lira

(redireccionado de liras)
También se encuentra en: Sinónimos.

lira

(Del lat. lyra gr. lyra, lira.)
1. s. f. MÚSICA Antiguo instrumento de cuerda compuesto por un marco en forma de cornamenta donde se sostienen tensadas las cuerdas el poeta acompañaba sus versos con el melodioso son de la lira. nabla
2. POESÍA Combinación métrica de cinco versos, heptasílabos el primero, tercero y cuarto, y endecasílabos los otros.
3. Inspiración de un poeta. musa, numen

lira

(Del ital. lira.)
1. s. f. ECONOMÍA Unidad monetaria de Italia, San Marino y Ciudad del Vaticano, sustituida en 2002 por el euro.
2. . lira turca ECONOMÍA Unidad monetaria de Turquía.

lira

  (del l. lyra < gr. lyra)
f. lit. Combinación métrica de cinco versos, endecasílabos el segundo y quinto, y heptasílabos los otros tres y que riman el primero con el tercero y los restantes entre sí.
mús. Instrumento músico de arco parecido al violín que se usó durante los ss. xvi al xviii .
Instrumento músico griego de cuerda, análogo a la cítara pero más pequeño que esta.
fig.Numen de un poeta determinado.

lira

  (del it. lira)
f. Antigua unidad monetaria de Italia, San Marino y Ciudad de Vaticano, sustituida por el euro en 2002.

lira

('liɾa)
sustantivo femenino
1. música instrumento musical de travesaño y cuerdas Los poetas griegos acompañaban sus cantos con una lira.
2. literatura estrofa de cinco versos Ha escrito una lira para la clase de literatura.

lira


sustantivo femenino
unidad monetaria antigua de Italia La lira fue también la moneda del Vaticano.
Sinónimos

lira

sustantivo femenino
Traducciones

lira

lyre, lira

lira

lira

lira

lire

lira

ليرة

lira

里拉

lira

里拉

lira

lira

lira

リラ

lira

리라

lira

lira

lira

SF
1. (Mús) → lyre
2. (Literat) 5-line stanza popular in the 16th century
3. (= moneda) → lira
Ejemplos ?
e mi suerte las iras seguir me niegan el vivir quieto que tus hermosas liras me pintan, y secreto es de mis ansias perennal objeto.
El amor, que es la poesía en su más delicada forma, es la nodriza de los poetas; él es quien mueve por primera vez las cuerdas de sus liras.
Pasan carruajes que van de francachela hacia La Cuna de Venus; pasan las murgas de artesanos punteando sus liras, rasgando sus tiples; pasa gente regocijada y bulliciosa; y Tista, en el pretil, apoyado en el rifle.
Flauta y arpa comenzaron: Tocó un aire de alegría, De glorias y de trïunfo, Voz de placer nunca oída: Aire puro y celestial, Son de angelicales liras, De un alma que vuela al cielo Única y fiel despedida.
Sopla, vendaval, sopla sobre mi cantil abrupto, sobre los valles, en los abismos, gira en torno de las montañas; derriba esos cuarteles y esos santuarios; destruye esos presidios; sacude esa resignación; disuelve esas nubes de incienso; quiebra las ramas de esos árboles en que han hecho sus liras los opresores; despierta a esa ignorancia; arranca esos dorados que representan mil infortunios.
Por las amenas liras y canto de serenas os conjuro que cesen vuestras iras, y no toquéis al muro, porque la esposa duerma más seguro.
La luz tranquila de la tarde clara; la soledad callada; el casto beso de la apacible brisa; el son lejano de las acordes liras; los reflejos de los dormidos mares; los efluvios de las silvestres flores, y el concierto de las aves que anidan en los bosques de olivos y laureles, todo a un tiempo la mente inclina a meditar, y todos su vista al rostro de Platón volvieron.
¡Y la paga! ¡Ocho, diez, doce liras por día! Giovanelli bendecía con todo su corazón al amigo generoso que no sólo le había dado el consejo de venir con él a la Argentina, un verdadero paraíso, sino que también, para convencerlo, le había facilitado los medios de seguirlo.
Pero ¿hacéis el mismo ruido de danzas ahora que cuando a Baco en sus fiestas en las casas de Altea le hacíais procesión moviéndolos al son de las canciones de las liras?
Quiero hacer con mis estrofas copuleras unciones de cantatas y elegías confesas donde corran sus cadencias frescos himnos que derramen sus octavas redondillas en las odas madrigales de sus liras por un mundo renovado en mis delirios, Quiero matar la copla inútil y perecer en la sílaba inconsútil que ya no cante en suplicantes labios a aquella espina de los desagravios donde quedaron los acres resabios de una soneto vacuo y un romance fútil.
Con el fascismo, Italia se coloca a la cabeza de todos los países, el primero en impuestos, con el 25% sobre el ingreso individual; el mayor número de quiebras, 2.500 en un mes; el récord de las letras protestadas, 36.620 en el mes de diciembre de 1930; el récord de la deuda pública, 100 millones de liras; el déficit del presupuesto, el mayor descuento, 5,5% contra 5% en Alemania, 2,5% en Francia y en Inglaterra; en último lugar, la escala de salarios y el marasmo completo de la industria que desde la revalorización de la lira ha alcanzado la pérdida de todos los mercados exteriores.
Cantemos el oro, porque de él son las cuerdas de las grandes liras, la cabellera de la más tiernas amadas, los granos de la espiga y el peplo que al levantarse viste la olímpica aurora.