levantisco

(redireccionado de levantiscos)
También se encuentra en: Sinónimos.

levantisco, a

(Derivado de Levante.)
adj./ s. Que es de esta región española.

levantisco, a

(Derivado de levantar.)
adj. Que es inquieto o rebelde tiene un carácter levantisco. rebelde sumiso

levantisco, -ca

 
adj. De genio inquieto y turbulento.
Traducciones

levantisco

turbulent

levantisco

ADJ [persona] → rebellious; [país] → turbulent, troubled
Ejemplos ?
Recluido en sus feudos andaluces, verá cómo los torreones de su castillo de Montilla serán desmochados, como los de muchos otros nobles levantiscos.
Vino de aquí el bautizar á los levantinos con el mote de levantiscos y i or generalización se llamó y llama levantisco al sujeto de ánimo alborotador, quisquilloso y tumultuario.
Autor: Cuando los gobiernos temen alguna convulsión política o social, suscitan discordias internacionales o fingen creer en los propósitos bélicos de sus vecinos. Invocando el amor a la patria, arrojan una ducha helada sobre el calor tórrido de los más levantiscos.
Vueltos a esta Plaza, sin duda más endurecidos en la tarea militar pero no menos indisciplinados y levantiscos que antes, se les ve pasar inadvertidos, cumpliendo trabajos de pura rutina hasta enero de 1848.
Por lo demás, si hay algo de cierto en el mordaz proverbio que dice: Al andaluz hacedle la cruz, y al cordobés de manos y pies, bien puede afirmarse que no reza con las mujeres; antes son víctimas las pobrecitas de lo levantiscos, alborotados y amigos de correrla que son generalmente los maridos.
Que los descendientes de ellos, en América, seamos también por excelencia levantiscos, cualidades (y no del caso de- cir si buena ó mala) que traemos en la masa de la sangre.
Y no va más adelante todo lo que sobre levantiscos de antaño he alcanzado á saber; que, en cuanto á los de hogaño, tela, y no escasa, tendría en que ocupar las tijeras.
Para hacer pendant con él relato que usted reproduce del levantisco de Belmonte Bermúdez, vea lo que de otros dos le- vantiscos refiere un historiador:— «Cuéntase del segundo virrey del Perú, don Antonio de Mendoza, marqués de Mondéjar, que í gobernó desde Septiembre de 1551 hasta Julio de 1552 en que falleció, que habiendo un capitán acusado á dos españoles de levantiscos por vivir entre indios, alimentándose de la caza y elaborando pólvora, dijo el virrey:— Esos delitos merecen más í bien gratificación que castigo; porque vivir dos españoles entre 'indios y hacer i ólvora para comer de lo que con sus arcabuces matan, no sé qué delito sea, sino mucha virtud y ejemplo dig- no de imitarse.
El caudillo demócrata fue apresado y sometido a juicio por su actuación durante la guerra con Chile, y aunque el proceso fue abandonado, permaneció preso por sus antecedentes levantiscos.
Lo que sabemos es que el imperio romano sometió a cántabros y astures, y nos cuentan que construyeron una calzada, para comunicar la zona de Riaño con la de Ponga, que pasaba por el puerto de Ventaniella, de la cual parecen quedar restos en las bajadas del puerto hacia las dos vertientes. Estos pueblos de la montaña siguieron siendo levantiscos y aguerridos con los visigodos.
El 16 de octubre de ese mismo año, las fuerzas sajonas del duque y rey Otón I de Alemania y sus aliados (entre ellos, la tribu de eslavos todavía paganos de los rani) derrotaron a los eslavos obodritas y a sus aliados paganos wendos en la batalla de Recknitz, que se habían levantado intentando aprovechar las dificultades de Otón con los magiares y los nobles levantiscos.
Estos dos últimos cargan las tintas en la impericia militar del rey monje, frente al primero, que solo da cuenta del desacato de los levantiscos nobles.