la Bullanguera al ver desembocar por la esquina al famoso injerto de litri y de marqués de quien, de modo tan poco lisonjero, acababa de ocuparse la señora Rosario la Lechuguina.
Más tarde, en carta del 11 de enero de 1846, con salud quebrantada insiste: “ En las circunstancias en que se halla nuestra Patria hubiera sido muy lisonjero poder nuevamente ofrecerle (como lo hice a usted en el primer bloqueo por la Francia) mis servicios que aunque conozco serían inútiles, sin embargo demostrarían que en la injustísima agresión y abuso de la fuerza de Inglaterra y Francia contra nuestro país, éste tenía aún un viejo defensor de su honra e independencia; ya que el estado de mi salud me priva de esta manifestación, por lo menos me complazco en manifestar a usted estos sentimientos, así como mi confianza no dudosa del triunfo de la justicia que nos asiste ”.
Aquí cedieron nuestros legisladores al empeño inconsiderado de aquellos provinciales seducidos por el deslumbrante brillo de la felicidad del Pueblo Americano, pensando que las bendiciones de que goza son debidas exclusivamente a la forma de gobierno y no al carácter y costumbres de los ciudadanos. Y en efecto, el ejemplo de los Estados Unidos por su peregrina prosperidad era demasiado lisonjero para que no fuese seguido.
Qué te puedo yo contestar a los términos para mi tan lisonjero de tus amables cartas, nada que no sea expresarte toda la estimación que te tengo.
Antonino tenía gran influencia sobre la familia, que nada hacía sin consultarle y al que miraba como a un oráculo; a él estaba encomendada la educación de los niños, él debía decidir la carrera que habían de seguir, tuviesen vocación o no, y en cambio de esta obediencia pasiva, D. Antonino se comprometía a costear la enseñanza de sus sobrinos y abrirles un hermoso y lisonjero porvenir.
al contemplar su obra y endulzado el ejercicio de un mando que al principio se presentó tan amargo, fijará en la gratitud de los pueblos un monumento indestructible, con el glorioso renombre de padre de la patria. Este proyecto es muy lisonjero para que deje de interesar a V.
Y el resultado del cálculo debió ser lisonjero, porque lanzó un gruñido de satisfacción, y hasta se sonrió ligeramente cuando, al dirigir la vista hacia el camino, percibió a través de la reja la cómica y ominosa figura del viejo, avanzando delante del vaquero, con los brazos abiertos, como si fuese tras esas sombras de la justicia y de la misericordia, bajo la irónica mirada del sol.
¿La ciencia de Platón has tú medido O pesaste de Tulio el gran talento, O tal vez, como Ulises, has corrido Por ignorados pueblos y confusos Observando costumbres, leyes y usos?» «Ni las letras seguí, ni como Ulises (Humildemente respondió el anciano), Discurrí por incógnitos países. Sé que el género humano En la escuela del mundo lisonjero Se instruye en el doblez y la patraña.
Los que han conservado la dignidad y pureza de un buen comerciante, propenden con sinceridad a la ejecución de un arbitrio que siendo útil al país debe ser lisonjero a todo hombre de bien; de aquí un gran partido entre los comerciantes de primer rango a favor del libre comercio, habiéndose hecho notable en el pueblo que solamente se empeñan en contradecirlo los que se ven pendientes de gruesas negociaciones de introducción clandestina.