letrilla

(redireccionado de letrillas)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con letrillas: estribillo, oda, soneto

letrilla

1. s. f. POESÍA Composición poética de versos cortos a la que se suele poner música.
2. POESÍA Composición poética dividida en estrofas, con un estribillo breve que recoge el pensamiento general de la composición, y que se repite después de cada estrofa.
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

letrilla

 
f. Composición poética de versos cortos que suele ponerse en música.
lit. Composición poética de arte menor en la que, al final de cada estrofa, se repite un mismo pensamiento, expresado en un estribillo.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.
Ejemplos ?
Otras obras suyas son Verses written on the Alameda at Ampthill Park (1827), Appeal for the injured African (1833), y Verses written in the portico of the temple of liberty at Woburn Abbey, on placing before it the statues of Locke and Erskine, in the summer of 1835 (1836), pero la mayoría de sus poemas están dispersos por las revistas de la época, entre ellos traducciones de versos de Francisco de la Torre, letrillas de Luis de Góngora y la Canción a las ruinas de Itálica de Rodrigo Caro.
Examinó y juzgó con severidad la realidad peruana a través de sus comedias y artículos costumbristas; entre estos últimos es más celebrado y recordado el titulado Un viaje, más conocido como El viaje del niño Goyito. En poesía destacan sus letrillas y epigramas, siendo las más reproducidas: "La jeta del guerrero" y "A mi hijo en sus días".
intercalándose textos líricos del carácter más variado: letrillas satíricas "Al amor", "Al Mundo", décimas, sonetos, odas, traducciones de textos clásicos, canciones solemnes "A la Muerte" y hasta un poema heroico completo "A la Nada", que exaltó José de Valdivielso en una de las "Aprobaciones" de la obra.
Según observación del crítico Jorge Cornejo Polar, su obra costumbrista (comedias, letrillas y artículos de costumbres) se concentra en su período de juventud (entre 1829 y 1840); luego, ya maduro, se dedicó a producir exclusivamente lo que denominó como “poesía cívica”, donde su amor hacia el Perú se manifiesta en dos tipos de textos: aquellos donde elogia a la patria y manifiesta su deseo de servirla, y aquellos donde censura las prácticas políticas, proponiendo cambios.
Apareció al poco tiempo Lima contra El Espejo de mi tierra, que contaba con la colaboración de Manuel Ascencio Segura, el otro escritor fundamental de esa época. Sin firmarlas, Pardo y Segura intercambiaron letrillas satíricas, uno contra otro, para deleite de sus lectores.
Derivados son el ya citado "gachupinato" y "cachopinito", usado por Góngora en una de sus letrillas como epíteto para el Niño Jesús: «Mi padre es de los Cachopines de Laredo», 1559, Jorge de Montemayor, La Diana.
Son habituales las canciones populares, generalmente entonadas en grupo, pudiendo igualmente aprovecharse para rondar a las jóvenes de la localidad. En algunos lugares se acompañan los cantos con bailes tradicionales o letrillas que reflejan la actualidad.
Los viejos temas pretangueros del siglo XIX, como "Concha sucia" (luego rebautizada "Cara sucia") y "Bartolo", tenían letrillas picarescas, muchas veces de tono sexual, que podían acompañar eventualmente la ejecución, pero con puro sentido festivo, sin vocación artística.
La flor de Castilla (Historieta) Partes I a III. Tomo II: La flor de Castilla, IV parte. La vega de Toledo (Poesías). Letrillas. Cantos lúgubres.
Escribió poesía lírica de tono popular y callejero (sátiras, letrillas, romances, coplas de ciego, leyendas), novelas históricas y dramas románticos y colaboró en la prensa demócrata de su época.
Frente a la monótona repetición neoclásica de letrillas y canciones, se proclamó el derecho de utilizar todas las variaciones métricas existentes, de aclimatar las de otras lenguas y de innovar cuando fuera preciso.
Sin embargo, a pesar de que los tangos, durante todo ese período de transformación que llevó a su nacimiento, siempre se cantaron y recibieron letrillas, la composición de letras enhebradas con la música tanguera y el desarrollo de un estilo de canto tanguero, debió esperar casi dos décadas más.