leonina

leonina

s. f. MEDICINA Lepra que da a la piel del enfermo el aspecto de la de un león.
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.
Traducciones

leonina

leontiasi
Ejemplos ?
Limitas con La Paloma que es calle más bullanguera que a la catedral asoma. ¡Oh, Catedral, Catedral! ¡Oh bella y pulcra leonina! ¡Oh, maravilla inmortal de todas las maravillas!
Sólo dos mamíferos nativos crían en estas islas: el lobo marino subantártico (Arctocephalus tropicalis) y el elefante marino meridional (Mirounga leonina).
El elefante marino del sur (Mirounga leonina) de las aguas de la Antártida y subantárticas es el mayor de todos los carnívoros, con machos adultos alcanzando una longitud máxima de 6 a 7 metros y un peso máximo de 5.000 kilogramos.
Existe extensa destrucción de tejidos, como por ejemplo cartílago nasal y orejas, apareciendo en fases avanzadas la típica "facies leonina", caracterizada por múltiples nódulos o lepromas diseminados en la cara y pabellones auriculares, pómulos pronunciados debido a la infiltración reactiva inmunológica y caída de la cola de las cejas.
Antonio Gala escribió sobre Juan Talega tras presenciar una de sus actuaciones:"Juan Talega, con su 'facies leonina' de leproso milenario, estaba allí, en escena, acorralado, falseado, limpiándose la esfinge reseca que tenía por cara con un pañuelo grande.
Sintió la vocación al sacerdocio desde muy temprano en su vida, por lo que fue enviado al Pontificio Colegio Leonina en Roma en 1958, y estudió filosofía y teología en la Pontificia Universidad Gregoriana.
Ex osa leonina (De la rosa del león): Honorio IV (1285-1287) de la familia Savelli, cuyas armas constan de una rosa llevada por dos leones.
Era de ánimo esforzado, hábil diplomático, caballero, y generoso sin igual; amable y afectuoso, pasaba de la dulzura melancólica a la cólera leonina.
Posteriormente participó con el Colonial Office en la expedición Discovery Investigations de 1924 a 1929, durante la cual estudió la biología de las ballenas y los elefantes marinos del sur (Mirounga leonina) en la isla subantártica de Georgia del Sur.
Hasta ahora se desconoce el plano de origen de varios de ellos. Ajani Melena Dorada está dividido entre su ferocidad leonina y su sentido de justicia.
Existían dos textos con algunas pequeñas variantes. Gy usó el que se encontraba en la biblioteca del papa Bonifacio VIII y fue este texto el que pasó a la edición crítica leonina.
Entre los pinnípedos presentes en las islas cabe citar el lobo marino subantártico (Arctocephalus tropicalis) y el elefante marino meridional (Mirounga leonina), aunque su número se ha visto reducido enormemente.