linfa


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con linfa: plasma, linda

linfa

(Del lat. lympha < gr. nymphe, divinidad de las fuentes.)
1. s. f. FISIOLOGÍA Líquido coagulable y claro, casi transparente, y con una composición semejante a la del plasma sanguíneo, que circula desde los vasos capilares a los tejidos para recoger sustancias grasas segregadas por las células y volver a través de los vasos linfáticos a la sangre de las venas.
2. MEDICINA Virus preparado de modo conveniente para ser inoculado como vacuna. vacuna
3. literario Agua limpia y cristalina.

linfa

 
f. anat. y zool. Líquido coagulable, casi incoloro, débilmente alcalino, que corre por los vasos llamados linfáticos. Está formado por líquido al que se añaden linfocitos, sales, proteínas, urea y fibrinógeno.
poét.Agua (líquido).

linfa

('limfa)
sustantivo femenino
líquido incoloro de la sangre que participa de los cambios nutritivos la linfa no tiene color alguno
Sinónimos

linfa

sustantivo femenino
agua.
Linfa es término literario.

linfa:

jugosecreción, serosidad, humor, acuosidad,
Traducciones

linfa

limfa

linfa

lymph

linfa

linfa

linfa

Lymphe

linfa

lymphe

linfa

linfa

linfa

chłonnych

linfa

лимфните

linfa

mízní

linfa

lymfeknuder

linfa

リンパ節

linfa

림프

linfa

lymfa

linfa

SFlymph

linfa

f. lymph, clear fluid found in lymphatic vessels.

linfa

f lymph
Ejemplos ?
Ríen al son de la espuma, Hienden la linfa serena, Entre polvo cristalino Esponjan sus cabelleras, Y saben himnos de amores En hermosa lengua griega, Que en glorioso tiempo antiguo Pan inventó en las florestas.
¡Aguas del mar, estremecidas y desnudas, sangre purísima del Universo, linfa madre, plasma sagrado del cual llevamos todos, para poder vivir, una provisión en las venas!
Embebed bien vuestras raíces, porque el sol ha dispersado las nubes e inundará hoy los campos con una lluvia de fuego. Y las plantas, obedientes al consejo, alargaron por debajo de la tierra sus tentáculos y absorbieron con ansia la fresca linfa.
No hay a su paso impertinente estorbo Ni crece a su dintel adelfa amarga, Ni fiera alguna de talante torvo La linfa turba en su carrera larga: Torced por ella vuestro curso corvo Sobre el peñasco que el camino alarga, Hasta que vuestros rápidos cristales Rueden sobre los arcos imperiales, Surquen ¡oh fuentes!
En el cristal de sus ríos y en la linfa de arroyuelos murmurantes, juguetones, de agua fresca y limpio seno, el amarillento trigo y la vid buscan espejo; la amapola en él se mira, y le prestan sus reflejos las más olorosas flores con sus matices del cielo.
«Mal precedente es éste», dirán bellas y numerosas lectoras de tu periódico: hablar de las efemérides sociales sin contar con una sola belleza a quien dirigir la palabra, arguye ignorancia redonda de la topografía de los salones, de perspectivas matrimoniales y de un sinnúmero de capítulos de orden y buen gobierno, como es el de expedición de pasaportes para las expediciones de verano; de sanidad pública y particular, como el número de solicitudes de cédulas para zambullirse en las bañeras de Ontaneda, o el de vasos de charol en ajuste para beber la ferruginosa linfa de la fuente de la Salud.
Fue una clara tarde del lento verano... Tú venías solo con tu pena, hermano; tus labios besaron mi linfa serena, y en la clara tarde dijeron tu pena.
La clara luna se mira del mar en la linfa pura, y apenas lla onda murmura y el aura apenas suspira: todo en paz yace sumido, y del universo dueño, vierte su bálsamo el sueño y su benéfico olvido.
Azules y tranquilos cual los cielos, lagos miré de transparencia rara, y en lecho de oro y perlas arroyuelos de pura linfa como el aire clara; el agua que al cristal da aquí más celos, si a aquélla la memoria la compara, con desdén la memoria la desecha, cual por arte imperfecto contrahecha.
La luz, maciza, sepulta pueblos en la arena parda, o descubre transitorio coral de rosas y dalias. Linfa de pozo oprimida brota silencio en las jarras.
Seguirás por su orilla, hasta que llegues A los biblinos montes, de do el Nilo Su veneranda y fecundante linfa Manda a la triangular tierra egipcíaca.
ajad del monte al escondido valle, Frescos arroyos, cristalinas fuentes, Que en esas rocas anchurosa calle Buscáis a vuestras rápidas corrientes, Y en un remanso recogido acalle Vuestra linfa sus ondas maldicientes, Porque sorbiendo el valle su frescura Cargue su espalda de eternal verdura.