limbo

(redireccionado de limbos)
También se encuentra en: Sinónimos.

limbo

(Del lat. limbus, extremidad de un vestido.)
1. s. m. RELIGIÓN Lugar, según la religión católica, adonde van las almas de los niños que mueren antes de ser bautizados y antes de tener uso de razón.
2. RELIGIÓN Lugar donde las almas de los santos y patriarcas esperaban la redención de la humanidad, según el Antiguo testamento.
3. Borde de cualquier cosa, en especial lista de adorno en la orilla de una prenda de vestir la falda del traje regional lleva un limbo de terciopelo en el bajo. orla, fimbria
4. ASTRONOMÍA Contorno luminoso del disco de un astro.
5. BOTÁNICA Lámina ancha de las hojas, sépalos o pétalos.
6. Placa o corona de los instrumentos de medida, en la que está grabada una escala con la que se miden los ángulos.
7. estar en el limbo coloquial Estar distraído, casi atontado ¿no me oyes?, estás en el limbo.

limbo

 
m. rel. Lugar donde las almas de los justos esperaban la redención del género humano por la venida de Cristo.
Borde de una cosa, esp. orla o extremidad de la vestidura.
Corona graduada que llevan los instrumentos para medición de ángulos.
Estar en el limbo. loc. fig.Estar distraído.
astron. Contorno aparente de un astro.
bot. Lámina o parte ensanchada y libre de las hojas, sépalos y pétalos.
catol. Lugar donde se consideraba que iban las almas de los muertos sin bautismo antes del uso de razón.
Sinónimos

limbo


estar en el limbo locución en las las nubes, estar en babia, en la la higuera, en la la inopia (col.), en los cabeza en los pies, tener la cabeza a las once.

limbo:

aureolaorla, halo, corona, contorno, ribete,
Traducciones

limbo

blade, limbo

limbo

limbo

limbo

Limbo

limbo

limbo

limbo

limbo

limbo

SM
1. (Bot, Mat) → limb
2. (Rel) → limbo
estar en el limbo (Rel) → to be in limbo; (= estar distraído) → to be miles away

limbo

m. limbus, the edge or border of a part;
___ de la córnea___ cornea.
Ejemplos ?
Deja marchar a este hombre encadenado por tu impura seducción; no sigas atrayéndole fuera del círculo de su vida, que Dios ha medido; vuelve a los limbos del paganismo con tus amantes asiáticos, romanos o griegos.
Las más externas no engruesan, se secan constituyendo túnicas de protección. En invierno los limbos foliares mueren y queda el bulbo bajo tierra.
¡Bajad el aliento, y si el antebrazo baja, si las férulas suenan, si es la noche, si el cielo cabe en dos limbos terrestres, si hay ruido en el sonido de las puertas, si tardo, si no veis a nadie, si os asustan los lápices sin punta; si la madre España cae -digo, es un decir- salid, niños del mundo; id a buscarla!…
¡Calor de fragua a un lado; al otro frío! ¡Lamentos de la máquina, espantosos, que agregan el terror y el desvarío a todos estos limbos misteriosos!...
Mas aunque sabía que un asa de puchero bastaba al arqueólogo genial para reconstruir un arte enterrado en los limbos del olvido, como en su modestia no se tenía por genio, prefería dos asas a un asa sola –cuantas más asas mejor– y prefería el puchero todo al asa sola.
Eran los niños que salían cada noche de los limbos y que andan errantes sobre la tierra en espera de que algún cristiano quiera ser su padrino de bautismo, para que puedan entrar en el paraíso.
Están divididos de 0 a 360 grados sexagesimales, o de 0 a 400 grados centesimales. En los limbos verticales se pueden ver diversas graduaciones (limbos cenitales).
Los limbos son discos graduados, tanto verticales como horizontales. Los teodolitos miden en graduación normal (sentido dextrógiro) o graduación anormal (sentido levógiro o contrario a las agujas del reloj).
Su primera novela, Viernes o los limbos del Pacífico (Vendredi ou les limbes du Pacifique), fue merecedora del Gran Premio de Novela de la Academia Francesa, mientras que con su segunda obra, El Rey de los Alisos, ganó el Premio Goncourt.
Los topógrafos utilizaban instrumentos para el replanteo de las vías romanas como La Dioptra, instrumento compuesto por dos limbos graduados, uno vertical y uno horizontal.
Tournier contribuyó a la fundación de los Encuentros Internacionales de Fotografía de Arlés. En 1967 Tournier publicó su primera novela, Viernes o los limbos del Pacífico (Vendredi ou les limbes du Pacifique).
Hojas con vainas reticuladas, glabras; cerdas comúnmente de hasta 5 cm; limbos linear lanceolados, ascendentes, de hasta 5-18 cm x 7-18 mm, acuminados en el ápice y redondeados en la base, con márgenes escábridos.