linfa

(redireccionado de linfas)
También se encuentra en: Sinónimos.

linfa

(Del lat. lympha < gr. nymphe, divinidad de las fuentes.)
1. s. f. FISIOLOGÍA Líquido coagulable y claro, casi transparente, y con una composición semejante a la del plasma sanguíneo, que circula desde los vasos capilares a los tejidos para recoger sustancias grasas segregadas por las células y volver a través de los vasos linfáticos a la sangre de las venas.
2. MEDICINA Virus preparado de modo conveniente para ser inoculado como vacuna. vacuna
3. literario Agua limpia y cristalina.

linfa

 
f. anat. y zool. Líquido coagulable, casi incoloro, débilmente alcalino, que corre por los vasos llamados linfáticos. Está formado por líquido al que se añaden linfocitos, sales, proteínas, urea y fibrinógeno.
poét.Agua (líquido).

linfa

('limfa)
sustantivo femenino
líquido incoloro de la sangre que participa de los cambios nutritivos la linfa no tiene color alguno
Sinónimos

linfa

sustantivo femenino
agua.
Linfa es término literario.

linfa:

jugosecreción, serosidad, humor, acuosidad,
Traducciones

linfa

limfa

linfa

lymph

linfa

linfa

linfa

Lymphe

linfa

lymphe

linfa

linfa

linfa

chłonnych

linfa

лимфните

linfa

mízní

linfa

lymfeknuder

linfa

リンパ節

linfa

림프

linfa

lymfa

linfa

SFlymph

linfa

f. lymph, clear fluid found in lymphatic vessels.

linfa

f lymph
Ejemplos ?
Desea él tenido ser, 450 pues cuantas veces, fluentes, hemos acercado besos a las linfas, él tantas veces hacia mí, vuelta hacia arriba, se afana con su boca.
Lánzalos: y aunque sea solamente porque las aguas de tu corran, hazlos correr, que en sus corrientes linfas ha de aplacar su sed más de una boca.
Si para ti de corazón no habían sido los matrimonios nuestros, porque te aterraban los preceptos de tu antiguo padre, aún y así, pudiste a vuestras sedes conducirme, 160 quien a ti con gozoso esfuerzo te sirviera como esclava tus cándidas plantas acariciando con claras linfas, o con purpúrea veste cubriendo el lecho tuyo.
Los pantanos y las tembladeras, besaban con su quietud solemne las plantas doloridas, lamiendo sus desgarraduras. En tanto que sus linfas retrataban la laxitud de esos hombres.
«Mirad: la primavera -dijo Platón- con sus templadas lumbres ya de la azul esfera bajó de Grecia a las desiertas cumbres; ya de las urnas de los sacros ríos brotó el caudal sonoro, y en los valles umbríos, cabe las fuentes, las risueñas ninfas danzan en raudo coro, sus pies mojando en las fugaces linfas.
A datar de aquella época remota, un bracmín vela constantemente en el muro de la gruta, dirigiendo sus oraciones al dios para que conserve las maravillosas virtudes en que, según una venerable tradición, abunda las sagradas linfas.
La fuente refleja cosas Que nunca el pincel alcanza: Movimiento de dos globos Que un suspiro sube y baja, Cabellos que por su peso Por el cuello se desmayan Los grillos de perlas dejan Y las cárceles de gasa Y unos ojos con tal fuego Que las linfas, por su causa, Si bullen es que se queman, Murmuran porque se abrasan.
Pienso que á orillas del raudal velado Por grupos de jazmines y palmeras, Púdica virgen de esmeraldas ciñe Su negra y abundante cabellera; Y acaso el homicidio sangre humana A los cristales de tus linfas mezcla, Y al odio y al amor indiferente Confunde sus despojos tu corriente.
De patrias antiguas allá de otros mundos las linfas corrientes vehículo son, que al nuevo universo recuerdos profundos, por siempre indelebles le da en tradición.
(Os ruego no me tachéis de apasionado porque CERVANTES me haya dedicado muchas de sus bellas páginas.) Si en la extremada pobreza, engendradora del hambre, la miseria y las desgracias, que al infeliz de contínuo acosan, un humilde hijo mío ha sabido elevar hasta mi sus cantos y armonizar sus acentos, al ofrecerme un tributo mucho más bello y precioso que mi carro reluciente é indómitos caballos; si en la hedionda mazmorra, funesto encierro para mi alma que á volar aspira, su bien cortada pluma supo verter raudales de deslumbradora poesía, mucho más agradables y ricas que las linfas del dorado Pactolo, ¿por qué le hemos de negar la superioridad y no darle la victoria cuál á ingenio el más grande que los mundos vieron?
Dentro las claras linfas del río, de cristal miro un palacio: cerniendo están sus ninfas en cribas de esmeralda, oro y topacio; y entre ellas el sagrado numen está del río, muellemente en la urna reclinado, ceñida de limosa alga la frente...
¡Espantoso el temblor, que de improviso cambia el curso a las linfas, y despeña la roca y el alud, y agrieta el piso, y torna el pobre hogar montón de leña!