ley de Lenz

Lenz, ley de

 
electromag. Al variar el flujo de inducción que atraviesa un circuito cerrado, aparece una fuerza electromotriz directamente proporcional a la variación del flujo y en el que la intensidad de corriente producida tiende a oponerse a dicho flujo.
Ejemplos ?
De acuerdo con la ley de Lenz, la fuerza electromotriz tiende a oponerse a la causa que la genera, es decir, que en el caso que nos ocupa tenderá a frenar el rotor.
El voltaje inducido (o de inducción) en un circuito cerrado es igual a la variación del flujo de inducción phi, del campo magnético que lo atraviesa en la unidad de tiempo, lo que se expresa por la fórmula V ε - frac Delta Phi Delta t,!).: Cuando los cambios en el flujo son infinitamente pequeños y suceden en intervalos de tiempo también infinitamente pequeños tenemos que la Ley de Faraday es:: V ε = frac d Phi dt,!: Y por consiguiente la Ley de Lenz queda como:: V ε = - frac d Phi dt,!
El flujo magnético (Φ) a través de cada espira de las bobinas que constituyen el inducido tiene por valor el producto de la intensidad de campo (B), por la superficie de la espira (s) y por el coseno del ángulo formado por el plano que contiene a esta y la dirección del campo magnético (cos φ), por lo que el flujo en cada instante será: Como por otra parte tenemos que siempre que se produce una variación del flujo magnético que atraviesa a una espira se produce en ella una fuerza electromotriz (E) inducida cuyo valor es igual a la velocidad de variación del flujo, por tanto tendremos que, El signo menos delante de E expresa que, según la ley de Lenz, la corriente inducida se opone a la variación del flujo que la genera.
a ley de Lenz para el campo electromagnético relaciona cambios producidos en el campo eléctrico en un conductor con la variación de flujo magnético en dicho conductor, y afirma que las tensiones o voltajes inducidos sobre un conductor y los campos eléctricos asociados son de un sentido tal que se oponen a la variación del flujo magnético que las induce.
En vigor el voltaje inducido se mide en unidades de voltios y causa la separación de carga. Ley de Faraday Ley de Lenz Diferencia de potencial Voltio Newton Unidades eléctricas
Aunque estos materiales no se verán atraídos por el campo magnético permanente del imán primario, reaccionarán a cualquier cambio en el campo magnético estático oponiéndose a este cambio, según la ley de Lenz.
Desde finales del siglo XVIII diversos científicos formularon leyes cuantitativas que relacionaban las interacciones entre los campos eléctricos, los campos magnéticos y las corrientes sobre conductores. Entre estas leyes están la ley de Ampère, la ley de Faraday o la ley de Lenz.
La ley de Faraday nos habla sobre la inducción electromagnética, la que origina una fuerza electromotriz en un campo magnético. Es habitual llamarla ley de Faraday-Lenz en honor a Heinrich Lenz ya que el signo menos proviene de la Ley de Lenz.
El signo negativo explica que el sentido de la corriente inducida es tal que su flujo se opone a la causa que lo produce, compensando así la variación de flujo magnético (Ley de Lenz).
La primera indica que el rotacional de un campo eléctrico es igual a la tasa de variación de la densidad del flujo magnético, con signo opuesto debido a la Ley de Lenz; la segunda indica que el rotacional de un campo magnético es igual a la suma de la densidad de corrientes y la derivada temporal de la densidad de flujo eléctrico.
En ella se asume que: el plasma se trata como un fluido homogéneo; el plasma es un conductor perfecto, por lo que posee una conductividad eléctrica infinita: el plasma tiene una viscosidad nula. En la MHD ideal, la ley de Lenz hace que el fluido esté íntimamente atado a las líneas de campo magnético.
Aplicando la Ley de Biot-Savart que relaciona la inducción magnética, B(t), con la causa que la produce, es decir, la corriente i(t) que circula por el solenoide, se obtiene que el flujo magnético Φ(t) que abarca es igual a:: phi(t) mu_o cdot cdot i(t) cdot S = mu_o cdot cdot i(t), Si el flujo magnético es variable en el tiempo, se genera en cada espira, según la Ley de Faraday, una fuerza electromotriz (f.e.m.) de autoinducción que, según la Ley de Lenz, tiende a oponerse a la causa que la produce, es decir, a la variación de la corriente eléctrica que genera dicho flujo magnético.