licio

(redireccionado de licias)

licio, -cia

 
adj.-s. De Licia.
Ejemplos ?
Clitofón: Te han referido exactamente, Sócrates, lo que he dicho de ti a Licias; si en unas cosas te he censurado, también te he alabado en otras, y como veo en claro, que a pesar de tu aire de indiferencia estás incomodado conmigo, seria conveniente, ya que estamos solos, repetirte lo mismo que he dicho, y te desengañarás de que no soy injusto para contigo.
ócrates: Clitofón, hijo de Aristonimo, me han dicho hace un instante, que en una conversación que has tenido con Licias, has criticado las discusiones filosóficas de Sócrates, y puesto en las nubes las lecciones de Trasimaco.
295 Él incluso a las licias ciudades, y a Licia cercanos, los carios llega: ve aquí un pantano, de una linfa diáfana hasta el profundo suelo.
Lleguéme a él y le conduje solícito a las murallas de Feneo; luego, al separarnos me dio una soberbia aljaba llena de saetas licias y una clámide recamada en oro, a más de dos áureos frenos, que ahora posee mi hijo Palante.
Homero en la Ilíada parece referirse a dos Licias (en II.876-77, V.479): Sarpedón es un dirigente de la "lejana Licia" mientras en II.824ff.
El Letoon no era una ciudad, sino un santuario administrado por el conjunto de las ciudades licias en el marco de la confederación licia.
Además, las inscripciones licias tan sólo reflejan las prácticas de los individuos mejor situados socialmente (es decir, aquellos capaces de erigir una inscripción), por lo que, se ha postulado, que las pruebas existentes no permiten rechazar definitivamente las afirmaciones de Heródoto.
Tras la absorción romana, el cristianismo penetró en tierras licias, y en el siglo IV, Mira tuvo como obispo a Nicolás de Mira, también conocido en occidente como Nicolás de Bari, o simplemente como San Nicolás, quien en su afán por erradicar el paganismo, ordenó demoler varios de los edificios más representativos del culto antiguo, incluyendo el templo de Artemisa.
Sin embargo, autores más modernos han destacado que el matrilinaje que describe Heródoto no implica necesariamente matriarcado, y que se puede afirmar con certeza que la sociedad licia nunca fue matriarcal. Más aún, las inscripciones licias atestiguan, en contradicción de lo que afirmaba Heródoto, el uso generalizado de patronímicos.
El particular papel que las fuentes clásicas dan a las mujeres licias fue uno de los pilares de la teoría del matriarcado postulada por Johann Jakob Bachofen en 1861.