Ejemplos ?
Pero, mujer al cabo, aunque tan digna y sincera como la que más, supo reprimir su naciente alegría, y dijo con simulada desconfianza y con entereza propia de un recato verdaderamente pudoroso: -¡Hay que reírse de las extravagantes condiciones que pone usted a la concesión de su no solicitado anillo de boda! ¡Es usted cruel en regatear al menesteroso limosnas que tiene la altivez de no pedir, y que por nada de este mundo aceptaría!
Y, en cuanto a lo cuarto, que por su Paternidad se advierte que será necesario se señale por parte de esta Ciudad algunas Caballerías de tierras de las que hay en este distrito, en que pueden tener alguna huerta de cacao y fruta y un hato de vacas para el regalo y sustento de la casa y que algunas `personas tomen a su cargo el pedir algunas mandas y limosnas para la dicha fundación...
Su Majestad, Dios le guarde, se ha servido de mandarme remita a Vuestra(s) Merced(es) la Cédula inclusa, para que Vuestra Merced pida las Comunidades y Personas Particulares que le pareciere de esa Ciudad, favorezcan con sus limosnas la fábrica de la Capilla que de nuevo se reedifica de la Milagrosa Imagen de Nuestra Señora de Atocha...
El autodenominado "vocal del Ejecutivo para el cumplimiento de los acuerdos de paz en Chiapas" se ha dedicado a provocar a nuestras tropas internándose a territorio zapatista con un helicóptero del IMSS y alentando, inútilmente, la división entre la población zapatista para que acepten las limosnas gubernamentales.
De suyo se adivina que la bendita prenda fué muy milagrera y que hizo caldo gordo a conventuales y capellán, con las limosnas y regalos de los agradecidos creyentes.
Desde los primeros tiempos encomendóse al padre Camacho la colecta de limosnas para terminar la fábrica de iglesia, convento y hospital; y tan activo y afortunado debió andar en el dcsempeño de la comisión, que en breve recogió sesenta mil pesos.
¿Cómo creerle si premia usted a uno de los acusados de encubrimiento, con la titularidad del manejo de la riqueza del subsuelo de la Nación? Veo que mantiene usted esa oficina gubernamental de limosnas, llamada Sedesol.
Al pueblo de México: Por último, hacemos un llamado a obreros, campesinos pobres, maestros, estudiantes, intelectuales progresistas y honestos, amas de casa y profesionistas, y a todas las organizaciones políticas y económicas independientes para que se unan a nuestra lucha en su medio y en todas las formas posibles hasta lograr la justicia y la libertad que todos los mexicanos anhelamos. ¡No entregaremos las armas! ¡Queremos justicia, no perdón o limosnas! Desde las montañas del Sureste Mexicano CCRI - CG del EZLN
Hay, además, otra cuestión: el campesino, desarraigado del campo, se mueve hacia las ciudades en la esperanza de vivir aunque sea de limosnas, abarata la mano de obra, hace que exista cada vez una oferta mayor de trabajo, y eso conspira contra los salarios de los trabajadores, porque a mayor oferta de trabajo menor salario.
El año que menos, podía decir por Navidades que había venido a dar, al cabo de los doce meses, sobre unos quinientos reales en varias partidas de a medio duro y tal, a doncellas desacomodadas y otras pobres gentes por ese estilo; porque, eso sí, era muy caritativo, y daba limosnas...
Durante un año viví cumpliendo con exactitud todos los deberes correspondientes a mi estado, orando, ayunando y socorriendo enfermos, dando limosnas hasta privarme de lo más indispensable.
Con ocasión de estas peticiones y probanzas, se nos da a conocer que Rodrigo de Arcos ayudaba con limosnas a los pobres y caminantes, y a los monasterios y religiosos no menos que a las personas piadosas y a las viudas.