leproso

(redireccionado de leprosos)
También se encuentra en: Sinónimos.

leproso, a

adj./ s. MEDICINA Que padece lepra.

leproso, -sa

 
adj.-s. Que padece lepra.
Sinónimos

leproso

, leprosa
adjetivo y sustantivo
lazarino, lazaroso, elefancíaco, gafo.
Lazarino se utiliza si es de lepra que encorva los dedos.
Traducciones

leproso

leper, leprous

leproso

الأبرص

leproso

spedalsk

leproso

leper

leproso

ハンセン病

leproso

/a
A. ADJleprous
B. SM/Fleper

leproso-a

m., f. leper, person suffering from leprosy.
Ejemplos ?
Tú que, aun a los leprosos, a los parias malditos Enseñas por el amor el gusto del Paraíso, ¡Oh, Satán, apiádate de mi larga miseria!
8 Y como los leprosos llegaron á las primeras estancias, entráronse en una tienda, y comieron y bebieron, y tomaron de allí plata, y oro, y vestido, y fueron, y escondiéronlo: y vueltos, entraron en otra tienda, y de allí también tomaron, y fueron, y escondieron.
2º La formación de una leprosería común a las cuatro provincias donde asistir ventajosa y económicamente a todos los infortunados enfermos (tenemos 166 leprosos declarados y seguramente muchos más ocultos) lejos de las capitales y en aislamiento seguro, buscando en los potentes recursos higiénicos la extinción de tan triste enfermedad, vergonzosa para el país, que todavía no ha sabido redimirse de ella.
12 Y entrando en una aldea, viniéronle al encuentro diez hombres leprosos, los cuales se pararon de lejos, 13 Y alzaron la voz, diciendo: Jesús, Maestro, ten misericordia de nosotros.
Se arremolinan en bandadas; se dispersan como pétalos de rosa que se deshojase en el aire; giran, febricitantes de amor, para posarse luego donde quiera que agonicen los mortales. Vuelan de los apestados a los leprosos, del lazareto al cobertizo del campo, donde perece el aislado.
Tú no conoces el espanto de las islas de leprosos, el domicilio polar de los donjuanescos osos, la magnética bahía de los deliquios venéreos, las garzas ecuatoriales cual escrúpulos aéreos, y por ello ante el Señor paralizas tu experiencia como el olor que da tu mejor flor.
Figúrese que no eran tan solamente los Peraltas, sino todos los lisiaos y leprosos, que se habían apoderao de los cuartos y de los corredores de la casa "convidaos por el sangre de gusano", como decía la hermana.
los ciegos ven y los cojos andan, los leprosos quedan limpios y los sordos oyen, los muertos resucitan y se anuncia a los pobres la Buena Nueva; 11.6.
También había muchos leprosos en Israel en tiempos del profeta Eliseo, y ninguno de ellos fue curado, sino Naamán, el sirio." 28.
Contestó, pues, a los mensajeros: "Vuelvan y cuéntenle a Juan lo que han visto y oído: los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos quedan limpios, los sordos oyen, los muertos se despiertan, y una buena nueva llega a los pobres.
De camino a Jerusalén, Jesús pasaba por los confines entre Samaría y Galilea, 12. y al entrar en un pueblo, le salieron al encuentro diez leprosos.
Siguió siempre lavando sus leprosos, asistiendo sus enfermos, y siempre con su sangre de gusano, como si fuera el más pobrecito y el más arrastrao de la tierra.